Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 27 de abril de 2015

TC-14

TC-14


TC-14 era un droide de protocolo con programación femenina que servía en la nave insignia de la Federación de Comercio. Fue tarea de TC-14 dar la bienvenida a Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi como representantes del Senado Galáctico cuando llegaron a la nave insignia que bloqueaba Naboo.
A pesar de sus frecuentes borrados de memoria, TC-14 reconoció a la pareja como Caballeros Jedi. Ella informó debidamente a sus amos que sus visitantes no eran tan inofensivos como habían creído. Aterrorizados los neimoidianos le ordenaron que los mantuviese ocupados mientras ellos apremiaban a un grupo de droides de batalla para que tomasen posiciones y eliminasen a los dos peligrosos humanos.

Pese a sus esfuerzos TC-14 se encontró en medio del fuego cruzado cuando los droides de batalla dispararon dentro de la sala de conferencias y los Jedi los hicieron rebotar con sus sables. Ella se las apañó par salir tambaleándose entre las nubes de gas humeante por la puerta de entrada de la sala sin recibir ni un solo disparo y se fue por el pasillo dejando que sus visitantes hiciesen sus propios planes de huída.

A pesar de su programación, el que le disparasen los droides de batalla le provocó unos niveles de estrés a los que ella no podía hacer frente. Y lo que era más importante, ella no creía que asistir a los intentos de asesinato de diplomáticos formase parte de sus deberes como droide de protocolo.
UNIVERSO EXPANDIDO


La serie de droides de protocolo fue promocionada por Cybot Galáctica como más fría e imperturbable que la línea C-3PO y por ellos fue preferida por los neimoidianos.
Como miembros de alto nivel de la Federación de Comercio, los neimoidianos mantenían regularmente reuniones, conferencias, debates, discusiones, negociaciones y cumbres. Por ello necesitaban droides que pudiesen dar la bienvenida a visitantes de miles de especies diferentes en sus lenguas maternas, mediar entre ellos y reconocer con el simple lenguaje corporal cuando los neimoidianos tenían ventaja y cuando no.

TC-14 fue comprado por la Federación de Comercio y acabó en la nave insignia de la Federación durante la invasión de Naboo. Sus habilidades en la etiqueta fueron unas excelentes cualidades que utilizaban los neimoidianos cuando querían distraer a enviados “problemáticos”.

El problema, para TC-14 en particular, era que sus amos neimoidianos eran paranoicos en extremo. Preocupados porque sus droides pudiesen recoger información vital y pasársela a los competidores de la Federación, los neimoidianos hacían regularmente borrados de memoria a sus droides de protocolo (regularmente significaba cada 2 o 3 semanas).

Pese a su huída de la destrucción causada por los droides de batalla, la vida de TC-14 no fue ni larga ni feliz. Tras el borrado de memoria no programado (porque sus amos querían eliminar cualquier evidencia de que ellos habían preparado la muerte de dos representantes del Senado) la nave neimoidiana en la que estaba, entró en combate con los cazas N-1 de Naboo. Uno de esos cazas se las arregló para entrar en la propia nave insignia provocando una explosión que destruyó la nave. Todos a bordo, incluida la desafortunada TC-14 perecieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario