Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

martes, 17 de julio de 2012

Ala-B

ALA-B

           

Tal vez el caza más extraño de la Flota de la Alianza Rebelde, el Ala-B es tan poderoso como desgarbado. Casi toda la estructura del caza está fijada a su hoja primaria que alberga una cabina cilíndrica en un extremo, un racimo de motores en el centro y una vaina con armas pesadas en su base. Situado justo bajo el racimo de motores, hay un par de hojas “S” que se pueden desplegar para extender el arco de fuego a los cañones láser.
La vaina de mando del Ala-B tiene un único sistema de control giroscópico. El piloto puede orientarlo ya que siempre está a nivel con una línea de horizonte preasignada. No importa como maniobre el Ala-B, el piloto siempre está derecho.
Los Ala-B tuvieron un papel relevante en la Batalla de Endor. Pilotos como Ten Numb los pilotaron en su histórico debut.

UNIVERSO EXPANDIDO

 

La Alianza Rebelde consiguió muchos de los necesarios suministros atacando convoyes imperiales con sus respetados cazas Ala-X y Ala-Y. Como respuesta a esta piratería, el imperio contaba con naves con armamento pesado –fragatas de escolta- protegiendo sus mercancías.
Desarrollado por los insectoides Verpine del campo de asteroides Roche, bajo la supervisión del Almirante Ackbar, el caza Ala-B es una nave de aspecto estrafalario. Como otras naves de Verpine, los Alas-B tienen un complicado sistema de control giroscópico que mantiene al piloto en la misma posición durante las maniobras. Aunque esto estabiliza la nave y la plataforma de armas, el giroscopio es una pesadilla de ingeniería y mantenimiento.
El Ala-B lleva una colección de armas extremadamente poderosas, incluyendo un cañón de iones pesado, torpedos de protones, auto-blásters y tres cañones láser. Algunas configuraciones alternativas llevan tres cañones láser, tres cañones de iones y dos lanza-torpedos. Ya que la nave está diseñada para atacar naves capitales, tiene un poder de fuego fenomenal, pero carece de velocidad y maniobrabilidad, debido a su diseño poco habitual.
Por ello muy pocos pilotos de la Alianza estaban capacitados para tripularla.
Al igual que el Ala-X T-65 de Incom, el caza Ala-B disponía de alas extensibles para operaciones de combate. Las alas estaban pegadas contra el fuselaje, pero en caso de enfrentamiento se extendían para facilitar es disparo que realizaban desde los extremos de las alas los cañones iónicos.
El caza Ala-B era el caza de asalto más eficaz de la flota de la Alianza Rebelde y ofrecía a la Alianza una buena arma contra naves grandes, con un gasto relativamente ínfimo.
Tras la Batalla de Endor Ackbar dirigió el diseño de un ala-B más avanzado, el ala-B/E2 o ala-B expandido. Este modelo incorporaba un módulo de comando alargado que permitía a un artillero sentarse justamente detrás del piloto. La adición del artillero alivió mucho la carga de los deberes del piloto durante el combate, dando como resultado unas ratios de derribo mucho más elevadas. El caza también es más resistente y rápido que el original, pero menos maniobrable por culpa de la longitud de la cabina.
      

               

No hay comentarios:

Publicar un comentario