Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

martes, 1 de mayo de 2018

Porg

PORGS
La fauna de Ahch-To está particularmente adaptada para la vida marina. Los porgs son una especie de aves nativas y que se encuentran en todas las islas de Ahch-To.
Mientras Luke Skywalker se dedicaba a sus quehaceres diarios, los porgs lo observaban atentamente. La llegada de visitantes a las islas despertó su curiosidad.
Dos de ellos fueron a investigar el sable de Luke cuando este lo lanzó por un barranco. Por suerte Rey los espantó y recuperó el sable antes de que pudiesen activarlo. Otros se acercaron al Halcón y acabaron convertidos en la cena de Chewbacca. Pero la cena no resultó como Chewie esperaba. Cuando intentó comer, algunos porgs se pusieron a observarlo con caras y miradas tristes. Esto fue demasiado para el pobre Chewbacca que finalmente optó por no degustar su cena.
Más tarde otro grupo de porgs decidió explorar el Halcón Milenario. A una hembra le gustó tanto que decidió hacer allí su nido. Otros simplemente se dedicaron a hacer travesuras por toda la nave, lo que sacaba a Chewie de sus casillas. Uno de ellos se quedó en el Halcón cuando abandonó la isla y andaba por toda la cabina importunando a Chewie durante la Batalla de Crait, lo que le costó un manotazo de Chewbacca.
UNIVERSO EXPANDIDO

Los porgs son unas aves marinas nativas de Ahch-To, el planeta en el que se exilió Luke Skywalker. Viven en los acantilados de las islas y son unas criaturas muy fascinantes. Son pequeños, apenas llegan a la rodilla de un humano y son mucho más ligeros de lo que aparentan gracias a una gruesa capa de plumas a prueba de agua, debido a sus aceites naturales, y con una esponjosa capa interior que permite guardar el calor.

Tienen visión estereoscópica (en relieve), que les permite atrapar peces, y patas palmeadas ideales para nadar y bucear. Su boca es como la de una nutria y poseen una gran capacidad natural de camuflaje.
Cuando están listos para poner los huevos preparan sus nidos con cuidado usando pelo, fibra o hierbas. Son unos padres estupendos, siempre hay un adulto con los polluelos en el nido.
Pueden volar cortas distancias lo que no les permite abandonar su isla natal. Corren bastante rápido por el suelo y maniobran bien en espacios pequeños. Si la cabeza de un porg cabe por un agujero o grieta, también lo hará su cuerpo rechoncho. Adoran el agua tanto para jugar como para beber y les encanta que los acaricien, especialmente que se les rasque detrás de donde deberían esta las orejas.
Cuando se encuentran a gusto canturrean una deliciosa melodía. Con aves sociales con muchas llamadas inteligentes que van desde gorgoteos o chillidos hasta canciones, pero cuando es necesario pueden quedar en completo silencio. Por ejemplo, para pescar peces y crustáceos son rápidos y sigilosos. Los cangrejos de los acantilados son su plato favorito aunque les gusta probar cosas nuevas. En realidad son unos tragaldabas. Son unas criaturas muy traviesas que tiene una predilección poco usual por los objetos humanos o brillantes que suelen coleccionar y con los que decoran sus gallineros. Quizás es por esto por lo que a un grupo de porgs se le conoce por el curiosos nombre de “fechoría”. Sin embargo cuando se sienten amenazados pueden mostrarse bastante tímidos.

Más fotos.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Calendario 2018

Ya hace años que no lo hacía, pero este año retomo la tradición y os dejo como regalo un calendario para el próximo año.
Espero que os guste. Un saludo y QLFOA.




miércoles, 13 de septiembre de 2017

Teedo

TEEDO

Los pequeños teedos, sucios y misteriosos chatarreros de Jakku, están siempre al acecho de tecnología valiosa. Un teedo que viajaba a lomos de una cargobestia por lo que él consideraba su territorio, una franja de desierto al suroeste de la Colonia Niima, encontró cerca del cementerio de naves al droide astromecánico BB-8 y lo capturó. 
Pero los quejumbrosos gorjeos de protesta que emitió BB-8 fueron oídos por otra chatarrera, Rey, que lo rescató de las redes de teedo.

UNIVERSO EXPANDIDO

Los teedos son una especie racional reptiliana nativa del planeta Jakku, en las Fronteras Occidentales. Son pequeños y pesan muy poco. Tienen una piel escamosa gris verdosa que llevan cubierta en su mayor parte por vendajes, como si de una momia se tratase, que los protegen del intenso calor de su planeta. Sólo sus manos de tres dedos y su cráneo están al aire y su cara está cubierta con una máscara. Sus vendajes esconden un ingenioso sistema de tubos y filtros que recogen la mayor parte de sus fluidos corporales para reciclarlos.
Son unos inventores y mecánicos muy competentes. Tiene un don extraordinario para encontrar cosas y son muy territoriales. Desconfían de los extranjeros y luchan ferozmente con otros chatarreros por maquinaria que se puede recuperar para vender.
Suelen cabalgar a lomos de las cargobestias, bestias de carga mejoradas cibernéticamente para tener mayor resistencia y cuyas cabezas están cubiertas por una coraza blindada. En estas corazas hay escáneres integrados que les permiten buscar sin cesar el rastro de células de energía droide.
Algunos estudiosos piensan que los teedo evolucionaron en Jakku adaptándose a medida que el planeta perdía sus bosques y ríos, mientras que otros creen que la especie emigró desde otro sistema estelar.
Los teedos no hacen distinción entre los individuos y el grupo, por lo que carecen de nombre. Todos y cada uno de ellos se conocen como teedo. La raza posee una forma de conexión telepática entre los individuos que les permite saber cosas que les han pasado a otro teedo sin haber nadie que haya presenciado dichos eventos. El idioma que hablan se conoce como hablateedo.
Para su defensa utilizan unas lanzas que tienen una carga de iones con las que pueden aturdir o matar a un enemigo. Los chatarreros de Jakku los tratan con precaución conscientes de su naturaleza impredecible.
Adoran a una diosa llamada R’iia y creen que las violentas tormentas que asolan Jakku son su aliento o X’us’R’iia.