Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 23 de diciembre de 2013

Parte VII: Volando, volando a Coruscant voy



ESTADIO. PLATAFORMA DE OBSERVACIÓN

Qui-Gon, Padmé y Shmi otean el horizonte en busca de alguna señal de los corredores. Watto se está riendo con sus amigos seguro de la derrota de Anakin. La vaina de cuatro motores arranca justo cuando aparecen los otros corredores en la curva. El piloto enciende los motores y cada uno de ellos se va en una dirección diferente para acabar explotando. La vaina cae al suelo cuando Sebulba entra en el estadio seguido muy de cerca por los restantes corredores. Kitster se esfuerza por ver mientras R2 pita excitado. El locutor continua.

BEED: ¡Oh! ¡Adiós a los colectores  de energía de Quadinaros!

FODE: ¡Aquí llega Sebulba en un tiempo record!

Qui-Gon, Padmé, Shmi y Jar Jar observan con impaciencia como Anakin se acerca. 
2ª vuelta. Sebulba y los corredores que aún permanecen en carrera pasan por delante de las gradas. La multitud se levanta y grita a los corredores que se alejan.

PADMÉ: ¡Mirad! ¡Ahí vienen!

R2 da un pitido nervioso y Kitster grita.

C-3PO: ¿Tienen que completar dos vueltas más? Bueno, me temo que...
   


La voz de 3-PO queda apagada por el ruido de la vaina de Anakin al dar la curva, acercándose rápidamente. El locutor de dos cabezas describe la escena. La multitud se vuelve loca.

BEED: Parece que Skywalker avanza posiciones.

FODE: Sexta plaza, no está mal.

Anakin continua acercándose al grupo. La tensión para Shmi y Padmé es insoportable. Otro corredor se acerca a Sebulba, quien arroja una pequeña pieza que se introduce en el motor de su contrincante haciéndole cambiar el rumbo y dirigirse hacia Anakin. No chocan por muy poco, pero la otra vaina se estrella. Skywalker finalmente alcanza a Sebulba y corren codo con codo sobre el áspero terreno. Jar Jar, Qui-Gon, Shmi y Padmé están nerviosos mientras Anakin se acerca. Las luces de la torreta indican que comienza la tercera y última vuelta. Después de pasar por el estadio, Sebulba carga contra Anakin que se ve forzado a dejar la carrera.

BEED: ¡Ha echado a Skywalker a la rampa de servicio!

FODE: ¡Oh, oh!
   


En un movimiento sorpresa Anakin vuela por encima de Sebulba y va a parar justo delante de él y pasa a ocupar la primera plaza.

BEED: ¡Es Skywalker! ¡Asombroso! ¡Un increíble control y ha vuelto a la carrera!

Sebulba está furioso. Esta justo detrás de Anakin haciendo que el chico fuerce los motores al máximo. La pieza del motor que Sebulba había manipulado justo antes de la carrera empieza a agitarse violentamente y finalmente se suelta. Luces y alarmas se disparan en el panel de control de la vaina cuando empieza a perder uno de sus motores. Él acciona el sistema auxiliar manipulando varios interruptores hasta que por fin el motor recupera toda la energía. Mientras Sebulba lo ha adelantado y va ganando ventaja. Watto y sus amigos lo celebran. Qui-Gon y sus compañeros están preocupados pero aun tienen esperanzas. Anakin empieza a ganar terreno y finalmente alcanza a Sebulba en el último tramo de la carrera.

BEED: ¡Va a alcanzar a Sebulba!

FODE: ¡Increíble!
   


Sebulba gira hacia Anakin y se lanza contra su vaina. El chico trata de mantener el control mientras las direcciones de las dos vainas se enganchan.

BEED: ¡Ese pequeño humano ha perdido el juicio!

FODE: Van juntos.

BEED: Codo con codo.

FODE: Hombro con hombro.

Cuando llegan al tramo final, Anakin lucha por desenganchar las direcciones, tratando de alejarse de Sebulba, pero el enredo en las direcciones es muy grande. De repente Anakin acelera sus motores liberándose de Sebulba, cuya vaina gira fuera de control y choca contra una antigua estatua. Un motor explota, luego el otro. Sebulba derrapa y sale del desastre ileso. Patina por la arena hasta detenerse, humeando.

SEBULBA: ¡¡PO-YO!!
   


Anakin llega triunfante al estadio mientras Padmé y Jar Jar saltan de alegría. R2 silba de felicidad y las groserías de 3PO quedan ahogadas por los vitores de la multitud. Kitster y Wald bailan alrededor celebrándolo. Qui-Gon y Shmi comparten una amorosa sonrisa, entonces vuelven a la realidad y rápidamente se alejan el uno del otro. Anakin cruza la línea de llegada, es el ganador.

BEED: ¡Es Skywalker! ¡El público ha enloquecido! ¡Ooh ah ooh ah! (sacude la cabeza al unísono con su compañero)

Anakin detiene la vaina. Qui-Gon, Shmi, Padmé y los otros corren hacia él para felicitarlo. Miles de espectadores se unen a ellos.
   


ESTADIO. HANGAR PRINCIPAL


El hangar principal está casi desierto.

SHMI: (abrazando y besando a Anakin) Es maravilloso. Has dado esperanza a aquellos que no la tienen. Estoy muy orgullosa. (abraza a Anakin con fuerza hasta que él la separa avergonzado)

PADMÉ: Te lo debemos todo a ti (abraza a Anakin que la abraza a ella con fuerza hasta que ella lo separa avergonzada)
  


ESTADIO. PALCO DE WATTO


Varias personas dejan el palco de Watto riéndose y contando su dinero. Watto ve a Qui-Gon en la puerta de entrada.

WATTO: ¡Tú! Tú me has engañado. Tú sabías que el chico iba a ganar. De algún modo lo sabías. ¡Lo he perdido todo!

QUI-GON: Cuando se apuesta a la larga siempre se pierde... El vendedor del mes te diría eso. Lleva las piezas al hangar. Luego pasaré por tu taller para que liberes al chico.

WATTO: ¡No puedes quedártelo! No, no ha sido una apuesta justa.

QUI-GON: ¿Qué? (enfadado coge la nariz/trompa de Watto y rápidamente le hace un nudo) Ahora, ¿necesitamos discutirlo mas?

WATTO: (quejándose de dolor mientras trata de deshacer el nudo de la nariz) ¡No! No, llévatelo.
  


DESIERTO DE TATOOINE. NAVE ESPACIAL NABOO


R2, Qui-Gon, Padmé Y Jar Jar llegan a la nave llevando consigo una gran cantidad de repuestos y el generador de hipermotor. Obi-Wan sale de la nave y se reúne con ellos.

QUI-GON: Bien. Ya tenemos todas las piezas que necesitamos. Voy a volver. Tengo algo pendiente. Será un momento.

OBI-WAN: ¿Por qué intuyo que hemos adoptado a otra lamentable forma de vida?

QUI-GON: Es el muchacho responsable de haber conseguido estas piezas.¡Ahora deja de protestar y haz que instalen el generador!

OBI-WAN: Sí, Maestro. (saca la lengua y se pone a imitar a Qui-Gon) “Es el muchacho responsable de haber conseguido estas piezas...”

Qui-Gon se da la vuelta tratando de pillar a Obi-Wan, pero el aprendiz rápidamente se da la vuelta dirigiéndose hacia la nave y se va limpiándose un oído.
    


CASA DE ANAKIN. HABITACIÓN PRINCIPAL


Shmi está en su mesa de trabajo cuando llega Anakin seguido por Qui-Gon.

ANAKIN: ¡Mamá, hemos vendido la vaina! ¡Mira cuanto dinero! (le da el dinero a Shmi)

SHMI: ¡Oh cielos! ¡Es magnifico! (a Qui-Gon) Creo que no eres tan avaricioso como pensaba.

QUI-GON: (le da a Shmi una falsa sonrisa y luego sonríe a Anakin) Y ha sido liberado.

ANAKIN: ¿Qué?

QUI-GON: Ya no eres esclavo.

Anakin salta de alegría. Shmi está feliz pero triste.

ANAKIN: ¿Has oído lo que ha dicho?

SHMI: Tus sueños podrán convertirse en realidad. Eres libre (se vuelve a Qui-Gon) Bueno, creo que al final has encontrado una forma menos sucia de llevártelo contigo. ¿Se convertirá en un Jedi?

QUI-GON: Sí... nuestro encuentro no fue una coincidencia. Nada ocurre por accidente.

SHMI: (murmurando) A no ser que  seas un zalamero la Noche de las Mujeres  en la cantina de Mos Eisley.

Qui-Gon sonríe a Shmi.

ANAKIN: ¿Significa eso que podré ir entonces son usted en su nave?

QUI-GON: (se arrodilla ante el chico) Anakin, hijo mío, adiestrarse para ser un Jedi no es un reto sencillo y aunque lo superes es una vida dura.

ANAKIN: Pero yo quiero ir, eso es lo que siempre he soñado hacer (se vuelve hacia Shmi) ¿Puedo ir mamá? ¡Por favor! ¡Porfa! ¡Por favor con un terrón de azúcar encima...!

SHMI: ¡De acuerdo! De acuerdo. Mira, es un camino que se ha abierto ante ti. La elección es solo tuya.

ANAKIN: (piensa un rato) Yo quiero hacerlo.

QUI-GON: Coge tus cosas, no hay mucho tiempo.

ANAKIN: ¡¡Yupi!! (abraza a Shmi y va hacia su habitación pero se para y vuelve) ¿Qué hay de mamá? ¿Ella también es libre? Vendrás conmigo ¿verdad mamá?

QUI-GON: Intenté liberar a tu madre, pero Watto no aceptó.

SHMI: (murmurando) Sí, seguro. Voy y me lo creo.
   


Anakin va hacia Shmi que coge sus manos y las pone entre las de ella y lo acerca

SHMI: Hijo, mi sitio está aquí. Mi futuro está aquí. Es hora de que vueles solo.

ANAKIN: Yo no quiero que las cosas cambien.

SHMI: (con tristeza) Pero no puedes detener los cambios como no puedes detener la puesta de los soles. ¡Oh, te quiero! (abraza a Anakin) Anda, deprisa.

ANAKIN: (se va triste con la cabeza gacha) Te voy a echar mucho de menos mamá. (se para, luego mira sonriendo) Bueno... ¡Por fin me voy de este basurero! (alegremente se va a su habitación silbando)

SHMI: (molesta) Pequeño ingrato hijo de un Jedi... Él no se comportaba así hasta que tu apareciste.

QUI-GON: (enfadándose) Mira, no la tomes conmigo otra vez. Tú lo criaste. No me culpes de tus malas habilidades para educarlo.

SHMI: (levantándose) Bueno tuve que usar esas malas habilidades para educarlo porque tú andabas por toda la galaxia cazando monstruos y mujeres verdes.

QUI-GON: (enfadándose aún más) ¡Ese era el Capitán Kirk! Idiota.

SHMI: (enfadándose se acerca a Qui-Gon) Vale. Culpa a otro, miente, engaña ¡Papá vagabundo!

QUI-GON: (justo enfrente de Shmi) ¿Papá vagabundo?¿Cómo podía ser un papá vagabundo si no sabía ni tan siquiera que era papá?

SHMI: (poniéndose de puntillas delante de la cara de Qui-Gon) Tal vez lo hubieras sabido si hubieses vuelto y te casaras conmigo, como prometiste. Podrías haberme llamado o ponerte en contacto conmigo por comlink, la Fuerza o algo, cualquier cosa.

QUI-GON: ¡Condenada mujer!

Qui-gon agarra a Shmi y la besa. Ella empieza a apartarlo, pero después lo abraza. Después de un largo y apasionado beso, Qui-Gon sonríe a Shmi.

QUI-GON: (con arrogancia) ¿Ves lo que hace un buen beso? No lo niegues nena, ¿no te recuerda aquella noche en Mos Eisley cuando...? ¡¡¡AAARRGHH!!!

Shmi le ha propinado otro rodillazo en la entrepierna.

SHMI: (de vuelta a la cocina) Ahora que lo dices... SÍ,



HABITACIÓN DE ANAKIN

Anakin está en su habitación aún silbando. Enciende a 3PO y empieza a meter unas cuantas cosas en una pequeña mochila. C-3PO lo mira sin comprender.

ANAKIN: Bueno 3PO he sido liberado y voy a marcharme en una nave estelar.

3PO: Amo, tú eres mi hacedor y te deseo lo mejor, sin embargo desearía estar un poco más completo.

ANAKIN: (interrumpiéndolo) Lamento no haberte terminado 3PO, ponerte las cubiertas y eso. Echaré de menos trabajar en ti. Has sido un colega estupendo. Me aseguraré de que mamá no te venda nunca. Adiós (sale de la habitación)

3PO: (viendo como Anakin abandona la habitación) ¿Venderme? Espera vuelve aquí hijo de una bantha... (3PO de repente se apaga, pues Anakin olvidó recargar las pilas)
   


MOS ESPA. CALLE. CASAS DE LOS ESCLAVOS


Anakin sale siguiendo a Qui-Gon el cual aún cojea algo y canima de una forma graciosa. Entonces se para y mira a su madre que está delante de la puerta. Se da la vuelta y ve a Qui-gon que se ha parado a esperarlo con esa extraña mirada de miedo y pena en su cara. Anakin entonces da la vuelta y corrre hacia su madre que se arrodilla para abrazarlo y besarlo.

ANAKIN: (disgustado) No puedo hacerlo mamá. No puedo.

SHMI: Annie...

ANAKIN: (tratando de no llorar)  ¿Volveré a verte?

SHMI: ¿Qué es lo que te dice el corazón?

ANAKIN: Eso espero, si... eso creo.

SHMI: Entonces volveremos a vernos... espero (piensa para sus adentros ¿Por qué Lucas no me ha llamado aún?)

ANAKIN: Volveré para liberarte. Te lo prometo.

SHMI: (mira hacia abajo tratando de no llorar y pensando: Sí eso estaría bien... Entonces Lucas tendría que llamarme. Toma una bocanada de aire y mira a Anakin) Ahora se valiente y no mires atrás. No mires atrás.

Shmi se levanta, le da la vuelta a Anakin de cara a Qui-Gon. Con un suave empujoncito lo manda hacia él. Shmi tristemente ve como Anakin se va de su vida... y poco a poco empieza a sonreir al darse cuenta de que puede volver de nuevo a su alegre vida de soltera.
   

TATOOINE. MESETA DEL DESIERTO


Unos de los droides sonda regresa y da su informe a Darth Maul. El Sith se pone sus gafas, conecta con el mando a distancia la alarma de su nave, monta en su moto-speeder y se va hacia Mos Espa.



TATOOINE. DESIERTO. NAVE NABOO


Qui- gon y Anakin corren hacia la nave Naboo. A Anakin le cuesta seguirlo.

ANAKIN: ¡Qui-Gon pare! Estoy cansado.

Qui-Gon da la vuelta y ve una siniestra figura que desciende en una moto-speeder.

QUI-GON: ¡ANAKIN!. ¡Al suelo, vamos!

Anakin se tira al suelo justo cuando Darth Maul pasa por encima de él. El Sith baja de la moto en pleno vuelo y ataca a Qui-Gon con su sable y un fiero duelo da comienzo.
    

QUI-GON: ¡Anakin!. ¡Corre a la nave! Dile a Obi-Wan que mueva su culo y venga a ayudarme.

Qui-Gon lucha por defenderse del implacable ataque mientras Anakin embarca en la nave.



NAVE NABOO. CABINA


El Capitán Panaka, Anakin y Padmé entran precipitadamente en la cabina donde Obi-Wan y Ric Olié están comprobando el hipermotor.

PADMÉ: ¡Obi-Wan! ¡Qui-Gon está en apuros!

ANAKIN: (a Obi-Wan) Dice que salgas y lo ayudes.

OBI-WAN: (mira fuera y ve la lucha) Si, bien, yo no puedo salir (a Ric Olié señalándole hacia afuera) Despegue, hacia allí. Vuele bajo.

Se dirigen hacia una pequeña nube de polvo donde es está desarrollando la lucha.
   


TATOOINE. DESIERTO. NAVE NABOO


Qui-Gon y Darth Maul continúan su feroz duelo. Cuando la nave llega Qui-Gon le quita de un manotazo las gafas de sola Maul. Mientras Maul las recupera, Qui-Gon da un increíble salto hacia la rampa de la nave. La nave Naboo se aleja a toda velocidad dejando al Lord del Sith solo y realmente fastidiado.



NAVE NABOO. PASILLO


Anakin y Obi-Wan entran corriendo en el pasillo y encuentran a Qui-Gon caído en el suelo, enfrente de la entrada. El Jedi respira con dificultad cubierto de sudor y polvo.

ANAKIN: ¿Está usted bien?

QUI-GON: Creo que sí.

OBI-WAN: ¿Quién era?

QUI-GON: No estoy seguro, pero estaba bien entrenado en las artes Jedi y... ¡Oye! ¿No te dijo el chico que vinieras a ayudarme?

OBI-WAN: ¿Qué? (mira a Anakin perplejo) ¡Oh! ¡Eso es lo que me decías! (a Qui-Gon) Es chico estaba demasiado excitado y confuso y no pude entender ni una sola palabra de lo que decía. (ríe nervioso). Lo que pasó es que miré por la ventana y vi la lucha (mira para Anakin que está horrorizado y empieza a protestar pero es interrumpido) De cualquier forma, cuando vi lo mal que ese tipo te lo estaba haciendo pasar... (se da cuenta de que Qui-Gon lo mira con recelo) Bueno, yo... (agacha la cabeza) yo... pensé que lo mejor era ir volando a rescatarte.
   


QUI-GON: (aún mirando a Obi-Wan con escepticismo) Sí, fue una suerte que vieses por la ventana lo que estaba ocurriendo. Tú sabes que debes decirme la verdad mi joven aprendiz, por que si estás mintiendo serás castigado...  castigado muy, muy severamente.

OBI-WAN: (tratando de no parecer contento con la amenaza de Qui-Gon) Sí, Maestro.

ANAKIN: (suspira sintiéndose frustrado con ambos Jedi) ¿Qué es lo que vamos a hacer?

QUI-GON: Debemos de ser pacientes. Anakin Skywalker, te presento a Obi-Wan Kenobi.

ANAKIN: (con sarcasmo a Obi-Wan) Hola. Ya nos conocimos en la cabina ¿Recuerdas?

Obi-Wan echa al chico una mirada asesina, pero finalmente simula una sonrisa al darse cuenta de que Qui-Gon lo está mirando.
   



THEED. PALACIO. SALA DEL TRONO


Nute está sentado en una extraña silla mecánica la cual camina al lado de Sio Bibble. Rune los sigue unos cuantos pasos más atrás. Guardias droide rodean a Bibble.

NUTE: Su Reeeina estaaá peeerdida, su pueeeblo mueeere de haaambre y usteeed gooobernaaador va a mooorir anteees que su pueeeblo, me teeemo.

BIBBLE: ¿Morir? (empieza a temblar) Bueno, esto ha ido demasiado lejos. Yo no voy a sacrificar mi precioso trasero por este triste y pequeño planeta. No sé que quiere. ¡Por favor! ¡No me mate!... Soy demasiado joven para morir... Tengo quince hijos... mi casa se quemó la noche pasada... mi perro murió está mañana... mi speeder se averió esta tarde...

NUTE: (disgustado con los lloriqueos de Bibble) Llevaaaosolo de aquiií.
   


Se llevan a Bibble, aún lloriqueando, mientras el comandante droide se acerca a Nute.

COMANDANTE: Mis tropas están listas par registrar los pantanos en busca de esos posibles poblados subacuáticos. No permanecerán ocultos mucho tiempo.



NAVE NABOO. ÁREA PRINCIPAL


Todos duermen en la nave. Todo está a media luz cuando Padmé entra en la sala principal. Va a una pantalla y observa la grabación de la suplica de Sio Bibble, dándose cuenta de lo débil que parece. Jar Jar está recostado en una silla roncando. Padmé se siente molesta. Siente que alguien la está observando y ve a Anakin sentado en un rincón, mirándola y temblando. Parece triste y solo.

PADMÉ: ¿Estás bien?

ANAKIN: Hace mucho frío.

PADMÉ: (coge una manta, va hacia él, lo arropa y se sienta a su lado) Provienes de un planeta cálido. Para mi gusto demasiado cálido. El espacio es frío.

ANAKIN: Pareces triste y cansada.

PADMÉ: (bostezando) Yo, quiero decir, la Reina, está preocupada. Mi, quiero decir, su pobre pueblo sufre... y muere. (gran bostezo) Yo, quiero decir ella, debe de convencer al Senado para que intervenga o... ¡Mierda! ¡Estoy cansada! (se recuesta contra la pared y entorna los ojos)

ANAKIN: (saca algo de su bolsillo) He hecho esto para ti. Así me recordarás siempre. Lo he tallado en un trozo de japor... te traerá buena suerte.

Anakin le da un colgante a Padmé. Ella lo inspecciona y piensa para sus adentros ¡Chico que bien! Lo guardaré y se lo daré a Panaka por Navidad.

PADMÉ: No tenías por que... No lo necesito para recordarte. Muchas cosas cambiarán al llegar a la capital, Anakin, pero mi cariño hacia a ti permanecerá (bosteza otra vez, se recuesta contra la pared y cierra los ojos)

ANAKIN: Yo también te tengo cariño. (tristemente baja la mirada) Solo que echo... echo de menos a mi mamá. Todas las noches solía leerme un cuento y me cantaba la canción “Susanita tiene un ratón”. La echo mucho de menos y ahora a lo mejor tu podrías cantarme...

Padmé lo interrumpe con un sonoro ronquido. Anakin la mira, gira sus ojos, después se da la vuelta y se echa a dormir.


Parte 6: Un día en las carreras                Próxima entrega: Un político nada corriente

No hay comentarios:

Publicar un comentario