Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 27 de mayo de 2015

Zuckuss

ZUCKUSS

Zuckuss era un caza recompensas de pocas palabras. Era bajo y corpulento, con una túnica mugrienta y varios tanques de respiración fijados a su cabeza. Era uno de los mortíferos rastreadores que respondieron a la llamada de Darth Vader para encontrar el Halcón Milenario tras la Batalla de Hoth.


UNIVERSO EXPANDIDO

Como rastreador Zuckuss continúa la antigua tradición de su pueblo, los gand. El arte del rastreo se remonta a tres siglos estándar en su familia. Con rituales arcanos y aguda intuición, los antiguos gand recibían visiones de su presa lo que le permitía al buscador rastrearlas en las arremolinadas brumas del planeta Gand.
Mientras estuvo trabajando para el señor del crimen Jabba el Hutt, Zuckuss formó equipo con el analítico droide de protocolo convertido en caza recompensas 4- LOM. Su trabajo en equipo era impresionante y el confuso estilo instintivo de Zuckuss se complementaba con la dura lógica de 4-LOM. Entre los botines asignados a la pareja estaba el gobernador de sector Nardix. Esto otorgó a ambos una gran notoriedad cuando los caza recompensas entregaron a Nardix a la rebelión, que juzgó al imperial por sus crímenes. Esto  causó un gran bochorno al Imperio.
Para congraciarse y enmendar su relación dañada con el Imperio, Zuckuss y 4-LOM ayudaron a destruir el transporte rebelde “Esperanza brillante”. Más tarde, los dos caza recompensas planeaban capturar a la tripulación varada formada por 90 rebeldes. Zuckuss tocado por la fidelidad que los rebeldes se profesaban entre sí, tuvo un cambio de idea. Zuckuss y 4-LOM se unieron a la rebelión por un breve período de tiempo. Mientras formaron parte de las fuerzas especiales de la Alianza realizaron una peligrosa misión para recuperar al congelado Han Solo antes de que Boba Fett se lo entregase a Jabba el Hutt. La misión fue un desastre. Fett fue el mejor y 4-LOM fue tiroteado en el proceso.
Zuckuss recompuso el droide y empezó a replantearse su decisión de unirse a la Alianza. Muy pronto ambos habían vuelto a los poco escrupulosos caminos de los caza recompensas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario