Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

jueves, 12 de julio de 2012

Esquife


ESQUIFE

Los esquifes son vehículos de superficie utilizados para el transporte de carga y pasajeros.
Son unas simples plataformas que flotan gracias a los motores de retropropulsores que generan campos antigravitatorios. Jabba el Hutt utilizaba un esquife de 9,2 metros de largo para escoltar su gran barcaza. Un único piloto en la parte trasera del vehículo manipula un par de timones en forma de disco situado a cada uno de los lados de la nave. Para ayudar a manejar la carga dispone de rampas de carga y un poderoso electroimán para subir cargas pesadas.


UNIVERSO EXPANDIDO

Jabba empleaba una pequeña flota de esquifes de carga Ubrikkianos bantha II, llamados así en honor a las bestias de trabajo más robustas de la galaxia.
Los esquifes son vehículos repulsores utilitarios, fácilmente modificables para una amplía gama de usos industriales en diferentes entornos planetarios. El diseño básico del esquife se caracteriza por una  cubierta abierta con un control de mandos sencillo localizado en la parte posterior del vehículo. Un motor repulsor permite que la nave flote a unos 50 metros del suelo, mientras que las toberas de impulso desplazan la nave a velocidades próximas a los 250 Km/h. Un par de paletas de dirección le proporcionan maniobrabilidad.
Los esquifes son muy apropiados para transportar carga y se encuentran con frecuencia en almacenes y espacio-puertos por toda la galaxia. La mayor parte de los esquifes producidos en masa, poseen elevadores magnéticos retráctiles para subir módulos de carga a la cubierta de la nave. Cuando están a bordo del esquife, los módulos son retenidos por abrazaderas magnéticas y las tradicionales correas de carga. Un esquife normal puede transportar  más de cien toneladas de carga. De forma alternativa se pueden instalar más de dieciséis asientos en la  cubierta del esquife, transformando el vehículo en una nave de transito, transporte personal o nave de recreo.
La proliferación de los esquifes se debe, en parte, a su fácil uso: los esquifes pueden ser pilotados, incluso por trabajadores poco habilidosos, a menudo están pilotados por droides de trabajo. Los esquifes no son muy caros, permitiendo a los planetas más pobres comprar unos cuantos para uso público.
A menudo los esquifes deben modificarse a las condiciones locales, pero esta es una tarea muy sencilla. La modificación más común es la adición de una cubierta cerrada y una estación de conducción que protege a pasajeros y tripulación de los elementos.
Los esquifes acuáticos tienen pantallas de lluvia retráctiles y motores repulsares adaptados para cruzar océanos o ríos. Los esquifes del desierto, como los utilizados por Jabba el Hutt en Tatooine, están equipados con filtros de arena y sistemas de enfriamiento de motor mejorados.
Son malos vehículos de combate. Un bláster sencillo puede dañar fácilmente una paleta de dirección o el motor repulsor, haciendo el vehículo muy inestable. Un cambio repentino de peso o un giro brusco puede volcar un esquife dañado.
A pesar de los inconvenientes del esquife, el personal de Jabba utilizaba una flota de esquifes del desierto para saquear asentamientos cercanos, escoltar la barcaza el Hutt durante los cruceros de placer y las batallas contra señores del crimen locales. Estos esquifes del desierto están reforzados con un blindaje ligero y cañones láser portátiles. Jabba también ordenó que sus esquifes se equipasen con tablones extensibles; las fuerzas enemigas que “paseaban por el tablón” acababan normalmente en la garganta del poderoso Sarlacc. Sin embargo, tales modificaciones resultaron ser ineficaces contra Luke Skywalker y sus aliados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario