Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

jueves, 28 de enero de 2016

Rey


REY

Era una joven chatarrera que vivía en el planeta Jakku, cuya rutina diaria consistía en viajes a los campos de chatarra para extraer valiosas piezas que después cambiaba por comida y agua.
Un día, tras finalizar su jornada mientras estaba descansando al pie del AT-AT en que vivía, oyó a una unidad BB que estaba peleándose con un chatarrero que lo había capturado.
Rey liberó al droide que le dijo que estaba en una misión secreta y que tenía que encontrarse con su dueño. Rey le dio indicaciones para llegar al Puesto Niima pero BB-8 insistió en quedarse con ella y ella le permitió hacerlo por una noche. Al día siguiente la pareja volvió al Puesto Niima para que Rey pudiese venderle algunas piezas a su jefe Unkar Plutt a cambio de raciones de comida. Cuando Plutt vio a BB le ofreció sesenta raciones por él. Rey consideró la oferta pero finalmente la rechazó y decidió quedarse con el droide para ayudarlo a encontrar su camino. Plutt no se dejó amilanar y envió a dos de sus secuaces para coger al droide. Los secuaces la atacaron cuando iba a abandonar el puesto, pero ella los repelió con su pica. Entonces BB-8 vio a Finn, un antiguo soldado de asalto, y algo que lo relacionaba con su propietario, el piloto de la resistencia Poe Dameron. BB-8 identificó la cazadora que Finn llevaba puesta como la de su propietario y se lo dijo a Rey. Ella atacó a Finn pensando que era un ladrón. Finn les explicó lo que había sucedido y justo entonces dos soldados de la Primera Orden vieron al droide y se inició una persecución en la que participaron también cazas TIE. El droide era importante para la Primera Orden porque llevaba consigo un mapa que revelaría la posición de Luke Skywalker, el último de los Jedi. Rey, Finn y BB-8 consiguieron escapar en el Halcón Milenario, el cual tenía Unkar Plutt guardado bajo una lona y destruyeron a dos cazas TIE durante su huída.
Tras dejar Jakku, el Halcón empezó a fallar y necesitó reparaciones. Mientras Rey lo reparaba le pidió a Finn que le dijese donde estaba la base de la Resistencia para llevar a BB con su gente. Finn, que le había dicho a Rey que él era miembro de la Resistencia, convenció al droide para que le revelase la posición de la base secreta. En ese momento la nave fue atrapada por un rayo tractor. En principio pensaron que habían sido capturados por la Primera Orden, pero cuando la nave estuvo atracada en la bodega, descubrieron que sus captores eran los antiguos propietarios de la nave, Han Solo y Chewbacca.
Rey les pidió ayuda par llevar al droide a la Resistencia. La conversación se vio interrumpida cuando el carguero de Han, el Eravana, fue abordado por dos bandas de gángsters a las que Han debía dinero. Para evitar más problemas, Han mandó a Rey y a Finn que se escondiesen en los pasillos inferiores del carguero mientras él, BB y Chewie trataban con los gángsters. Antes de empezar el tiroteo, Rey liberó accidentalmente la carga del Eravana, tres rathtars que se ensañaron con los gángsters. Han, Rey, Chewie, Finn y BB-8 consiguieron alcanzar el Halcón y huyeron del carguero. Solo les ofreció su ayuda y Rey le pidió a BB-8 que les mostrase el mapa. Pero el mapa no estaba completo, sólo era una sección del mismo. Han les contó entonces la historia de Luke, de cómo uno de sus jóvenes discípulos se había pasado al lado oscuro destruyendo todo lo que Skywalker había construido, su academia e incluso a sus padawan. Luke, sintiéndose culpable por su fracasó se exilió y los más cercanos pensaban que se había ido a buscar el que había sido el primer Templo Jedi.
Han llevó a Rey, Finn y BB-8 al planeta Takodana para reunirse con Maz Kanata en su castillo. Allí Maz les dijo que debían de unirse para derrotar a la Primera Orden, pero Finn no estaba de acuerdo con eso y decidió abandonarlos. Le pidió a Rey que lo acompañase, pero ella prefirió quedar. De repente empezó a oír los gritos de una niña y empezó a seguir la voz que la condujo hasta los sótanos del castillo seguida por BB-8. En una habitación vio un viejo arcón y lo abrió. En su interior estaba guardado el sable de Luke Skywalker, el que perdió junto con su mano en Bespin. Cuando Rey lo tocó, una serie de visiones la invadieron. En ellas vio la Ciudad de las Nubes, a Luke con R2, a ella cuando era una niña viendo partir a su familia, a los Caballeros de Ren rodeados por víctimas mutiladas y a Kylo Ren atacándola con su sable.
Tras la visión Maz le explicó la historia del sable y que ahora la estaba llamando a ella, que dejase que la Fuerza la guiase. Asustada por su visión, Rey se negó a coger de nuevo el sable y salió huyendo hacia el bosque y BB-8 corrió tras ella.
Mientras Rey huía, la Primera Orden borró de la galaxia con el arma del Starkiller los planetas de la República y atacaron Takodana advertidos de la presencia del droide en el planeta.
Kylo Ren siguió la pista de Rey y cuando se encontraron ella le disparó con el bláster que Han le había dado cuando llegaron al planeta, pero Kylo la redujo utilizando la Fuerza.
Cuando se dio cuenta de que ella había visto el mapa decidió que la captura del droide ya no era importante, ya que pensaba que podría extraer la información de la mente de Rey. La dejó inconsciente y se la llevó con él.
Fue llevada a la base del Starkiller e interrogada por Kylo que trató de leer su mente buscando información del mapa que conducía a Luke, sin embargo, debido a la conexión de Rey con la Fuerza, Kylo tuvo problemas al sondear su mente, en su lugar fue Rey la que sondeó la suya y le dijo que el que tenía miedo era él, miedo a no llegar a ser tan poderoso como Darth Vader.
Cuando Ren se fue y habiendo descubierto su vínculo con la Fuerza, utilizó un truco mental con el soldado que la estaba vigilando, lo que le permitió escapar. Rey se  abrió camino a través de la base agudizando sus habilidades en la Fuerza para ocultarse. Finalmente consiguió reunirse con Han, Finn y Chewie que habían venido a la base para desactivar los escudos y rescatarla a ella.
Tras colocar explosivos, Rey fue testigo del intento de cómo Solo intentó razonar con Kylo Ren. En ese momento descubrió que Kylo era Ben, el hijo de Han. Pero Kylo se entregó al lado oscuro y mató a su padre con su sable atravesándole el pecho. Esto la horrorizó. Chewie disparó a Kylo hiriéndolo en un costado y antes de huir detonó los explosivos que destruyeron parte del oscilador.
Mientras huían, Kylo siguió a Rey y a Finn y se enfrentó a ellos. En su primer encuentro Kylo lanzó a Rey por los aires dejándola inconsciente. Finn encendió el sable de Luke y se enfrentó a Kylo. Cuando Kylo desarmó e hirió a Finn trató de hacerse con el sable con la Fuerza, pero en su lugar fue Rey la que lo logró. Rey y Kylo se enzarzaron en un duelo y a pesar de la aparente falta de entrenamiento, la chica fue capaz de rechazarlo. Kylo presionó hasta llegar a un punto muerto con ella al borde de un precipicio. Trató de convencerla para que se hiciese su aprendiz, pero ella recordó lo que le había dicho Maz, que dejase que la Fuerza entrase en ella. Esto le dio la energía suficiente para rechazarlo, herirlo y vencerlo. Sin embargo, antes de que pudiese capturarlo, una fisura en la tierra producida por la explosión del arma, los separó. Rey corrió al lado de Finn que estaba herido y cuando todo parecía perdido, apareció Chewie pilotando el Halcón. Los recogió y se los llevó a la base de la Resistencia en D’Qar justo antes de que el planeta estallase.
Cuando regresaron a la base, R2 despertó de su letargo y reveló el resto del mapa mostrando la localización de Skywalker. Tras despedirse de Finn, que todavía estaba inconsciente, Rey, Chewie y R2 tomaron el Halcón y se dirigieron hacia donde estaba Luke. Fueron a una isla en el planeta Ahch-To, el cual había aparecido durante años en los sueños de Rey. Allí encontró a Luke Skywalker y le presentó su antigua arma como un signo de ayuda y esperanza para la galaxia.

UNIVERSO EXPANDIDO

La identidad de los padres de Rey es desconocida. La abandonaron cuando tenía cinco años en Jakku, un planeta cubierto de chatarra producida por una gran batalla entre la República y el Imperio. Vivía en un AT-AT abatido y aprendió a sobrevivir buscando entre los restos material par vender a cambio de víveres. Sus habilidades como chatarrera le dieron un gran prestigio entre muchos compradores de chatarra, en particular Unkar Plutt. Plutt ordenó a sus subordinados que no le robasen debido a que era una buena fuente de piezas.
Rey aprendió a defenderse como necesidad para poder sobrevivir en las condiciones de Jakku. En una de sus expediciones de búsqueda, Rey encontró un simulador de vuelo que se llevó a su casa y lo utilizó como entretenimiento aprendiendo así a pilotar y agudizar sus habilidades. Rey guardaba un antiguo casco de un piloto rebelde que encontró en una de sus primeras expediciones al cementerio. El casco perteneció a la capitana Dosmit Rah de los Ases Amarillos de Tierfon. También se hizo un muñeco con un uniforme de vuelo que encontró en la bodega de un contenedor. Se ponía el casco y exploraba junto con su muñeco los alrededores del AT-AT en que vivía.
Durante otra de sus expediciones encontró una nave que una tormenta de arena había dejado parcialmente al descubierto. Era un viejo Ghtroc Industries 690, un pequeño carguero. Rey lo reconoció gracias a su simulador de vuelo. Tenía daños, pero la nave estaba completa. Ella la había encontrado y era suya. Trató de calcular lo que le daría Unkar por ella. Revisó la nave empezando desde la cabina hacia atrás.
Encontró los alojamientos de la tripulación y algunos paquetes de comida precocinada aun intactos y una jarra purificadora que transformaba el agua sucia en algo bebible. También se dio cuenta de que el reactor principal todavía funcionaba. Esto la alegró muchísimo porque por la nave en funcionamiento podría sacar mucho más. Decidió arreglar la nave y la ocultó con  unas lonas miméticas que encontró. Finalmente, otros dos chatarreros acabaron descubriendo su secreto, pero en vez de descubrirla, le ayudaron a encontrar las piezas necesarias para arreglarla, a cambio de una parte de lo que Unkar le pagase por ella. Consiguieron reparar la nave y que fuese completamente operativa.
Cuando fueron al Puesto Niima para vender la nave, los chatarreros engañaron a Rey y mientras ella iba a negociar el precio de la nave con Unkar huyeron llevándose la nave consigo, fuera de Jakku.
Rey no se sintió enfadada por la traición. Los otros chatarreros sólo querían huir de Jakku y ella no; tenía que esperar por su familia. Además lo importante es que ella ahora confiaba en sí misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario