Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 27 de julio de 2012

Beru Lars


BERU LARS 

Las aspiraciones de la joven y tímida Beru Whitesun no se aventuraban más allá de los horizontes de Tatooine. Ella estaba contenta con su matrimonio con Owen Lars y llevar la dura vida de un granjero de humedad. Junto con su marido, ella trabajó duramente y con orgullo bajo las duras condiciones estación  tras estación, 
en un decidido esfuerzo para extraer las tan preciadas unidades de agua del árido entorno.
La esposa de Owen Lars era una mujer nativa de Tatooine que crió a Luke Skywalker tras la caída de la República Galáctica y provenía de una larga dinastía de granjeros de humedad y se crió cerca de Mos Eisley en Tatooine. Durante un viaje a Anchorhead, conoció a Owen Lars, el hijo de otro granjero de humedad, Cliegg Lars. Beru y Owen se enamoraron y más tarde pasaría a formar parte de la familia Lars.
Poco después del estallido de las Guerras Clon, la madrastra de Owen, Shmi Skywalker Lars, fue secuestrada por los moradores de las arenas, un acontecimiento que trajo a Anakin Skywalker, el hijo de Shmi, y a la que pronto sería su esposa Padmé Amidala, a la granja Lars. Tres años más tarde, cuando el conflicto galáctico llegó a su fin, Beru y Owen se convirtieron en los cuidadores de su nievo sobrino, Luke Skywalker, después de que su padre se volviese al lado oscuro de la Fuerza y se convirtiese en Darth Vader.
Los Lars criaron a Luke como un hijo. Beru, a menudo, defendía los intereses de Luke ante Owen que era sobreprotector con él debido al miedo que tenía a que siguiese los pasos de su padre. Cuando Luke deseó irse  de casa para unirse a la Academia Imperial con su amigo Biggs Darklighter y Owen no lo permitió porque necesitaba ayuda en la granja, Beru convenció a su marido de que dejase que Luke se fuese en la siguiente estación. Después de que el año pasó, Beru trató de convencer a Owen de que era hora de que Luke se fuese, pero nunca tuvieron tiempo para llegar a un acuerdo. Ambos fueron asesinados por las tropas de asalto imperiales que estaban buscando un droide que llevaba consigo los planos robados de la Estrella de la Muerte.

UNIVERSO EXPANDIDO 

Beru Whitesun creció cerca del espacio-puerto de Mos Eisley en Tatooine junto con su hermana Dama y su hermano Haro. Provenía de una familia que había poseído granjas de humedad durante tres generaciones. Los Whitesun tenían una buena reputación entre las familias granjeras, por haberse adaptado especialmente bien al duro clima de Tatooine.
No mucho antes del estallido de las Guerras Clon, Whitesun conoció a un joven en Anchorhead llamado Owen Lars.
Lars también era granjero de humedad, vivía en una granja con su padre Cliegg y su madrastra Shmi. Beru empezó una relación amorosa con Owen y también trabó amistad con su familia. Su hermana Dama la acompañaba en sus visitas a la granja Lars, aunque a menudo se iba a Anchorhead a visitar a su novio. Aunque Owen y Beru no habían decidido todavía casarse, Shmi decía que era cuestión de tiempo que ambos se casasen. Sabía que su condición de trabajadora y su naturaleza sencilla la convertirían en una buena esposa para un granjero de humedad. Por otra parte, Cliegg había encontrado en Beru una gran compañera de discusión; ella también se divertía discutiendo con el “viejo” Cliegg.
Beru estaba pasando unos días con los Lars cuando un grupo de moradores de las arenas y sus banthas empezaron a aproximarse al perímetro de la granja. Mientras Cliegg y Owen trataban de convencer a las mujeres de que no había nada por lo que preocuparse, Beru y Shmi se dieron cuenta de sus mentiras y les pidieron que les contasen la verdad. Entonces la familia se preparó para el ataque en ciernes. Cuando Shmi fue secuestrada por los Tusken, Cliegg y Owen reclutaron a otros granjeros de la zona para ayudarlos a ir tras las gentes de las arenas. Muchos hombres murieron y Cliegg perdió su pierna derecha, pero nunca recuperaron a Shmi. Dos semanas después de su secuestro Beru y los Lars aceptaron con tristeza que Shmi se había ido para siempre.
Había pasado un mes desde el secuestro de Shmi. Beru se sorprendió cuando tuvo por fin la oportunidad de conocer a Anakin Skywalker, el hijo del que Shmi hablaba con frecuencia, cuando él y Padmé llegaron a Tatooine para ver a su madre. Mientras Cliegg explicaba lo que había ocurrido, Beru preparó comida y bebidas para los invitados. Estaba en la casa de Cliegg cuando Skywalker salió a buscar a Shmi y ella fue la primera que lo vio cuando regresaba del campamento Tusken. Cuando él llegó estaba al lado de Owen y con tristeza vio como Anakin introducía el cuerpo sin vida de su madre en el interior de su casa. Más tarde ayudaría a Padmé a preparar la comida para el disgustado Anakin, le preguntó a Amidala como era Naboo, pero le confesó que prefería Tatooine y no le gustaba viajar. Beru y los demás asistieron a un funeral por Shmi y enterraron su cuerpo en la zona oeste de la berma cerca de la casa. Skywalker y Amidala se fueron de Tatooine, llevando consigo a C-3PO, un droide que había estado con los Lars mientras estuvo Shmi con ellos. Poco después, Kitster Banai, un amigo de la infancia de Anakin, llegó a la granja esperando ver a su amigo. En su lugar Beru compartió con él el relato de los sucesos recientes.

Habían pasado tres años en los que Beru y Owen se habían casado y Cliegg había muerto dejándoles la granja. Pocos días después del fin de las Guerras Clon, los Lars hablaron con Obi-Wan Kenobi y estuvieron de acuerdo en convertirse en los protectores de Luke Skywalker, su sobrino. Kenobi sólo les contó que los padres de Luke habían muerto y no dio detalles de cómo había sido.
A pesar de que los Lars criaron al niño, Kenobi vivía cerca de ellos en Tatooine vigilando a Luke. Los Lars dijeron a sus vecinos que le habían puesto el nombre Skywalker en honor a la difunta madrastra de Owen.
Los Lars se convirtieron en los padres de Luke, queriéndolo como a un hijo propio. En la granja, Beru a menudo se llevaba al bebé en un cabestrillo mientras ella recolectaba los hongos que crecían en los evaporadores de humedad. Una mañana los Lars descubrieron que los moradores de las arenas habían robado casi un tercio de sus evaporadores. Kenobi que vigilaba desde lejos, se dio cuenta de esto y se acercó a la granja. Beru insistió en que debían dejar al os Tusken, temiendo por la vida de su marido, pero Owen pensaba que él y los granjeros vecinos debían ir tras ellos de nuevo. Kenobi, sin embargo, tomó la iniciativa. Fue al campamento Tusken y recuperó los evaporadores, devolviéndoselos a los Lars esa noche.
Beru jugaba y reía con Luke cuando era pequeño y a medida que fue creciendo, le fue enseñando los valores de la paciencia y la compasión. Durante todo ese tiempo, Beru estaba ocupada en la granja cuidando los laboratorios hidropónicos y preparaba platos a base de hierbas y raíces para alimentar a la familia.
Cuando Luke se hizo mayor, Beru y Owen trataron de impedirle que hiciese cosas con la Fuerza. Cuando Luke preguntó por los Caballeros Jedi de los que había oído hablar en la escuela, Owen le dijo que era una ficción, pero Beru le contó que aunque las historias eran exageradas, los Jedi en realidad habían existido.
Beru disfrutaba de vez en cuando con las visitas que le hacía vecinos y parientes como su hermana Dama o los señores Marstrap. Los amigos de Luke también frecuentaban la granja.

Llegó un día en el que Kenobi se encontró con el joven Luke, cuando el chico y su amigo Windi Marstrap quedaron atrapados en la caverna de un dragón Krayt mientras buscaban refugio de una tormenta de arena. Kenobi se llevó a los chicos a casa y Beru y los Marstrap se mostraron muy agradecidos. Owen, sin embargo, estaba furioso  con Kenobi y obligó al hombre a marcharse  de su casa pese a los ruegos de Beru.

No hay comentarios:

Publicar un comentario