Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 8 de octubre de 2012

Velero solar geonosiano



VELERO SOLAR GEONOSIANO


Es un exótico transporte, digno de un enigmático personaje como es el Conde Dooku. El velero solar usa una tecnología única para propulsar la nave, tanto por el espacio como por el hiperespacio.
La nave con forma de semilla, tiene una cabina en cuyo interior está FA-4, el droide piloto de la nave.
El casco de la nave se abre para dejar salir una vela transparente que se despliega en un paracaídas parabólico que recoge partículas energéticas para la propulsión.
El Conde Dooku, usó el velero interestelar para huir de la primera batalla de las Guerras Clon en Geonosis y encontrarse con su oscuro maestro Darth Sidious en los distritos abandonados de Coruscant.

UNIVERSO EXPANDIDO
Las naves solares fueron durante algún tiempo un elemento habitual en toda la galaxia y aún son utilizadas en toda la galaxia por aquellas civilizaciones sin recursos para crear tecnologías de propulsión interplanetaria.
Las naves solares despliegan una enorme vela cuya delicada superficie de reflexión ocupa en la mayoría de las naves un diámetro del tamaño de un satélite y sueles ser propulsadas por corrientes de láser ultravioletas, no por luz solar. La de Dooku consigue un rendimiento similar con una envergadura mucho menor y sin sistema de soporte detectable.
La historia de esta vela es un tanto curiosa. Tras abandonar la orden Jedi, Dooku empezó a interesarse por los artefactos prerrepublicanos. Cerca del Enclave de Cree un anticuario le vendió una vela con unas propiedades singulares y asombrosas. La propulsa una fuente de emisiones supralumínicas, hoy por hoy imperceptibles, que confiere a su nave personalizada una independencia y estilo no igualadas por ningún otro vehículo espacial.
Casi diez años antes del inicio de las Guerras Clon, el Conde Dooku fue a Geonosis para sellar una alianza con el archiduque geonosiano Poggle el Menor. Dooku, coleccionista de antigüedades extrañas y estudioso del diseño de vehículos, impresionó a Poggle con su conocimiento de las antiguas naves de vela geonosianas. Para honrar la nueva alianza y agradecer la fascinación de Dooku por la tecnología geonosiana, Poggle y sus ingenieros acordaron construir un magnífico balandro interestelar para el antiguo Jedi.
La nave de Dooku es una original combinación de  una balandro Punworcca clase 116 con la elegante vela del Conde. A instancias suyas, los ingenieros de Geonosis añadieron este enigmático accesorio que aporta la potencia necesaria sin tener que transportar combustible.
El interior de la nave se dividía en tres secciones. En la proa había una cabina esférica para dos tripulantes. La parte central del balandro podía servir como bodega de carga o zona de pasajeros, pero Dooku la convirtió en el centro de operaciones. Desde aquí podía controlar los acontecimientos políticos de la galaxia y planear los movimientos de los separatistas. Además albergaba una surtida biblioteca.
La parte trasera la ocupaba la esfera para pasajeros y, aunque era pequeña, estaba decorada con mucho gusto. Una litera y un sofá-cama ocupaban la mayor parte de este espacio. También había un armarito, una nevera y la rampa de embarque.
La nave solar no poseía armamento, pero disponía de 84 emisores de rayos tractores/repulsores. Estos emisores facilitaban las maniobras de giro empujando o frenando la nave y también podían desviar proyectiles o repeler atacantes.
Dooku tenía estacionada la nave en uno de los hangares secretos ocultos en Geonosis. Fue en este hangar donde Dooku se enfrentó a Anakin Skywalker, Obi- Wan Kenobi y Yoda antes de escapar a Coruscant para encontrarse en secreto  con Darth Sidious.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario