Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 20 de diciembre de 2013

Parte VI: Un día en las carreras



VIVIENDAS DE LOS ESCLAVOS. TERRAZA

Es de noche, Anakin está sentado en la baranda de la terraza de su casa y Qui-Gon está curando un corte en el brazo del chico.

QUI-GON: Estate quieto, Annie. Te limpiaré el corte.

ANAKIN: ¡Au! ¡Desearía que dejaseis de llamarme así! No lo comprendes ahora, pero ese nombre me está produciendo un daño psicológico irreversible que dará como resultado un comportamiento sociopático que me hará sembrar la completa destrucción y el caos por toda la galaxia y crear la mayor perturbación y desequilibrio en la Fuerza.

Qui-Gon con la boca abierta se sienta en silencio, helado y pasmado. El chico se recuesta mirando el enorme número de estrellas que tapizan el firmamento.

ANAKIN: ¡Hay muchas! ¿Tienen todas un sistema de planetas?

QUI-GON: (aún aturdido) Esto... Sí... Anakin, casi todas.

ANAKIN: ¿Alguien ha estado en todos?

QUI-GON: No lo creo.

ANAKIN: Quiero ser el primero en visitarlos todos... ¡Tal vez cuando sea el gobernante de la galaxia! (empieza a reír)

Qui-Gon se sobresalta y accidentalmente lo araña en el brazo haciéndolo sangrar de nuevo. Entonces le limpia la sangre.



ANAKIN: ¡Au!

SHMI: (grita desde el interior de la casa) ¡Annie, a dormir!

ANAKIN: (se estremece cuando lo llaman de nuevo por ese nombre) Te juro que si no fuese mi madre yo...

Qui-Gon nervioso sonríe y acaricia la cabeza de Anakin, luego pone la sangre sobre un chip del comlink.

ANAKIN: ¿Qué hace?

QUI-GON: Comprobando que no hay infecciones

SHMI: (gritando desde el quicio de la puerta) ¡Annie, no te lo pienso repetir!

Anakin hace muecas. Entonces Qui-Gon lo abraza y lo besa en la frente. Anakin lo mira aturdido.

QUI-GON: (sonriendo) Hora de acostarse. Mañana es tu gran día. Buenas noches hijo mío.

ANAKIN: (lo empuja) ¿Qué pasa contigo? Primero me acaricias, luego me abrazas, después me llamas hijo... Estás actuando de una forma un tanto extraña últimamente. ¿Qué pasa? ¿Es que estás senil o qué?

QUI-GON: (enfadado) ¿Senil? ¡Aún no tengo cincuenta años! (nervioso sonríe y trata de calmarse) Esto... no seas tonto, claro que no. (sacude el pelo a Anakin) Parece que alguien tiene que irse a la cama. Ahora se un buen chico y vete antes de que venga el coco y no te deje tener sueños agradables.
   


Anakin sacude su cabeza, murmurando algo y entra en la casa. Qui-Gon coge el chip manchado de sangre y lo inserta en el comlink, después llama a Obi-Wan.

QUI-GON: Obi-Wan

OBI-WAN: Sí, Maestro.

QUI-GON: Quiero un análisis de la muestra que te envío.

OBI-WAN: ¿De qué tipo? Drogas, alcohol, embarazo...

QUI-GON: ¡No idiota! Es para el chico. Quiero un recuento midi-cloriano.

OBI-WAN: (espera unos segundos) Se sale de las tablas... Más de 20.000.

QUI-GON: (casi para sí mismo) ¡Eso es!

OBI-WAN: Ni el Maestro Yoda tiene un nivel midi-cloriano tan elevado.

QUI-GON: Ni ningún Jedi. (piensa para sus adentros: Bueno, excepto yo).

OBI-WAN: ¿Eso qué significa?

QUI-GON: No estoy seguro. (pensando para sus adentros: Vaya, vaya. Según parece soy de verdad el padre del chico)

El Caballero Jedi levanta la vista y ve a Shmi en el quicio de la puerta limpiando algún utensilio de la cocina con un paño.

SHMI: ¡Te lo dije! (le enseña el cuchillo para untar mantequilla que estaba secando) ¡Él no tiene padre!

Qui-Gon mira a lo lejos, suspira y sacude la cabeza.
   


TATOOINE. MESETA EN EL DESIERTO


Una nave Sith aterriza en lo alto de una meseta al anochecer. La puerta se abre y una fuerte y horrible música sale de su interior. Darth Maul sale de la nave y va hacia el borde de la meseta estudiando el paisaje con unos electrobinoculares. Su cabeza se sacude al ritmo de la música mientras ve las luces de tres ciudades a lo lejos. Entonces aprieta unos botones de su brazalete electrónico. Tres droides sonda del tamaño de un balón de baloncesto salen de la nave y salen disparados hacia cada una de las tres ciudades. Maul queda en la meseta y los observa con sus binoculares mientras canta a grito pelado.
   


MOS ESPA. HANGAR PRINCIPAL


Es de mañana en el hangar principal del circuito de carreras. Es un enorme edificio en el que hay más de una docena de vainas que se están preparando para el gran acontecimiento del día. Los pilotos y sus equipos trabajan en sus vehículos hasta el último minuto. Qui-Gon y Jar Jar caminan entre toda la actividad.

WATTO: Quiero ver tu nave espacial cuando finalice la carrera.

QUI-GON: Paciencia mi azul amigo. Antes del ocaso tendrás tu premio. Y nosotros estaremos lejos de este pequeño planeta reseco.

WATTO: No si tu nave espacial me pertenece, digo yo. Te lo advierto, nada de tonterías.

QUI-GON: ¿Me estás acusando de ser un artista del engaño? O ¿No confías en Anakin?
   



Watto se detiene ante una vaina naranja. Sentado a un lado está Sebulba que está siendo masajeado en el cuello por dos twi´lek. Jar Jar lo ve y traga saliva.

WATTO: No me interpretes mal. Yo tengo mucha fe en el chico, es un orgullo para tu raza, pero Sebulba es el que va a  ganar.

QUI-GON: ¿Y por qué crees eso?

WATTO: Él siempre gana, es una escoria falsa como yo. (se ríe) Voy a apostar muy fuerte por Sebulba.

QUI-GON: (piensa un momento) Acepto la apuesta.

WATTO: (de repente deja de reír) ¿Cómo?

QUI-GON: Apuesto mi vaina de carreras contra... digamos... el chico y su madre.

WATTO: Ninguna vaina vale dos esclavos, ni muchísimo menos.

QUI-GON: Por el chico.
    


WATTO: (saca un pequeño dado de su bolsillo) Pues dejemos que es destino decida ¿eh? Casualmente tengo aquí un dado de la suerte. Azul el muchacho, rojo su madre.

Qui-Gon levanta un poco su mano haciendo caer el dado de la mano de Watto. El cubo cae del lado azul. Qui-Gon y Jar Jar sonríen. Watto está enfadado.

QUI-GON: Fue juego limpio.

WATTO: Has ganado esta apuesta forastero, pero no has ganado la carrera... Así que te va a dar igual.



Anakin y Padmé entran en el hangar montados en un eopie, una criatura parecida a un camello. Kitster y Shmi montan otro eopie. Con 3PO caminado a su lado R2 remolca la vaina. Watto pasa al lado de Anakin mientras se va.

WATTO: (subtitulado) Bonapa keesa pateeso, o wanna meetee chobood (Haz que tu amigo deje de apostar o al final él también me pertenecerá)

ANAKIN: ¿Por qué ha dicho eso?

QUI-GON: No hagas caso a ese tonto descerebrado.

3PO: ¡Oh! Ese chico azul es realmente un montón de ...

R2 emite una serie de pitidos y silbidos muy altos.

3PO: Si es realmente un hijo de...

R2 emite una serie de pitidos y silbidos aún más fuertes que los anteriores.
  

KITSTER: (a Anakin) Esto es alucinante. Seguro  que esta vez lo consigues.

PADMÉ: ¿El qué?

KITSTER: Acabar la carrera ¿Qué va a ser?

PADMÉ: ¿No has ganado nunca?

ANAKIN: Bueno... lo que se dice ganar...

PADMÉ: ¿Ni tan siquiera acabar?

ANAKIN: (poniéndose gallito) ¡Tranquila nena! Kitster tiene razón. Lo conseguiré. (guiña un ojo a Padmé)

QUI-GON: (viene por detrás de Anakin y pone las manos sobre sus hombros) Por supuesto que sí, hijo mío.

Anakin mira a Qui-Gon avergonzado mientras este sacude el pelo del niño y sonríe.



MOS ESPA. CALLE

Uno de los droides sonda de Maul desciende lentamente sobre la calle principal de Mos Espa. Mira dentro de las tiendas y estudia a las personas tratando de encontrar a Obi-Wan, Qui-Gon o la Reina. Un jawa trata de robar el droide pero cuando lo agarra, queda frito por una descarga de 50.000 voltios que le suelta el sistema antirrobo “Relámpago del Lado Oscuro”.
   


MOS ESPA. ESTADIO


Un gran anfiteatro lleno de miles de personas domina el paisaje. Grandes plataformas de observación dominan la pista.



ESTADIO. PECERA


Un locutor de dos cabezas llamado Fode y Beed describe la escena.

FODE: ¡Togie, togie! (Saludos) Tenemos un tiempo perfecto para la clásica de Boonta Eve, la más peligrosa carrera de vainas.

BEED: Tienes toda la razón. Y hay una gran concurrencia venida de todos los rincones de los territorios del Borde Exterior. Veo que los participantes se dirigen hacia la parrilla de salida.
   


ESTADIO. PISTA

Por el lado izquierdo de la pista, entre las gradas, sale del gran hangar una fila de vainas rodeadas por varios miembros de cada equipo. Las vainas van tiradas por criaturas de diferentes especies y van precedidos por personas o droides portando banderas. Los pilotos están en pie frente a la tribuna real. 
    


FODE: Sí. Ahí están.

BEED: Veo a Ben Quadinaros del Sistema Tund.

FODE: Gasgano de Nueva Ord Pedrovia.

BEED: Y el dos veces ganador Boles Roor.

FODE: ¡En primera línea el actual campeón Sebulba!

La multitud grita cuando Sebulba saluda.

BEED: Y un inscrito de última hora. Anakin Skywalker un joven local.

Anakin saluda a la multitud.



ESTADIO. PARRILLA DE SALIDA


Anakin engancha los grandes motores a su vaina con un largo cable. Sebulba va a hurtadillas y tuerce una pieza y la medio saca de uno de los motores. Mira a su alrededor para ver si alguien se ha dado cuenta. Va hacia Anakin y le sonríe de una forma siniestra.

SEBULBA: Bazda wahota, shag Skywalker. Dobiella nok. Yoka to bantha poodoo. (No saldrás vivo de esta Skywalker. Escoria esclava. Eres forraje de bantha)

ANAKIN: (subtitulado) Cha slkrundee da pat, sleemo. (No cuentes con ello, gusano)
   


Anakin sujeta un destornillador delante de la cara de Sebulba. Los ojos de Sebulba se abren de par en par, entonces se ríe de una forma burlona y se va mientras Qui-Gon se acerca.

QUI-GON: ¿Estás listo hijo? (Anakin gira los ojos) Bien. (Qui-Gon ayuda a Anakin a montar en la vaina, el chico se sujeta con los cinturones de seguridad a la diminuta vaina) Recuerda concéntrate en el momento. Siente, no pienses. Usa tu instinto. (sonríe y sacude la cabeza de Anakin) ¡Qué la Fuerza te acompañe hijo mío! (retrocede mientras Anakin se pone sus gafas)
   


ESTADIO. TRIBUNA REAL


Jabba el Hutt entra en la tribuna y saluda a la multitud.

FODE: Su honorable, nuestro glorioso anfitrión, Jabba el Hutt ha entrado en el estadio.

La multitud victorea. Otros hutt con forma de babosa lo siguen junto con otras criaturas y una esclava encadenada. Jabba lanza besos a la multitud.

JABBA: (subtitulado)  ¡Ka bazza kindee hodruddas! (¡Bienvenidos que empiece la carrera!)



ESTADIo. Parrilla de salida


los pilotos accionan los interruptores y poderosos rayos de energía aparecen entre los motores. Anakin acciona un interruptor y su motor se enciende. El increíble rugido de los poderosos motores encendiéndose retumba por todo el estadio. Los abanderados abandonan la pista. La multitud aguarda con impaciencia a que empiece la carrera.

FODE: Los motores ya se han encendido.

BEED: Ya están despejando la parrilla.
   


ESTADIO. PLATAFORMA DE OBSERVACIÓN


Shmi mira con nerviosismo a Qui-Gon cuando entra en la plataforma de observación. Padmé y Jar Jar ya están en ella. La plataforma sube como un ascensor.

SHMI: Te juro que si le pasa algo... (levanta el puño cerrado a Qui-Gon)

QUI-GON: (gira los ojos y se va) ¡Dame un respiro!

PADMÉ: (camina hacia Qui-Gon) Ustedes los Jedi son muy temerarios. La Reina...

QUI-GON: ¡Y tu no empieces otra vez! La Reina confía en mi criterio, joven asistente. Haz tú lo mismo ( sonríe y pellizca la mejilla de Padmé)

PADMÉ: (enfadada aparta la mano de Qui-Gon de un manotazo) Supone demasiado.
   

ESTADIO. TRIBUNA REAL


Jabba escupe la cabeza de su aperitivo contra un gong, señalando el inicio de la carrera



ESTADIO. PARRILLA DE SALIDA


Sobre la pista, en el centro, se enciende una gran luz verde. Las vainas salen disparadas con un agudo aullido. El motor de Anakin se cala, tose y por último se apaga. Las demás vainas excepto una lo evitan y desaparecen por la pista. El trata de encender el motor. El locutor de dos cabezas lo anuncia.

FODE: ¡Allá van!

BEED: ¡Oh mira! ¡A Skywalker se le ha calado!

Anakin mira ferozmente a los locutores mientras acciona los interruptores tratando de que los motores arranquen. Padmé  y Jar Jar están desconcertados.
   

Qui-Gon pasa su brazo alrededor de la preocupada Shmi, pero retrocede al recordar aquella noche en Mos Eisley. Shmi le pega un codazo y le echa una mirada asesina. Él se aparta de ella sonriendo nerviosamente. Ella se da la vuelta justo en el momento en que arrancan los motores de Anakin. Sale disparado hacia el resto de los participantes dejando atrás una vaina de cuatro motores que aún trata de arrancar. El locutor de dos cabezas relata el desarrollo de la carrera.

BEED: ¡Y ahí va Skywalker! Le va a resultar muy difícil alcanzar a la cabeza.
   


MOS ESPA. PISTA


Las vainas vuelan por el desierto. Sebulba lleva su vaina contra uno de sus rivales forzándolo a chocar contra una de las paredes de una gran formación rocosa. Anakin es mucho más rápido  que los rezagados y los pasa con facilidad. Cuatro tusken están apostados en un acantilado por encima del circuito de la carrera.

TUSKEN 1: ¡Oye! ¿No es ese el enano que estaba con ese estúpido Jedi?

TUSKEN 2: Sí lo es. ¡Acabemos con el pequeño mocoso!

Los tusken empiezan a disparar con su rifle a la vaina de Anakin cuando pasa por el cañón. Uno de los disparos rebota en la parte trasera de la vaina.

BEED: Parece  que algunos bandidos tusken están apostados en el viraje del cañón de las dunas.

Padmé, Jar Jar, Shmi y Qui-Gon observan preocupados en una pantalla portátil. R2, abajo en la pista con Kitster y C-3PO, deja escapar un suspiro de dolor. C-3PO suelta unas cuantas obscenidades. Anakin corre, dando giros y pasando sobre columnas y acantilados dejando atrás a otros corredores a derecha e izquierda. Sebulba está en cabeza. Anakin se abre paso entre un gran número de corredores mientras atraviesa el mar de dunas. Algunos de los corredores chocan accidentalmente o gracias a la intervención de Sebulba.
   


Parte 5: La mamá virgen                Próxima entrega: Volando, volando a Coruscant voy

No hay comentarios:

Publicar un comentario