Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 4 de julio de 2011

Ala V

ALA V
Durante las Guerras Clon los generales Jedi se lanzaban a los combates espaciales a bordo de sus diminutos cazas Jedi, a menudo lideraban a los pilotos clon en enrevesadas maniobras contra los guerreros automatizados de la Confederación. Los pilotos clon no tenían el don de la Fuerza para cronometrar sus ataques de precisión y asombrosas maniobras. En su lugar confiaban en sus habilidades puras y la alta tecnología que tenían en sus manos.
Mientras que los robustos ARC-170 servían como naves pesadas de guerra, los cazas Ala V Nimbo estaban mejor adaptados para los combates espaciales encarnizados contra los veloces cazas buitre y tricazas. La nave de morro con forma de aguja podía alojar a un único piloto clon junto con un droide astromecánico que lo asistía en la navegación y reparaciones en vuelo, situado en la popa de la nave y cubierto parcialmente por dos alerones. Las alas, que se extendían perpendicularmente a la nave, estaban montadas en unos collares articulados que permitían que girasen hasta 90º para poder aterrizar. La nave poseía dos pares de cañones láser montados en los mástiles de las alas, proporcionándole al ala-V una mayor amplitud de fuego.
Tras la desaparición de la República Galáctica, muchos de los escuadrones de ala-V simplemente fueron redecorados y reasignados, convirtiéndose en unos de los primeros cazas del Imperio Galáctico.
UNIVERSO EXPANDIDO
Los primeros cazas Nimbo Alfa-3 nacidos de las mentes de los genios de Sistemas de Ingeniería Kuat –la misma firma que construyó los cazas Jedi- adquirieron progresivamente una mayor presencia entre las fuerzas clon. Gracias a las racionalizadas técnicas de producción en masa, pronto sustituyeron a los cazas V-19 Torrent convirtiéndose en los cazas espaciales preferidos.
Walex Blissex, que había trabajado como jefe de desarrollo en el proyecto del Delta 7 Aethersprite, vio el Nimbo como una oportunidad para mejorar aquello que en su visión perfeccionista eran fallos del programa vanguardista del caza Jedi. La capacidad de reacción de los ordenadores de combate fue mejorada y se diseñaron para que los pilotos clon estuviesen a la altura de las capacidades sobrenaturales de sus líderes Jedi.
Los ala-V producidos en serie eran demasiado pequeños para tener un ordenador de vuelo e hipermotor, pero llevaban un droide astromecánico estándar de la serie Q7. Se rumorea que los ala-V experimentales pertenecientes a una brigada de pilotos de élite vestidos de carmesí que recibían órdenes directas del Canciller Supremo Palpatine, estaban equipados con hipermotores compactos de capacidad limitada.
Al carecer de hipermotor necesitaba un transporte para llegar hasta las zonas de combate, como los Destructores Estelares de la clase Venator que transportaban en sus hangares 192 unidades. También podían utilizar un anillo de transporte hiperespacial Syluire-45 para recorrer largas distancias.
Los soldados clon que volaban en el caza tenían unos cascos adaptados. Estos cascos, junto con sus trajes de vuelo, estaban perfectamente sellados debido a la carencia de sistemas de soporte de vida en la nave.
Los cazas eran lanzados normalmente desde los hangares de las naves de guerra en grandes enjambres y eran de los más numerosos de la marina de la República en las fases finales de las Guerras Clon. Aunque carecían del poder del caza ARC-170 poseían una gran velocidad y agilidad. Se produjeron hasta el 19 ABY.
Los ala-V eran unos blancos veloces y evasivos, incluso para los avanzados tricazas droides utilizados por la Confederación de Sistemas Independientes. También participaron en operaciones de flota a gran escala y ayudaron en la defensa de los planetas de la República durante las Guerras Clon.
Tras el fin de las Guerras Clon, los escuadrones de ala-V volaron bajo los colores del Imperio Galáctico. Tres ala-V pilotados por pilotos de élite, escoltaron la lanzadera del autoproclamado Emperador Palpatine durante el viaje entre Coruscant y Mustafar y otra vez en el viaje de vuelta que terminó en el Centro de Reconstrucción Quirúrgica del Emperador Palpatine.
Los miembros de la resistencia Bellassan, que surgió varios meses después de que Palpatine se convirtiese en Emperador, consiguieron dos ala-V. Estos cazas importunaron a una nave imperial en la que viajaba Darth Vader. Finalmente estos cazas fueron destruidos.
Con el tiempo, algunas organizaciones criminales como el Sol Negro o el cártel Hutt, utilizaron alas-V. También fueron utilizados por los Mandalorianos en la época de la Batalla de Yavin en una escaramuza en el Consorcio Zann.
Yhori.

No hay comentarios:

Publicar un comentario