Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 13 de julio de 2012

Destructor estelar imperial



DESTRUCTOR ESTELAR IMPERIAL

La silueta triangular del crucero imperial ha recorrido un largo camino desde su diseño inspirado en la República. Mientras que las naves de la orden Jedi eran recibidas con sentimientos de orgullo y consuelo cuando llegaban para resolver algún conflicto, los colosales destructores estelares imperiales inspiran temor y pavor.
El acorazado está erizado de armas. Turbo-lásers y proyectores de rayos tractores salpican su superficie.
Su puerto ventral puede lanzar cazas TIE, naves de pasaje, unidades de asalto terrestre, sondas de hiperespacio o también puede usarse para abordar naves. Su activo puente está tripulado por los mejores hombres de la flota estelar.
El destructor estelar es la nave insignia de la flota imperial. Su presencia en un sistema indica que hay asuntos de gran importancia para el Imperio. Aunque como es típico del Imperio, el destructor no es suficiente para saciar sus ansias de exhibición de poder. Las naves mayores como el súper destructor imperial empequeñecen incluso a estos gigantes.

UNIVERSO EXPANDIDO

La ingeniera espacial Lira Wessex, aprendió su oficio con gigantes. Su padre, Walex Blissex, había desarrollado para la República los destructores estelares clase Victoria, así como otras muchas naves. A partir de estos diseños, Wessex propuso el modelo de la clase Imperial, propuesta que fue discutida grandemente por los altos mandos de Imperio.
Wessex demostró que no había errores cuando el primer crucero de la clase Imperial salió del dique seco de los astilleros Kuat. La nave resultante es una maravilla tecnológica  y testimonio del poder del Imperio.
Hay sistemas enteros cuyo producto interior bruto es menor que el coste total de un solo destructor estelar y naciones enteras que a lo largo de toda su historia no han gastado tanta energía como la que consume un destructor al saltar al hiperespacio.
Para alimentar a la nave se usa una especie de sol en miniatura, un reactor de ionización solar cuyas violentas explosiones, fluyendo desde su espina ventral, proporcionan combustible a la nave.

Destructores clase Victoria

El avance tecnológico es un subproducto de la guerra. La era marcada por las Guerras Clon fue testigo de la creación de naves de combate mas grandes, mas rápidas y mas fuertemente armadas y acorazadas. La mayor de ellas fue el destructor estelar clase Victoria.
Diseñado por el ingeniero de la República Walex Blissex, el Victoria entró en servicio cuando las Guerras Clon se acercaban a su fin.
Por ello, aunque no participaron activamente en la guerra, estas naves serían el núcleo de la Marina Republicana durante los años que siguieron. Durante un tiempo parecían que serían reemplazados por los nuevos y mayores destructores clase Imperial, pero desde que los rebeldes se hicieron más fuertes, el Victoria ha actuado en la defensa del Imperio. 
El destructor estelar Victoria lleva al cabo tres tipos de misiones estándar: defensa planetaria, asalto planetario y soporte para las tropas, y combate naval. Es mucho mejor en las dos primeras que en la última. Una de sus mayores ventajas es su habilidad para penetrar en los niveles superiores de la atmósfera de un planeta, algo que los destructores  estelares no pueden hacer. Esto permite que sean capaces de llevar a cabo con precisión ataques terrestres y que puedan perseguir a naves más pequeñas que descienden  hasta la superficie de los  planetas para evitar ser atrapadas. La deficiencia principal de las naves de clase Victoria es su poca velocidad subluz. Sin embargo, tiene una gran rapidez en el hiperespacio y puede efectuar saltos con gran velocidad. Para compensar su poca velocidad, el Victoria lleva dos escuadrones de cazas TIE.

Victoria II

No salió de las cadenas de producción hasta el fin de las Guerras Clon, y por ello solo se terminaron unos cuantos.
Sin embargo, el destructor estelar Victoria II de los Impulsores Estelares Rendili ha tenido un fuerte impacto en esta época de destructores estelares clase  Imperial y Súper.
Mientras que el Victoria I era principalmente una nave de asalto planetario, el Victoria II fue diseñado pensando en el combate espacial.

El Victoria II está equipado de poderosos motores Hoersh-Kessel que mejoran significativamente la velocidad subluz del destructor así como su maniobrabilidad. Además de su armamento habitual, el Victoria II está equipado con cañones de iones y proyectores de rayos de tracción reforzados.
Combinadas estas dos armas, acostumbran a dificultar el funcionamiento habitual de una nave enemiga, dejándola indefensa ante el armamento destructor del Victoria II.
Los Destructores Victoria II han sido diseñados para albergar dos escuadrones de cazas TIE. La escasez y la gran demanda de cazas estelares han hecho que muchos de sus hangares estén vacíos y que se utilicen como plataforma de combates de naves que no son de guerra. La tarea principal del reducido número de destructores estelares es la patrulla de sector. Por parejas o junto a otras naves, los Victoria II se desplazan hacia los puntos de posible conflictividad y a las zonas con actividad rebelde o piratería  con órdenes de pacificar el sector.

Destructores Estelares Clase Imperial I y II

Diseñado por Lira Wessex el destructor estelar clase Imperial fue una verdadera pesadilla de ingeniería y financiación. Pero la Marina lo quería y el emperador lo exigió, con lo que el destructor estelar estándar fue construido.
El destructor estelar Imperial tiene capacidad de fuego suficiente para reducir a cenizas a un mundo civilizado o acabar con toda una flota de naves enemigas inferiores.

El destructor estelar clase Imperial es el arma elegida por el emperador para mantener su dominio mediante el terror y destruir rápidamente toda oposición. Desplegando destructores estelares y naves de apoyo en un sistema, el imperio puede destruir virtualmente cualquier enemigo.
Sería imposible tener una guarnición en cada sistema dentro del imperio, pero los destructores  estelares le dar al emperador la capacidad de proyectar su poder hacia cualquier sitio que desee en un mínimo espacio de tiempo. Estas naves son más que una plataforma para armamento. También deben ser en cierta medida estación espacial, muelle de reparaciones y transporte pesado.
Los destructores estelares de la clase Imperial están armados con 60 baterías turboláser, 60 baterías de cañones de iones y 10 proyectores de rayos tractores. Transporta a una división completa de tropas de asalto en total 9.700 soldados, 20 AT-AT, 30 AT-ST, 8 lanzaderas clase Lambda, 12 barcazas de desembarco, 6 escuadrones TIE y un surtido de cañoneras, transportes, bombarderos skipray, vehículos de asalto, vehículos de recogida y reparaciones y bases terrestres prefabricadas para su despliegue inmediato.
Después de su introducción, ha empezado a verse en acción una versión mejorada del Destructor Estelar. El Imperial II es un modelo mejorado con mayor capacidad de fuego llevando 100 turboláser, 20 cañones de iones y 10 proyectores de rayos tractores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario