Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 3 de abril de 2013

Tanque clon turbo

TANQUE CLON TURBO

Uno de los mayores vehículos militares de la República introducidos durante las Guerras Clon, el turbo tanque es un titán de diez ruedas, erizado de armas y cubierto por un grueso blindaje. Con un diseño de bloque y una ingeniería en apariencia simple, el turbo tanque representa la imparable táctica de fuerza bruta utilizada por las tropas clon. Transportados y depositados por los cruceros de ataque de la República, los turbo tanques pasan a través de cualquier obstáculo que se cruce en su camino. Sus torretas láser y puertos de misiles pueden disparar en todas direcciones. El tanque tiene dos cabinas, una en la parte delantera y otra en la parte de atrás, operadas por dos tripulaciones, lo que le permite ir tanto hacia delante como hacia atrás sin necesidad de girar.


UNIVERSO EXPANDIDO

Construido por Astilleros de Impulsores Kuat, y no por su subsidiaria secreta Ingeniería Pesada Rothana, era una especie de experimento de la República construido con la esperanza de distribuir mejor los recursos militares por los distintos planetas. Cuando las Guerras Clon se extendieron por toda la galaxia, Kuat lideró el programa de desarrollo del vehículo bajo la supervisión del gobierno y utilizó su red de distribución para enviar el vehículo a los gobiernos de los planetas aliados. Esto permitía a la República equipar y defender mejor a los planetas lejanos de los ataques de la Confederación de Sistemas Independientes. Naturalmente, había algunos huecos en la cadena de distribución que hacía que algunos tanques fuesen a caer en manos enemigas o elementos criminales.
Familiarmente llamado “ladrillo rodante” por su incómodo y pesado perfil, el HAVw AG vehículo pesado de ataque, es más conocido como juggernaut. En tierra puede alcanzar velocidades superiores a los 160 kilómetros por hora o más.
El contacto directo con el suelo protege al juggernaut de ataques electromagnéticos y descargas de escudo. Cada rueda está formada de tres sistemas independientes de giro que permiten que el juggernaut cubra la mayor parte de los terrenos inhóspitos. Unos enormes amortiguadores le dan al tanque una suspensión impresionante en cualquier terreno, pero al carecer de tracción independiente en las ruedas, puede hacer que el juggernaut se encalle si no tiene fuerza suficiente para salir de los terrenos inestables.

Aunque tiene un gran radio de giro, el juggernaut es terriblemente lento girando, por lo que tiene un diseño con dos cabinas. La mayor desventaja del juggernaut son sus difíciles sistemas de control. Como ambas cabinas pueden controlar los sistemas de dirección, los pilotos de ambas cabinas necesitan coordinarse para evitar que las ruedas se coloquen en posiciones contradictorias.
La primera generación de juggernauts precisaba una tripulación de doce personas, excluyendo a los artilleros, aunque la retroalimentación automática en los últimos modelos ha reducido la tripulación a uno o dos hombres por cabina. El amplio interior puede albergar entre 50 y 300 soldados clon, dependiendo de la configuración de la cabina y las funciones del vehículo.
En la parte trasera de juggernaut hay un alto mástil sensor retráctil, en el cual se sienta un único observador y operador de sensores. Este mástil proporciona un campo de visión de 360º dando información vital sobre el campo de batalla a los comandantes del tanque. Desafortunadamente, el mástil es muy visible y es el blanco favorito de los enemigos.
Tras las Guerras Clon, versiones más versátiles y estilizadas de los vehículos terrestres de ataque fueron introducidas en el Ejército Imperial. Los juggernauts quedaron desfasados y se veían sobre todo en las campañas del Borde Exterior. Las últimas generaciones de caminantes AT-AT incorporaban en su diseño algunos elementos de los antiguos tanques turbo.
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario