Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

jueves, 4 de febrero de 2016

Leia

LEIA ORGANA
 
Separada de una madre a la que apenas conoció y un padre que posteriormente se convertiría en uno de sus peores enemi
gos, Leia es una princesa que creció enredada en la política de su época.
En la corte de Alderaan se sabía que Leia había sido adoptada por la Familia Real, pero lo que no se sabía es que Leia era hija de Anakin Skywalker, un padawan Jedi que había sido seducido por el lado oscuro y que se había convertido en Darth Vader. Ella era uno de los gemelos nacidos en secreto y protegidos del Emperador. El caballero Jedi Obi-Wan Kenobi secretamente, llevó a Leia y a su madre al planeta Alderaan donde fue criada por el amigo de Kenobi, Bail Organa.
Leia tiene muy pocos recuerdos de su verdadera madre, Padmé. Todo lo que puede recordar es que era muy hermosa pero triste.
Leia siguió los pasos de su padre adoptivo y entró en la política. Fue la senadora
más joven del senado imperial, representando a Alderaan. Como senadora la princesa tenía muchas "misiones diplomáticas" que en realidad eran fachadas de misiones para los rebeldes. Ella utilizaba su inmunidad diplomática y su nave consular para acceder a áreas restringidas.
En una de esas misiones su nave recibió la transmisión de unos planos imperiales vitales robados por espías rebeldes. Estos planos contenían todos los datos técnicos de la estación de batalla Estrella de la Muerte y su uso proporcionaría a la Alianza una victoria segura sobre el Imperio. Con los planos de la Estrella de la Muerte bajo el brazo, Leia fue enviada por su padre a buscar a uno de los mayores héroes de la República. De camino a Tatooine para encontrar al general Obi-Wan Kenobi, la nave de Leia fue atacada por las fuerzas imperiales y hecha prisionera por Lord Darth Vader. Apenas tuvo tiempo de esconder los planos secretos en los sistemas de memoria de una unidad R2 y ordenarle que encontrase a Obi-Wan en Tatooine.
Como prisionera de Vader, sufrió una terrible tortura en la Estrella de la Muerte. A parte de las pruebas mentales, los imperiales la forzaron a ser testigo de la destrucción de su hogar, el planeta Alderaan. A pesar de ello Leia rehusó a revelar la localización de la base rebelde.
Poco después Luke Skywalker y Han Solo la rescataron de la estación y la llevaron a ella y los planos robados a la base rebelde en la cuarta luna de Yavin.
Gracias a los esfuerzos de Leia y la ayuda de sus nuevos amigos la Estrella de la Muerte fue destruida.
Tres años más tarde, la Alianza había instalado una nueva base en el mundo helado de Hoth. Leia era uno de los oficiales al mando de la base Eco. Cuando los imperiales atacaron Hoth, Leia asumió el papel de varios oficiales ordenando la evacuación de la base. El acceso a su propio transporte de evacuación se cerró pero ella logró huir en el Halcón Milenario con Han Solo. Para escapar a la persecución imperial, y de paso poder reparar la nave, aterrizaron en un asteroide. Durante esos momentos de calma, Leia se dio cuenta de que estaba enamorada de Han.
Después fueron a la Ciudad de las Nubes del planeta Bespin. Pero el viejo compañero de juego de Han, Lando Calrissian, se vio obligado a traicionarlos y a entregarlos a Darth Vader que le estaba tendiendo una trampa a Luke. Leia, finalmente confesó a Han que lo quería cuando lo estaban introduciendo en la cámara de congelación en carbonita. Han respondió con un lacónico "Lo sé". Leia, Chewie, Lando y 3PO consiguieron huir a bordo del Halcón y rescatar a Luke después del combate con Vader.
Los rebeldes pronto supieron que el cazador de recompensas Boba Fett había entregado a Han a Jabba el Hutt. Leia participó en el plan de Luke para liberar a Han de las garras del vil villano. Haciéndose pasar por Boushh, un cazador de recompensas ubés que había capturado a Chewbacca, se infiltró en el palacio de Jabba el Hutt liberando a Han de su prisión de carbonita. Jabba la descubrió y durante un tiempo sufrió la humillación de verse convertida en una esclava de Jabba. Ella, sin embargo, se tomó la revancha estrangulando al gangster con la misma cadena que la aprisionaba.
Leia se reunió de nuevo con el alto mando de la Alianza para formar parte del equipo de ataque del general Solo a la Luna de Endor. Su misión era destruir el generador del escudo que protegía la segunda Estrella de la Muerte
En Endor Leia se separó del comando y entabló amistad con una tribu de Ewoks. Sus habilidades diplomáticas sirvieron para conseguir que los Ewoks prestasen su ayuda a los rebeldes. Fue en este momento cuando Luke le desveló a Leia sus verdaderos orígenes. Por algún tiempo mantuvieron en secreto su parentesco, incluso para sus amigos de confianza.
Durante la refriega en el complejo imperial, Leia fue herida por un disparo. Después de la victoria en Endor, Leia empezó a demostrar algún dominio de la fuerza al ser capaz de sentir la presencia de su hermano.
Poco después de la formación de la Nueva República, Leia y Solo se casaron y tuvieron un hijo al que pusieron por nombre Ben.
Al igual que su madre, Ben era poderoso en la Fuerza, sin embargo, luchaba para resistirse al lado oscuro. Leia envió a Ben a entrenarse como aprendiz de Jedi con su hermano Luke, que había empezado a reconstruir la Orden Jedi, con la esperanza de que aprendiese a controlar su obsesión. Pero finalmente Ben sucumbió y Han y Leia se culparon a sí mismos de esto y acabaron separándose y Luke desapareció sin dejar rastro.
Treinta años después de la Batalla de Endor, Organa envió a Poe Dameron a Jakku para conseguir el mapa que la llevaría hasta Luke. Pero la misión se complicó y tras una serie de desventuras, el droide que llevaba el archivo con el mapa, BB-8, fue a caer en manos de Han Solo que lo llevó a Takodana para enviárselo desde allí a la Resistencia. Pero tanto la Resistencia como la Primera Orden fueron alertadas de la presencia del droide en el planeta y se desencadenó una batalla para recuperar el mapa. Tras finalizar la batalla, las fuerzas de la Resistencia aterrizaron en el planeta y Leia iba con ellos. Era la primera vez en mucho tiempo que ella y Han se veían.
Volvieron a la base secreta de la Resistencia, y allí gracias a la información proporcionada por Finn, un antiguo soldado de la Primera Orden, organizaron un ataque para destruir la base del Starkiller. Han se ofreció voluntario para ir a la base y desactivar los escudos.
Antes de partir Leia y Han hablaron sobre su hijo y Leia le pidió a Han que lo trajese de vuelta, que en su interior todavía existía el bien.
Pero Han no pudo hacerlo. Su hijo Ben lo mató y Leia lo sintió en la Fuerza.
La base Starkiller fue destruida y cuando las tropas regresaron de la misión, R2-D2 despertó de su letargo. En su interior contenía el resto del mapa que revelaría la localización de Luke.
Leia y el resto de la Resistencia despidieron a Rey, Chewbacca y R2 cuando partieron en busca de Skywalker.
Ella tiene una poderosa, algunos dirían agresiva, personalidad. Es una profesional en todos los aspectos pero a veces baja la guardia y deja ver su gran compasión y sarcástico sentido del humor.
Es una humana guapa, pequeñita, con una tez suave y luminosa, ojos marrones y un precioso y largo pelo castaño que suele llevar recogido en complicados peinados.


UNIVERSO EXPANDIDO

Leia se crió en un ambiente privilegiado, en contraste con su hermano gemelo que creció en el duro mundo de Tatooine. A pesar de ello, nunca fue blanda o decadente. Su fuerte personalidad y gran inteligencia la convirtieron en una persona excepcional muy querida y respetada por su padre adoptivo Bail Organa. Ella evitó las extravagancias e intrigas de la corte y se centró en mejorarse a sí misma y en ayudar a los demás.
Leia tuvo una infancia feliz, acudiendo a los mejores institutos de Alderaan y estudiando ciencias políticas, historia y arte. El interés de Leia por el arte fue una de las principales causas que la hizo unirse a la Rebelión. Viendo como el Imperio controlaba cualquier tipo de expresión, su simpatía por la causa de la Alianza fue aumentando. Leia estudió historia con uno de los mejores profesores de la galaxia Arn Horada. También aprendió defensa personal y técnicas de combate con Giles Durane, el maestro de armas.
Cuando la galaxia se vio envuelta en la Guerra Civil, las habilidades diplomáticas y militares de Leia fueron útiles a la Alianza Rebelde. En una misión diplomática a Ralltiir, un mundo sometido por el Imperio, descubrió un espía rebelde huido con información almacenada en su cerebro mediante grabación hipnótica. Este rebelde tenía informes sobre la operación Estrella de la Muerte. Al conocer la abominable arma, Leia se dio cuenta de que el Imperio no tenía perdón. Lo que había sido un ordenado y estructurado gobierno construido sobre las cenizas de una República corrupta e ineficaz, se convirtió a los ojos de Leia en una vil villanía que tenía que ser destruida. Una de sus primeras acciones de rebeldía fue por pura autodefensa: Leia fue atacada por el imperial Lord Tion debido a su simpatía por los rebeldes y ella se vio forzada a defenderse.
Después de la Batalla de Yavin, Leia se convirtió en miembro de pleno derecho de la Alianza Rebelde actuando a menudo como diplomática para lograr que otros mundos se unieran a la lucha contra el Imperio. De camino a una conferencia en Circarpo IV, Luke y Leia se estrellaron contra la superficie del planeta Mimban. Durante la búsqueda del legendario Cristal Kaiburr se defendió de Lord Darth Vader armada solamente con el sable de luz de Luke cuando él no podía defenderse.
Vader simplemente jugaba con ella, hiriéndola continuamente con su mortal hoja. Luke usó el poder del cristal para sanar las graves heridas que Vader le causó.
Leia asistió a una importante conferencia de los Planetas no Alineados en Kabal después de la batalla de Yavin. Allí consiguió que los Señores Aquaris se uniesen a la Alianza. Los Señores dieron pruebas de su gran ingenio y valía cuando la Alianza abandonó su base de Yavin. Durante la búsqueda de la nueva base Leia tuvo acceso a los perdidos recursos de capital de Organa en Ord Mantell, los cuales eran muy importantes para las necesidades de guerra del movimiento rebelde. Los esfuerzos de Leia también se hicieron sentir en la lejana constelación de Minos, donde ella ayudó a unificar la rebelión contra el Imperio.
En los meses que siguieron a la Batalla de Hoth, Leia se sintió dividida entre sus deberes para con la Alianza y su cariño por Han. Aunque ella y sus amigos continuaron buscando a Boba Fett, ella tenía misiones de la Alianza que cumplir. En su busca por Han Solo se vio atrapada en las redes de la organización de los bajos fondos el Sol Negro, un sindicato criminal extendido por toda la galaxia. Casi fue seducida por el Príncipe Xizor, el líder de la organización. Su atractivo y sus irresistibles feromonas por poco arrastran a Leia pero ella logró vencer sus insinuaciones.
A lo largo de los años que siguieron, se convirtió en la embajadora principal de la Alianza y posteriormente de la Nueva República, comenzando el día después de la Batalla de Endor, cuando acompañó a una fuerza enviada para ayudar al sitiado planeta Bakura. Allí se le apareció el espíritu de Anakin Skywalker que le pedía su perdón, pero Leia se negó a perdonar al hombre que la había torturado y ayudado a destruir su planeta. Leia estaba totalmente aterrada con la idea de pensar que era la hija de Vader. Han quería ayudarla a aceptar la verdad, pero ella se negaba en redondo. Y cuando Anakin habló con ella, todavía estaba más asustada porque pensó que su padre había sido una vez un hombre normal y corriente. Y si una persona normal podía convertirse en la encarnación del mal, ella también podría. Poco después, durante el fragor de la batalla en Bakura perdonó al fin a su padre.
Después de la tragedia del paso de su hijo al lado oscuro, Leia trató de advertir a la República sobre la Primera Orden admitiendo que tenía el poder para deshacer todo lo que se había conseguido desde la muerte del Emperador. El Senado se negó a escuchar a Leia y su reputación fue puesta en duda por sus enemigos que la tacharon de belicista. Como respuesta, Leia formó y se convirtió en líder de la Resistencia contra la Primera Orden con el respaldo secreto de algunos miembros de la República que todavía confiaban en ella. Como líder de la Resistencia empezaron a referirse a ella como General en vez de Princesa.
La Resistencia sospechaba que el senador Ro-Kiintor había estado conspirando con la Primera Orden durante años, pero necesitaba pruebas para presentárselas al Senado. Por ello le pidió a Poe Dameron que robase el yate personal del Senador para acceder al diario de bitácora y al ordenador de la nave y así poder probar sus viajes al espacio de la Primera Orden. Poe aceptó la misión y la cumplió con éxito.
                                                                                              YHORI

No hay comentarios:

Publicar un comentario