Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 25 de noviembre de 2013

Dash Rendar

DASH RENDAR


Alto, delgado, de pelo rojo y ojos verdes, Rendar da una imagen romántica con su vestimenta de piloto y un desintegrador en una funda colgada bajo su cadera. Dash Rendar es un contrabandista corelliano cuya vida fue repentinamente interrumpida, o al menos eso es lo que nos hizo creer.

Su infancia fue privilegiada ya que sus padres habían heredado el negocio familiar RenTrans una rica compañía de transporte interestelar de los mundos del Núcleo.

La riqueza de la familia aseguró tanto a Dash como a su hermano mayor, Stanton, una infancia cómoda y segura y la mejor educación disponible. Sin embargo, ambos hermanos tomaron direcciones diferentes. Stanton se unió a los negocios familiares, pilotando los cargueros de la empresa, mientras que Rendar decidió matricularse en la Academia Naval Imperial. Dash fue aceptado y sus habilidades y destrezas pronto impresionaron a sus instructores y compañeros, entre los que se incluía Han Solo. Dash parecía tener una prometedora carrera, pero un día negro toda esta prosperidad se vino literalmente abajo.
Durante un vuelo rutinario a Coruscant, uno de los sistemas de control de la nave de Stanton explotó mientras despegaba. El carguero se estrelló contra un museo privado cuyo propietario no era otro que el Emperador Palpatine, causando la muerte de toda la tripulación y la destrucción del museo y su colección. El carguero había sido saboteado por el Príncipe Xizor, la cabeza visible del sindicato criminal El Sol Negro, que pretendía convertir RenTrans en una subsidiaria de su compañía Sistemas de Transportes Xizor. Xizor esperaba que el accidente forzase a los Rendar a aceptar su oferta.
Enfurecido por la pérdida de sus preciados artefactos Sith y Jedi, Palpatine desterró a la familia Rendar y transfirió sus pertenencias a los Sistemas de Transportes Xizor.
El joven Dash fue expulsado de la Academia y su sueño de hacer una brillante carrera naval se hizo añicos.
Tras la tragedia, Rendar decidió usar las habilidades adquiridas en la Academia para sus propios fines. Se convirtió en un gran contrabandista, cuya figura insolente y arrogante se enfrentaba la Imperio. No se conformaba con trabajos fáciles mal pagados, en su lugar escogía los trabajos de mayor riesgo a cambio de grandes recompensas. Rápidamente se forjó un nombre como piloto y trabajó con Lando Calrissian al que conoció en una mesa de Sabacc en Kaal. Durante un respiro en Port Haven, un puerto secreto de los contrabandistas en un desconocido planeta árido se reunió con su Han Solo, su antiguo compañero de la Academia que también se había visto forzado a abandonar el servicio al Imperio y convertirse en contrabandista. . Los tres se contaban historias de cómo habían burlado a los imperiales, historias llenas de valentonadas y fanfarronadas. Calrissian y Solo finalmente abandonaron la vida de contrabandistas volviéndose respetables y uniendo su suerte a la de los rebeldes. Dash lo rechazó, prefiriendo enfocar su atención en la única cosa que realmente le interesaba: él mismo.

Uno de los jefes de Dash fue el gangster twi´lek llamado Tío Vanya. Cuando trabajaba para él, Dash adquirió el carguero ligero YT-2400 al que puso el nombre de Jinete del Espacio. Rendar le hizo unas cuantas modificaciones mejorando sus armas, escudos e hiperpropulsión. La nave era la ideal para el contrabando y salvó la vida de Rendar en innumerables ocasiones. Aunque las modificaciones le costaron a Dash una fortuna, él lo daba por bien hecho e incluso consiguió que Han Solo estuviese celoso. Ambos mantenían una rivalidad amistosa en lo que respecta a la velocidad de sus naves, lo que les llevó a competir en una ocasión. El Halcón Milenario ganó la carrera por un estrecho margen.

Tras adquirir el Jinete, Dash escogió un copiloto de la serie LE de Cybot Galáctica llamado LE-BO2D9. Dash modificó el droide programándolo para que pudiese pilotar el Jinete.
Aunque trató de permanecer neutral durante la Guerra Civil Galáctica, Dash se encontró transportando víveres para la Alianza. Los rebeldes tenían la suficiente confianza en Dash para compartir con él la situación de su base secreta en Hoth. Rendar y Leebo llevaron al Jinete al sistema y atracaron en el hangar de la Base Eco, donde Rendar se quedó sorprendido al enterarse de que Han Solo se había involucrado con la rebelión. Pero su reunión fue corta: Darth Vader había entrado en el sistema y preparaba un ataque contra la base. Incapaz de resistirse a una batalla y como él ya había recibido sus honorarios, Rendar decidió ayudar a frenas a los imperiales mientras lo rebeldes evacuaban la base.
Por recomendación de Han Solo, el comandante Luke Skywalker permitió que Dash se uniese al Escuadrón Pícaro para la batalla que estaba por venir. Rendar consiguió destruir un AT-AT antes de que los imperiales destruyesen el generador de escudo deflector de la Base Eco. Rendar volvió a la base y allí tomó su nave para marcharse del planeta.
Después de huir de Hoth de una pieza, Rendar se volvió a reunir con los rebeldes tras la captura de Solo. Como favor personal a Lando, Rendar ayudó a los rebeldes, bajo previo pago, en la búsqueda de Solo, y los guió hasta el escondite de Fett.

La base imperial de Gall era el escondite de Fett. Rendar se reunió con Calrissian, Luke Skywalker, Leia Organa, Chewbacca y el Escuadrón Pícaro en una pequeña luna del Sistema Zhar. Allí decidieron la estrategia para el rescate. Luke y el Escuadrón Pícaro atacarían los destructores estelares, mientras Rendar guiaba al Halcón Milenario y su tripulación hasta la nave de Fett para rescatar a Solo.

Para evitar los sensores imperiales, el Jinete y el Halcón tuvieron que volar bajo, rozando las copas de los árboles. Antes de llegar al punto donde estaba atracado el Esclavo I, Dash y los abandonó en el momento en que se les acercaban un escuadrón de cazas TIE. La excusa de Dash fue que no había sido contratado para luchar, su no para enseñarles el camino. Aunque la Princesa Leia no estaba de acuerdo con la insoportable forma de actuar y la presunción del coreliano, reconoció su instinto de supervivencia y sus habilidades como piloto. Por ello lo contrató para proteger a Luke Skywalker, cuya vida estaba en peligro.

Estando en la cabaña de Obi-Wan Kenobi, en Tatooine, Luke fue atacado por una banda de motoristas de barredores. Gracias a la ayuda de Rendar, consiguió librarse de ellos. Tras explicar su presencia ambos estaban discutiendo sobre el ataque, cuando R2 detectó que se estaba aproximando un droide mensajero. Dash y Luke fueron a investigar y descubrieron que el droide tenía un mensaje de Koth Melan para ser entregado a Leia. El bothano decía tener información vial para la Alianza y le pedía a Leia que se reuniese con él lo más pronto posible en Bothawui. En su ausencia, Luke decidió ir a Bothawui y reunirse con Melan. Dash lo acompañó para seguir con su misión de protección.
Ambos pilotos fueron en sus respectivas naves y consiguieron aterrizar en Bothawui tras esquivar una patrulla imperial. Ya en la ciudad, fueron a la Misión de Comercio Intergaláctico y se reunieron con Melan. Éste les explicó que los bothanos se habían enterado de un nuevo proyecto militar, pero que desconocían la naturaleza del mismo. Un ordenador especial protegido que contenía la información iba a ser transportado desde Coruscant a Bothawui a bordo del Suprosa, un carguero que fingiría ser un transporte de fertilizante y Melan planeaba capturarlo. Para ello había reunido un equipo bothano y quería que Skywalker y Rendar liderasen el ataque. Rendar no estaba muy de acuerdo con participar pero accedió después de que Luke le sugiriese que la Alianza le recompensaría por la captura del ordenador.
Luke preparó al grupo de bothanos para la misión y el escuadrón de alas-Y y el Jinete partieron hacia donde se esperaba que apareciese el carguero.

El objetivo se logró, pero en la batalla que se desencadenó, un error de Dash en la interceptación de un misil de impacto, provocó la destrucción de un escuadrón entero de Alas-Y bothanos. 
Dash quedó destrozado, aunque Luke no estaba seguro de si se debía a la pérdida de vidas o a la mancha que eso suponía para su reputación.

 En vista de las condiciones en que se encontraba Dash, Luke decidió enviar al contrabandista a informara a Leia de los últimos sucesos.

En Rodia, Leia había conseguido contactar con el Sol Negro e iba a reunirse con Guri, la representante de Xizor. Como tenían sospechas de que Guri no era lo que parecía, Leisa decidió tomar precauciones y preparó con Rendar y Calrissian un sistema para poder estudiar a Guri y descubrieron que se trataba de un droide réplica humana. El droide tenía instrucciones de Xizor para llevarse con ella a la Princesa y pese a las dudas de Rendar y Lando, Leia aceptó ir con ella a Coruscant acompañada por Chewbacca. Pero todo era una trampa urdida por el Príncipe Xizor, el líder del Sol Negro, para poder atrapar a Skywalker. Leia era ahora prisionera del Sol Negro.

Chewbacca consiguió escapar del palacio de Xizor en Coruscant y contactó con Rendar para conseguir su ayuda y la de Lando. Tratando de enmendar su error durante la captura del Suprosa, Dash fue a Coruscant y allí en la tienda de plantas de Spero encontró a Luke, Lando y Chewie que estaban siendo atacados por cuatro hombres. Cogidos por sorpresa, los cuatro atacantes fueron eliminados por Rendar. Después Dash se llevó a los rebeldes a un hotel cercano para decidir la estrategia a seguir. Decidieron entrar en el Palacio de Xizor a través de las alcantarillas y Dash se encargó de buscar a un ingeniero, Benedict Vidkun, con acceso a los túneles que les llevaría hasta la entra da del palacio por un determinado precio. El ingeniero los traicionó y disparó a Rendar en la cadera durante la misión de rescate. Dash, inmediatamente, le disparó matando a Vidkun de un tiro entre los ojos.

Cuando alcanzaron el final del túnel, el grupo encontró a seis guardias en el cuarto que estaba justo en la salida. Consiguieron deshacerse de ellos, pero uno logró pedir ayuda.

Tras encontrar a Leia, que había huido del cuarto en el que la retenían, se dirigieron hacia una pista de aterrizaje en la que C-3PO y R2, pilotando el Halcón, los recogerían. Durante su huída lanzaron un detonador termal por un conducto de desperdicios el cual hizo explosión poco después de que abandonasen la pista.

Una vez que estuvieron a salvo, Leebo y el Jinete se reunieron con ellos y Dash se fue a su nave. Ambas naves fueron atacadas por un grupo de naves del Sol Negro. Los cargueros eran superados en número pero rápidamente llegó el Escuadrón Pícaro para ayudarlos. Sin embargo, las fuerzas de Xizor seguían siendo superiores numéricamente y la batalla se iba volviendo en su contra hasta la llegada de las fuerzas imperiales lideradas por Darth Vader. Vader se había enterado de los intentos de Xizor para matar a Luke y envió a sus cazas TIE para interceptar las fuerzas del falleen mientras el Ejecutor dirigía sus armas hacia el celestial de Xizor, que era a donde éste último había huido tras la destrucción de su palacio.

En el momento álgido de la batalla, el celestial de Xizor explotó y uno de sus enormes restos chocó con el Jinete del Espacio y la nave pareció desintegrarse tras el impacto.

Pero la desintegración solo había sido una ilusión óptica. Dash saltó al hiperespacio en el último momento y aprovechó la confusión para poner tierra por medio.

En los años que siguieron a su muerte aparente se vio esporádicamente a Dash y al Jinete, aunque la Nueva República nunca lo confirmó.

En el 4 DBY Guri, la antigua asistente de Xizor, se encontró a Rendar en la luna de Hurd y durante algún tiempo formaron equipo como mercenarios. Los informes sobre avistamientos continuaron durante la Guerra Yuuzhan Vong, en la cual fue visto saboteando a los yuuzhan vong.

No hay comentarios:

Publicar un comentario