Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 24 de enero de 2014

Droide minero DLC-13

DROIDE MINERO DLC-13

Al final de las Guerras Clon Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi tuvieron un enfrentamiento crucial en el planeta Mustafar. La crudeza de su combate provocó una caída de los escudos en una instalación de recolección clave, lo que produjo una sobrecarga de temperatura catastrófica. Cuando un brazo de recolección medio fundido cayó sobre el borde de una catarata de lava, Anakin Skywalker saltó a una plataforma segura, la cabeza de carbonita de un droide minero. Utilizando la Fuerza para tomar los controles de dirección del droide, Anakin surfeó por la corriente. El pequeño droide perdió su cuba recolectora en la lava durante el incidente.
UNIVERSO EXPANDIDO

Muchos droides no llevan vidas fáciles, pero incluso el droide limpiador de sanitarios de más bajo nivel lo tiene mejor que el miserable droide minero de Mustafar. Los droides, que no fueron diseñados para trabajar bajo condiciones tan agotadoras, tienen una de las expectativas de vida más cortas de la industria.
Mustafar es un planeta de roca negra suspendido entre los gigantes gaseosos Jestefad y Lefrani. Sus fuerzas gravitacionales opuestas agitan el núcleo fundido de Mustafar creando una esfera que brilla en el espacio con el color naranja de la luz de las erupciones de sus volcanes. La Tecno Unión compró la luna magmática hace más de tres siglos y descubrió que la lava que fluye por el planeta contiene raros minerales y metales. En pocos años las gigantes instalaciones de recogida se extendieron por lo alto de los acantilados de Mustafar. La Tecno Unión en principio utilizó a los nativos mustafarianos para sacar los minerales directamente de la lava, pero enseguida se dieron cuenta de que podían triplicar la extracción si empleaban una flota completa de droides.
El droide minero es una creación improvisada. Industrias Kalibac, una pequeña empresa de la Tecno Unión, recibió el encargo de construir droides bibliotecarios para la Red Landing del Borde Medio. Los droides de Kalibac podían alcanzar los estantes más altos de los archivos de datos con sus motores repulsores y recuperar cilindros de información con sus brazos de manipulación. Viendo un atajo barato, la Tecno Unión construyó cubiertas corporales idénticas con carbonita resistente al calor y luego los completó con matrices de inteligencia tomadas de los nuevos droides bibliotecarios. Los improvisados droides se encontraron en un carguero con destino a Mustafar. Posteriormente los droides se montarían en el mismo Mustafar.
Trabajando como droides mineros, los antiguos bibliotecarios descubrieron que su trabajo requería que flotasen sobre ríos de lava y que utilizasen sus escáneres para encontrar los minerales traídos a la superficie de la lava por rayos tractores. Si encontraban una veta los droides la recogían en cubas que con posterioridad llevaban a la seguridad de un centro de recogida blindado. No descansan ni un solo minuto, una vez entregada una cuba recogen una nueva y vuelven al eterno horno.
Los droides mineros tienen sus propios generadores de escudo de baja potencia que les sirven como una defensa parcial frente al calor. Sin embargo, se pierden droides constantemente en las llamas y la Tecno Unión los reemplaza por unidades nuevas que guarda en sus almacenes. Los droides mineros son lo suficientemente inteligentes como para saber lo mal que lo tienen en Mustafar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario