Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 6 de marzo de 2013

Ithoriano


ITHORIANOS


A los ithorianos se les llama normalmente "Cabezas de martillo" por toda la galaxia debido a su  rasgo más notable: un cuello largo y curvo que acaba en una cabeza con forma de "T". Estos altos y amables mamíferos herbívoros provienen del planeta Ithor.      


UNIVERSO EXPANDIDO

Los ithorianos hablan básico, aunque con un peculiar acento. Los ithorianos tienen a los lados de su cuello curvado dos bocas y cuatro gargantas, situadas de la misma forma, lo cual les permite hablar en estéreo Su lengua materna se basa en esta habilidad y aunque a otras especies el lenguaje ithoriano les parece bello, es imposible para los no ithorianos reproducirlo.
La lengua ithoriana es una mezcla de notas, tonos e inflexiones que recuerdan a la música.
Los ithorianos veneran a "La Madre Jungla," una entidad espiritual de Ithor encarnada en la exuberante ecología tropical de su mundo. Muchos ithorianos nunca habían pisado su propio planeta, viviendo en ciudades llamadas rebaños o naves rebaño que flotan sobre su planeta. Sólo tres de sus continentes habían sido visitados, los otros dos nunca fueron tocados por manos ithorianas. En su planeta la tecnología y naturaleza convivían en armonía en un entorno centrado en la ecología, tratando de dañar la naturaleza lo menos posible. Las naves-rebaño viajaban flotando sobre los semi-inteligentes árboles bafforr, sin aterrizar, para dañar el entorno lo menos posible. Los árboles bafforr crecían en grandes arboledas y eran objeto de la veneración ithoriana. En raras ocasiones los ithorianos oían la “llamada” de la Madre Jungla y descendían a la superficie del planeta donde vivían y oficiaban como sus sacerdotes ecológicos y no volvían jamas a sus ciudades rebaño.
Los ithorianos son seres tranquilos y amantes de la paz que dedican mucho tiempo a contemplar su vegetación y respetan todas las formas de vida. Son curiosos y sociables, y muchos han decidido encontrar su camino entre las estrellas. Sus ciudades rebaño flotantes también tiene un digno homólogo espacial, viajando por las rutas espaciales como enormes caravanas. Cada nave-rebaño ithoriana tiene un complejo sistema de soporte de vida que replica el entorno de Ithor, con selvas completas, vida salvaje, e incluso patrones  meteorológicos.
El pueblo de Ithor tiene una forma de gobierno comunal. Cada manada es autónoma y autosuficiente. Una vez por cada estación ithoriana (cerca de cinco años estándar), los rebaños se reúnen para "el Encuentro". En un gran espacio sobre la superficie de su verde planeta, las naves rebaño podían unirse entre sí en un festival y ceremonia real. Para aquellas naves que no podían volver a Ithor, se realizaba un “Encuentro” más pequeño. Ahora estos pequeños “Encuentros” son el núcleo de la civilización ithoriana, que como especie ya no puede vivir en su planeta. Mas que nunca estos “Encuentros” permiten a los ithorianos reunirse con otros de su raza y prevenir la extinción de su cultura.
Durante gran parte de la Guerra Civil Galáctica, los ithorianos mantuvieron una posición neutral. No tenían motivos para estar a favor de unos u otros, mientras ellos pudieran continuar con sus actividades en paz. Tras la batalla de Yavin, un Destructor Estelar Imperial emplazó una guarnición en Ithor.
Y pese a las quejas ithorianas, el Imperio comenzó a "vigilar" las actividades mercantiles ithorianas.
Los ithorianos encontraron paz tras la derrota del Imperio, pero desgraciadamente fue por un corto periodo de tiempo. Durante la crisis Yuuzhan Vong, el planeta Ithor fue completamente devastado en la guerra contra los alienígenas invasores. El que fue una vez un mundo de exuberante vegetación es ahora una tierra sin vida y los ithorianos están forzados para siempre a viajar por las estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario