Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 6 de julio de 2012

Kamino

KAMINO


Cualquier prueba de la existencia del misterioso planeta Kamino fue eliminada de los antes completos archivos Jedi. Pocos podrían haber  previsto que un planeta solitario, más allá del Borde Exterior y justo al sur del Laberinto Rishi, se convertiría en la contribución clave para un masivo cambio en el poder político en los últimos días de la República.
Kamino es un planeta con agitados mares y tormentas sin fin. Pocas señales marcan su superficie, salvo las ciudades construidas sobre pilares en las que residen los habitantes del planeta, los kaminoanos.
Desde Ciudad Tipoca el primer ministro del planeta, Lama Su, vigilaba de cerca las operaciones de la exportación más preciada de Kamino: los clones. Aunque unos pocos estaban en posesión de tal conocimiento, los kaminoanos tienen la fama de ser los mejores clonadores de la galaxia. El Gran Ejército de la República usado durante las Guerras Clon se había creado, criado y desarrollado en las instalaciones de Kamino. Para pertrechar a este ejército con armaduras y transporte, los kaminoanos viajaron al cercano sistema rothana para desarrollar una avanzada maquinaria de combate.

UNIVERSO EXPANDIDO


Kamino nunca se ha recuperado del calentamiento global que derritió los grandes bloques de hielo continental. Sus océanos aumentaron de nivel cubriendo los continentes, forzando a los nativos kaminoanos a adaptarse. Sus ciudades flotantes son un eco de las ciudades que había en tierra, pero están construidas para soportar las incesantes tormentas que sacuden el planeta.
Aunque los kaminoanos se dedicaron a la genética para contraatacar los duros cambios ambientales del planeta, no son autosuficientes. Venden sus avanzados conocimientos de clonación a cambio de materiales vitales.

La relación de los kaminoanos con la República al proveerlos del Gran Ejército, hizo que el planeta adquiriese mayor confianza y estuviese más al descubierto que nunca. Fue uno de los primeros objetivos de los ataques Separatistas durante las Guerras Clon con el comandante mon calamari Merai liderando un ataque espacial y terrestre sobre el planeta.
Los informes proporcionados por Quinlan Vos avisaron a la República de este ataque y gracias a esto pudieron enviar una misión Jedi para defender este crucial planeta.
Al avanzar las Guerras Clon, las operaciones de clonación se extendieron por toda la República. La obsesión kaminoana por guardar su secreto quedó irreparablemente comprometida cuando sus técnicos fueron llevados a otra parte par construir clones de la República. Plantas enteras de clonación fueron llevadas fuera del planeta y Kamino empezó a perder la pequeña ventaja que tenía sobre la República. El planeta volvió a ser blanco de la violencia cuando los fervientes protectores Mandalorianos destruyeron un gran número de ciudades kaminoanas en un ataque Separatista.
El naciente Imperio mantuvo sin embargo una fuerte presencia en Kamino para evitar que la valiosa tecnología del planeta cayese en manos equivocadas. Algunos kaminoanos, que consideraban al Imperio responsable de las vicisitudes del planeta, empezaron a cultivar en secreto un ejército de clones leales a Kamino que se pudiesen oponer al Imperio. La aparición de los clones resultantes se produjo una década más tarde, pero fueron reducidos por la Legión 501. El jefe de esta legión, Darth Vader, contrató a un mercenario muy especial para guiar a estas tropas en la batalla: Boba Fett, un producto de los criaderos kaminoanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario