Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

jueves, 12 de julio de 2012

Mace Windu


MACE WINDU


Un Jedi tan respetado como el Maestro Yoda, Mace Windu era uno de los miembros permanentes del Alto Consejo Jedi. Su sabiduría y experiencia eran legendarias y sus palabras tenían un gran peso.
En los últimos años de la República, Windu pasaba la mayor parte de su tiempo en el Templo Jedi de Coruscant. Con regularidad se reunía con Yoda y los otros miembros del consejo meditando sobre la naturaleza de la Fuerza y los asuntos de los Caballeros Jedi.
Windu estaba bien instruido en la filosofía e historia Jedi. Él conocía la antigua profecía del elegido el cual traería el equilibrio a la Fuerza.  Cuando el Maestro Jedi Qui-Gon Jinn trajo ante el Consejo a un presunto candidato que cumplía la profecía, Windu tuvo dudas. Con reservas accedió a que el niño Anakin Skywalker, hiciese las pruebas para ver su potencial Jedi.
Aunque Anakin tenía el más alto nivel de midi-clorianos y mostraba un gran potencial, el Consejo y Windu decidieron que no sería entrenado. Era demasiado mayor para empezar la vida de un Jedi. Después de la muerte de Qui-Gon Jinn el Consejo cambió su primera decisión y dio permiso a Obi-Wan Kenobi para entrenar a Anakin.
Windu, un diplomático por naturaleza, creía más en el poder de las palabras que de la acción. Pero la galaxia se encontraba sumida en una creciente disgregación debida al avance de un poderoso movimiento secesionista y él empezaba a cuestionarse algunas de sus más firmes creencias.
Creía que era imposible que  el líder de los separatistas, el antiguo Jedi Conde Dooku, pudiese estar detrás de los focos de violencia que estaban surgiendo por toda la galaxia. Ese tipo de agresiones no iban con su forma de ser, razonaba Windu. Cuando un informe del Caballero Jedi Obi-Wan Kenobi reveló que los separatistas se estaban preparando para la guerra, Windu comprendió que el momento para las negociaciones ya había pasado. Y aunque le recordó al Canciller Supremo que los Jedi eran guardianes de la paz y no soldados, cuando las Guerras Clon estallaron, los Jedi se vieron convertidos en los líderes de los pelotones de los soldados clon en la batalla.
Un cambio tan radical como este preocupó al Maestro Windu, pues había sucedido muy repentinamente y la típica paciencia Jedi no estaba preparada para ello. Algo nublaba el futuro y la conexión con la Fuerza se estaba debilitando. No cabía la menor duda de que existía un lord del Sith en algún lugar de la galaxia pero ¿podía este oscuro villano traer el desequilibrio a la Fuerza?
En el primer combate en Geonosis, Windu llegó a la cabeza de un ejército de soldados clon junto con una fuerza de ataque Jedi. Él estaba allí para liberar a los Jedi apresados por el Conde Dooku. En la batalla que sobrevino, Windu se enfrentó al pistolero contratado por Dooku, el caza-recompensas Jango Fett. Aunque Jango Fett se había demostrado mortal ante otros Jedi, no era rival par Windu. El Maestro Jedi rechazó repetidamente los ataques de Jango y enseguida decapitó al cazador con su sable de luz. Después se dirigió al campo de batalla para dirigir a los soldados clon. Sería uno de los pocos Jedi que volvieron ilesos de ese primer enfrentamiento... al menos físicamente. Su espíritu sufriría durante los años siguientes.
Aunque los Jedi eran los leales protectores de la galaxia, comandando a los clones en los campos de batalla, Windu no estaba seguro de la dirección de la República. Al continuar la guerra año tras año, el Canciller Supremo Palpatine amasó más poder político modificando la Constitución Galáctica en nombre de la seguridad. Un precavido Windu empezó a desconfiar de Palpatine y temía que el Canciller hiciese un movimiento para tomar el control del Consejo Jedi.
El primer paso aparente en esta dirección fue el nombramiento de un representante personal en el Consejo Jedi. El Canciller pidió que Anakin Skywalker, su amigo más próximo fuese nombrado para el puesto. El Consejo sorprendentemente aceptó. Esperaban utilizar a Anakin como conducto de información que se enterase de los planes del Canciller. Era una decisión difícil, indicadora de los agitados tiempos que corrían. Windu tenía profundas reservas, sentía que era muy peligroso que Anakin y Palpatine estuviesen tan próximos.
Sus preocupaciones estaban justificadas. El Canciller Palpatine era, de hecho, Darth Sidious, el Lord Sith que había escapado de la percepción de los Jedi durante todo este tiempo. Fue Anakin Skywalker el que lealmente llevó las noticias de su descubrimiento a Windu, aunque el Maestro Jedi no confiaba completamente en el joven Jedi.
Mace formó un equipo con los más diestros guerreros Jedi, Saesee Tinn, Agen Kolar y Kit Fisto, para detener al Canciller. Aunque Skywalker deseaba acompañar a Windu, el Maestro Jedi se lo prohibió. Ordenó a Skywalker que permaneciese en la Cámara del Consejo hasta que el asunto se solucionase.
Los Jedi fueron hasta la oficina más privada de Palpatine. Mace trató de arrestar al Canciller, pero Palpatine entró en acción. Blandiendo un sable láser, Palpatine abandonó el disfraz de amable político y emergió el mortal Lord Sith. Sidious rápidamente mató a Tinn, Kolar y Fisto y forzó a Windu a retroceder hasta la cámara principal de la oficina. En ese justo momento, Skywalker llegó desobedeciendo la orden directa de Windu.
Windu había desarmado a Sidious y había acorralado al traicionero Lord Sith en el alfeizar del gran ventanal del despacho. Temiendo que Sidious fuese demasiado poderoso para ser hecho prisionero, pues el Lord Oscuro aún tenía el control del Senado y los tribunales, Windu se movió para lanzar un golpe mortal. Atrapado entre su lealtad a los Jedi y su necesidad de mantener vivo a Palpatine para completar su búsqueda del conocimiento que le permitiría preservar la vida de su amada, Anakin actuó. En un arrebato emocional, Anakin encendió su sable y amputó la mano de Mace que empuñaba el sable antes de que pudiese golpear a Palpatine.
Indefenso, Windu fue bombardeado por los rayos de luz lanzados como un torrente de mortal energía que manaban de las manos del Sith. Los rayos penetraron en el cuerpo de Mace iluminándolo desde el interior. El último relámpago lo levantó en el aire lanzándolo hacia los cielos de Coruscant, para ir a estrellarse en algún lugar del amplio paisaje de la ciudad.

UNIVERSO EXPANDIDO


Aunque era un miembro del Consejo Jedi desde los veintiocho años, esto no deslucía para nada su habilidad en la lucha o su buena voluntad en empresas arriesgadas o misiones peligrosas. Sus proezas eran legendarias y era fuente de inspiración   para  sus   compañeros  Jedi,
guiándolos con un ejemplo riguroso y una firme disciplina.
En su día Mace fue uno de los mejores espadachines de la Orden Jedi. Se decía que solo dos oponentes le habían vencido, Yoda y Dooku. Solo los más habilidosos Jedi podían ser maestros en la disciplina de combate Forma VII, la mortal técnica conocida como vaapad, debido a que su naturaleza agresiva atraía peligrosamente hacia el lado oscuro.
Entre sus misiones para la República mas conocidas cabe destacar una misión en Yinchorr para investigar la muerte de dos Jedi. También llevó a cabo una misión diplomática en Malastare, donde consiguió una tregua entre el grupo terrorista Iaro Rojo y el pueblo Lannik. Poco después descubrió una trama de comercio ilegal con animales en Nar-Shaddaa, en la que estaban involucrados perros Aak, unos mortales aunque apreciados depredadores del planeta natal de Windu, Haruun Kal.
Entre los numerosos aprendices de Mace destacaba la chalactana Depa Billaba. Bajo su diestra tutela, Billaba se convirtió en una destacada Jedi, que obtuvo el grado de Maestra y se ganó una plaza en el Consejo al lado de su antiguo maestro. Otro de sus padawan fue Echuu-Shen-Jon, un Jedi que logró sobrevivir a los tiempos oscuros.
Las Guerras Clon fueron un tiempo de prueba para Windu cuando tuvo que adoptar el nuevo papel de los Jedi como líderes militares. No todos los Jedi estaban de acuerdo con su posición de Generales en la guerra y un grupo de Jedi disidentes se apartó de la Orden. Cuando Mace fue a  parlamentar  con estos  disidentes  se
encontró metido en una trampa, la reunión era una tapadera de Asajj Ventress, una agente del Conde Dooku atacó a Windu. Aunque Asajj fue puesta fuera de combate y huyó, Mace comunicó esta nueva amenaza al Consejo Jedi. Era una evidencia más del aumento del poder del lado oscuro.
A los cuatro meses de haber empezado las Guerras Clon, Mace lideró a las tropas colon contra las fuerzas de la Confederación que se hallaban en Dantooine. Los Separatistas planeaban asegurar un punto de lanzamiento en Dantooine para defender el cercano planeta de Muunilinst y esperaban evitar que la República hiciese lo mismo. Las tropas de Mace fueron diezmadas por el terrible poder de un tanque sísmico e incluso quedó temporalmente desarmado en medio de la confusión de la batalla. Mace fue capaz de vencer las fuerzas droides y destruir el tanque.
A los seis meses del inicio de la guerra, Windu recibió un informe perturbador de que su antigua padawan, Depa Billaba, posiblemente se había vuelto loca en el frente de batalla de Haruun Kal. Él regresó a las inhóspitas junglas de su planeta natal para buscar a la Jedi y ver de primera mano los horrores de las Guerras Clon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario