Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 1 de junio de 2015

Cantina de Mos Eisley

CANTINA DE MOS EISLEY

Viendo el exterior de la cantina de Mos Eisley pocos podrían sospechar la extraña y peligrosa colección de alienígenas que buscan en su interior la sombra, hacer negocios o refrescarse. Tras entrar en el establecimiento el cliente pasa a un cuarto oscuro. El intervalo de tiempo en el que los ojos del cliente se acostumbran al cambio de la resplandeciente luz del sol al oscuro interior da tiempo a la gente del bar para revisar al recién llegado.
Unos cuantos escalones más abajo está la sala principal donde uno encuentra una serie de reservados y mesas. En una esquina una banda toca en vivo y un rudo camarero sirve exóticas bebidas tras una barra circular.
Aquí se puede encontrar a muchos de los mejores pilotos de cargueros que visitan Tatooine. Todo tipo de tratos se hacen en las sombras, muchos de ellos peligrosos y para nada legales. Cualquier cosa puede ocurrir en este lugar salvo por un par de condiciones: los droides no están permitidos en el interior y si tienes una disputa deja los blasters fuera de ella.
Antes de salir de Tatooine, Luke tuvo una primera visión de lo que podía prometer la vida entre las estrellas. El inocente granjero nunca había visto tantos alienígenas en un lugar y la violenta clientela podría verlo como un blanco fácil. Dos malhechores trataron de pelearse con el joven, pero Obi-Wan Kenobi intervino despachando a los brutos con un rápido mandoble de su sable.
Fue aquí donde Skywalker y Kenobi contrataron los servicios de Han Solo y Chewbacca. La pareja de contrabandistas fue la responsable de llevar al último de los Caballeros Jedi y al primero de los nuevos fuera del remoto planeta, a una galaxia de aventuras.

UNIVERSO EXPANDIDO

Localizada en el centro del Barrio Antiguo, la cantina de Mos Eisley está justo al otro lado de la polvorienta calle del accidente de la Reina Viuda. Es una de las primeras estructuras construidas en Mos Eisley con la intención inicial de ser un refugio y arsenal para protegerse contra los ataques de los moradores de las arenas. Cuando los ataques no ocurrieron, la casa se convirtió en bar y la cantina cambió de manos muchas veces.
El bar en la actualidad pertenece a un wookiee llamado Chalmun, quien compró el edificio con los beneficios que estafó en el juego en Ord Mantell. Chalmun raramente sale de su oficina situada en la parte de atrás y contrata a varios camareros para servir las bebidas. El amargado Wuher tiene la mayoría de los turnos, pero la favorita de todos los habituales es la madura Ackmena.
El desagrado de Chalmun por los droides le llevó a instalar un detector de droides en la entrada frontal. Sus gorgoritos alertan a los clientes de la presencia de mecánicos. Salvo eso, hay pocas reglas que regulen el comportamiento en la cantina. Aunque no hay mesa de juego en la cantina siempre se están jugando al menos media docena de juegos de azar en la sala principal.
Aunque Chalmun al principio dudaba, finalmente cedió a las demandas de los empleados y clientes y contrató a un grupo para actuar en vivo. Admite que las animadas melodías de Figrin D’an y sus Modal Nodes habían ayudado a disuadir la violencia en su bar.
El bar central es de alta tecnología aunque obsoleto y es capaz de sintetizar virtualmente cualquier bebida conocida en el sector. El ordenador de mezclas sabe más de 1600 recetas, pero desde luego, Chalmun no tiene todos los ingredientes requeridos en existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario