Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Guri



GURI

El príncipe Xizor, el decadente y poderoso señor de los bajos fondos y líder del Sol Negro, el sindicato criminal, le gustaba todo lo bueno que la galaxia podía ofrecerle. Su lugarteniente y jefe de sus fuerzas de seguridad, Guri, es un ejemplo de este gusto.
La mortal belleza era una réplica humana, un extraño avance en la tecnología droide. Los droides replicantes humanos (DRH's) representan la cima de numerosas tecnologías y son extremadamente caros. Su apariencia exterior es completamente humana. Los DRH's pueden comer, beber y realizar todas las funciones humanas sin que nadie se percate. 
Pero bajo su piel hay poderosos músculos sintéticos y un esqueleto que le proporciona una gran fuerza. Sus redes neurológicas son muy sensibles permitiéndole reaccionar muchos más rápido que un rival humano. Sus ojos y orejas sirven como grabadores exactos de todo lo que los rodea. Cuando pasan por escáneres superficiales son detectados como un ser orgánico pero un escaneo detallado de los DRH descubre su verdadera naturaleza como su temperatura más baja que un humano y la extraña composición de sus órganos internos formados por bio-fibras.
En total el príncipe Xizor gastó nueve millones de créditos en su guardián. El invento del ingeniero Massard Thrumble, Guri, fue construido por un técnico forajido llamado Simonelle el ingoian.  Este brillante ingeniero y técnico de droides operaba en el exterior del Cúmulo de Minos. Trabajando con planos robados de un proyecto de señuelos de la Alianza Rebelde, Simonelle produjo varios droides culminando con su obra maestra, Guri. Con los nueve millones de Xizor, Simonelle trabajó para construir otros droides aprovechando las valiosas lecciones que había aprendido durante la construcción de Guri. Pero Simonelle se convirtió en una de las primeras víctimas de Xizor cuando la mortal droide mató a su constructor.
Guri era una asesina letal, capaz de matar en un abrir y cerrar de ojos sin que tan siquiera se alterasen sus falsos latidos. Xizor la enviaba a numerosas misiones para tratar con aquellos que se cruzaban en su camino o en el de su organización. Fue Guri la que recuperó la “lista Barani” un detallado listado de los operativos del Sol Negro que se habían infiltrado en la Carrera Sisar. Guri también mató al Vigo Green por dirigir la creación de la lista. Ella también asesinó a todo el cuadro directivo de la rival, Transportes Ororo.
Xizor envió a Guri para que investigase que interés tenía la princesa Leia Organa en el Sol Negro, los cuales estaban relacionados con los intentos de asesinato de Luke Skywalker y su búsqueda del congelado Han Solo. Guri se convirtió en una especie de diplomática que involucró a Leia en las complejas maquinaciones de Xizor. Guri estaba perpleja y preocupada por los sentimientos románticos de su jefe por Leia. Ella cumplió las órdenes, aunque hubiese preferido matar a Leia y sus acompañantes, como muestra de su eficiencia e implacables métodos.
Guri proporcionó a Leia y su compañero Chewbacca transporte seguro al Centro Imperial para facilitar su entrada en el corazón del Imperio. Guri les dio a ambos rebeldes unos disfraces, para Leia el del caza recompensas Boushh y para Chewbacca el del cazador Snoova.
Más tarde Leia y el wookiee tratarían de escapar del palacio de Xizor. En la confusión Leia pudo atontar momentáneamente a Guri golpeándola en la espalda con el pesado casco del ubes. Esto le proporcionó a Leia el tiempo necesario para escapar de sus habitaciones y dejar a Guri encerrada dentro. Guri atravesó la puerta con repetidos puñetazos.
Mientras Guri continuaba su persecución, se topó con el Jedi Luke Skywalker. Por fin Guri se encontraba con el reto que había estado esperando toda su vida después de muchos años de muertes fáciles. 
A pesar de que el palacio  iba a explotar en menos de tres minutos, Guri retó a Skywalker en un reto mano a mano. Con la Fuerza como su aliada Skywalker venció a Guri propinándole un golpe que habría dejado inconsciente a cualquier humano. Guri se rindió. Skywalker le ofreció que se uniese a la Alianza.
“Podemos reprogramarte” dijo Skywalker. “No, si consiguieran encontrar alguna forma de burlar mis bloqueos cerebrales y acceder a mi memoria para alterarla, sería fatal para mí” respondió Guri. Le pidió a Skywalker que la matase pero él no lo hizo. Huyó del edificio cuando explotaba y la inmensa estructura del palacio se consumía.
Guri no pereció con su señor. Mientras el palacio se derrumbaba y Xizor moría en las alturas bajo el fuego de las armas del súper destructor estelar de Darth Vader, Guri huyó en un paradeslizador y se fue a su nave.
Guri salió a la superficie un mes después de la Batalla de Endor. Durante un tiempo el futuro del Sol Negro estuvo en el aire al no haber ningún heredero aparente del imperio criminal. La durante mucho tiempo perdida sobrina de Xizor, Savan, buscó a Guri para obtener los valiosos archivos del Sol Negro que estaban almacenados en su memoria. La llave para el Sol Negro era obtener los secretos que había en la mente de Guri, así que Savan contrató al caza recompensas Kar-Yang para localizar a la DRH.
Sin objetivo y sin dirección clara, Guri se fue a regiones alejadas de la galaxia. Fue a la Luna de Hurd para buscar a Massad Thrumble que se había convertido en el propietario de la cantina local. Guri deseaba ser reprogramada y sabía que Thrumble era su mejor oportunidad para ello. Thrumble, en busca de un reto, aceptó.
El primer obstáculo, sin embargo, era conseguir una de las creaciones de Thrumble, el droide médico llamado A-01C, único en su clase. A-01C era el único cirujano capaz de hacer la reestructuración neurológica que Guri necesitaba. Le droide había sido secuestrado por las hermanas Pikkel que lo enviaron a Spinda Caveel, en Murninkan.
Guri reptó por los pantanos de Murninkan venciendo a mortales depredadores durante su busca de A-01C. Se infiltró en el recinto de Caveel derrotando a las hermanas Pikkel y recobrando al droide cirujano. Cuando viajaba hacia la Luna de Hurd fuer perseguida por Kar Yang. Yang se enfrentó a la DRH mientras esta esperaba a ser reprogramada. Guri lo mató arrancándole el corazón con su mano. Para eso estaba programada y no quería hacer otra cosa.
Thrumble y A-01C comenzaron el delicado proceso para erradicar su programación asesina. Un pequeño error de cálculo podía dañar su memoria por completo. Mientras tanto, Savan llegó a la Luna de Hurd perseguida por los héroes de Yavin.

Guri se despertó de la reprogramación e hizo una cosa que no había hecho durante una década de funcionamiento: sonrió. 
Guri recordaba a Massad Thrumble y a A-01C. Recordaba que ellos habían hecho algo con sus malos recuerdo, pero no podía recordar lo que eran esos recuerdos.
Justo en ese momento Savan y su fuerzas empezaron a atacar el recinto de Thrumble. Cuando se enfrentó a los mercenarios de Savan, Guri pudo deshacerse de ellos. En apariencia su memoria muscular estaba intacta, Guri podía seguir luchando con una fuerza mortal, aunque ella no sabía donde había aprendido a hacerlo.
Savan finalmente se enfrentó a Guri y trató de usar una contraseña secreta que haría caer a Guri bajo su mando. Pero la contraseña no funcionó. Guri dejó a Savan inconsciente. Por fin libre de su pasado, Guri permaneció en la Luna de Hurd trabajando en la cantina de Thrumble, no como una asesina, si no como una joven atractiva. Fue el destino el que hizo que los ojos del contrabandista Dash Rendar se fijasen en ella y le pidiese una bebida.
Guri tiene un largo y sedoso pelo rubio, ojos azul claro y una figura exquisita. Su voz es fría y uniforme, Viajaba en una nave personalizada llamada el aguijón que le había dado Xizor.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario