Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 2 de enero de 2013

Pit droide


PIT DROIDE


Pequeños bultos de urgencia preprogramados, los pit droides siempre parecen listos para hacer cualquier reparación que sea necesaria, se les pida o no. En los planetas en los que el peligroso y a menudo ilegal deporte de las carreras de vainas es permitido, los pit droides son una parte del equipo de carrera. Son los versátiles pit droides los que mantienen los gigantescos motores y aerodinámicas cabinas. Los droides miden alrededor de un metro, y vienen pintados de diferentes colores. Capaces de levantar varias veces su propio peso, la fortaleza del droide es legendaria.

Las carreras de vainas son extremadamente peligrosas, al igual que el mantenimiento de los veloces vehículos. En el febril transcurso de la carrera, la seguridad pasa a un segundo plano. Por ello los baratos y prescindibles droides a menudo se arriesgan en medio de la carrera para reparar los recalentados motores olvidándose de su propia seguridad.
Cuando no se están usando se pliegan en un pequeño paquete. Se despliegan para activarse cuando son necesarios. Un golpe en la nariz hace que el droide se pliegue y vuelva a su posición de reposo.


UNIVERSO EXPANDIDO


El modelo de pit droide más común o unidad DUM es producido en masa en el planeta Cyrillia. Sus cabezas en forma de platillo tienen dos antenas para comunicarse con los otros droides. Vienen con un sencillo programa subestándar que puede ser actualizado. Debido a su bajo nivel de programación y su celo en el trabajo pueden producir graves daños en los cortos períodos de tiempo en que están sin supervisión. Deshacerse de un pit droide averiado es una operación delicada y a menudo es preciso desintegrarlos.
Debido a su gran fuerza, los pit droides estropeados resultan muy peligrosos. Especialmente aquellos cuyo botón de encendido está estropeado. La mayoría de los dueños tienen un bláster a mano para que si llega el caso, poder disparar al droide dañado y así poderlo reparar más tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario