Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 6 de diciembre de 2013

Yuuzhan Vong

YUUZHAN VONG


Temibles invasores de otra galaxia, los yuuzhan vong son la mayor amenaza a la que se ha enfrentado la Nueva República desde la caída del Imperio. Los yuuzhan vong son únicos en sus métodos para conquistar una galaxia llena de paganos y convertirla en el nuevo hogar de los vong, tal y como dictan sus dioses. Sacrificarán cualquier cosa por sus creencias religiosas y muchos planetas han caído en su cruzada. 
Los yuuzhan vong tienen una apariencia física bastante similar al prototipo de la humanidad. Tienen cuerpos fuertes y menos pelo en lo alto de sus cabezas y su costumbre de mutilaciones rituales ayuda a ocultar cualquier parecido  superficial con los humanos.
Los vong glorifican el dolor no sólo como motivo de acción. También como forma de vida. En cierto modo se parece a la forma en la que sus dioses se reconstruyeron para crear su galaxia, y ellos también alteran sus cuerpos para fines mayores.
El mayor rango social de un yuuzhan es tanto mayor cuanto más modificada está su piel, que se ha convertido en un mosaico de cicatrices y profundos tatuajes. Aquellos de mayor alcurnia incluso se injertan criaturas o partes del cuerpo generadas por bioingeniería.
Los vong se organizan en castas, segmentos estrictamente definidos de la sociedad completada con distinguidos dirigentes religiosos y sociales. Una de las castas más numerosas es la de los guerreros. Los brutales alienígenas reverencian grandemente el combate y el dolor. Así se piensa que la casta de los guerreros es la más favorecida por los dioses. Las enormes fuerzas militares de los vong están formadas por guerreros de primera línea guiados por oficiales que finalmente obedecen a un señor de la guerra.
La casta de Intendencia trabaja para que la sociedad y el comercio sigan funcionando. Se ocupan de temas como el comercio, burocracia, trata y dirección de los esclavos utilizados por los vong... Los rangos de intendencia incluyen: ejecutor, cónsul, prefecto y alto prefecto.
La casta sacerdotal ostenta un considerable poder en esta sociedad tan rígidamente teocrática. Se dice que los miembros de la casta sacerdotal tienen comunicación directa con el panteón de dioses que guía la los vong. Existen varias sectas, una para cada deidad vong. Los rangos en la casta sacerdotal son: eruditos, profetas y altos sacerdotes y sacerdotisas.
Las castas más prominentes son los guardianes de la intrincada biotecnología empleada por los vong. Junto con los sacerdotes se cuidan de los rituales arcanos del desarrollo de la tecnología orgánica. Es la casta más elevada, y entre sus rangos están: adeptos y maestros.
La más numerosa y baja de las castas de los vong es la de los trabajadores. Está formada por tres grupos: los que han fallado al intentar acceder a una casta superior, los que nacieron en la casta trabajadora y por último, aquellos que han sido conquistados, los esclavos y los llamados “los deshonrados” (miembros caídos de la sociedad). Son técnicamente parte de la casta de los trabajadores, pero incluso estos los miran desdeñosamente. Es la casta de los trabajadores la que desempeña las labores domésticas y tareas esenciales de la sociedad vong, desde basureros hasta personal de oficinas.
La casta más exclusiva de los vong está formada por un único miembro: El Señor Supremo. Este es el gobernante de los vong y tiene la suprema autoridad civil y religiosa sobre los pueblos invadidos. Aunque los sacerdotes se comunican con las diversas deidades vong, sólo el Señor Supremo tiene conexión directa con el creador Yun-Yuuzhan. El actual ocupante del puesto de Señor Supremo es Shimrra.
La tecnología yuuzhan es extraña y perversa, aunque muy efectiva. Los alienígenas hacen crecer su tecnología de forma orgánica. Todos sus dispositivos son formas de vida creadas por bioingeniería que se desarrollan para sus necesidades. Los vong ven en la tecnología inorgánica, como máquinas, dispositivos y en especial droides, una abominación y una afrenta a sus dioses.
Entre los artefactos empleados por los vong se encuentran los amphistall, una especie de serpenteantes látigos que se pueden petrificar convirtiéndose en sólidas varas de roca o  enderezarse con unos bordes muy afilados. En combate también usan los thunbugs, unos pequeños insectos arrojadizos que explotan al impactar.
Los vong utilizan una armadura de cangrejo vonduun, un caparazón vivo que los protege en combate y que incluso puede resistir por algún tiempo los disparos de bláster y los golpes de sable láser. Los vong empezaron a diseñar nuevas armas específicas para sus odiados enemigos, como la espantosa criatura voxyn que acababa implacablemente con los caballeros Jedi.
Las naves de los vong también son entidades vivas. Construidas con el fuerte coral yorik, estas naves utilizan unas criaturas llamadas dovin basals para impulsarse y defenderse. Los dovin basals pueden manipular la gravedad y proyectar pequeños agujeros negros que rechazan o absorben el fuego lanzado por el enemigo.
La invasión de los yuuzhan vong comenzó clandestinamente, con agentes secretos enviados para obtener información sobre la galaxia. Enfundados en máscaras y trajes que disimulaban su auténtica apariencia estos espías se infiltraron en instalaciones clave de la Nueva República y puestos políticos de primera. El ejecutor de los vong, Nom Anor, era un político exaltado que creaba problemas en el Borde Exterior, sembrando la discordia en la Nueva República. Sus acciones incendiarias precipitaron una invasión a gran escala que empezó en el lejano planeta Belkaden y en el sistema Helska. Desde estos puntos su camino de destrucción se ha extendido, incluso haciendo blanco en el corazón de la galaxia.
La orden Jedi de Luke Skywalker se ha enfrentado una y otra vez a los vong. Inexplicablemente los vong no forman parte de la Fuerza. Sus presencias no se registran en el omnipresente campo de energía y son inmunes a los ataques de la Fuerza. Además, los vong se niegan a reconocer su existencia atribuyendo las hazañas de los Jedi a perversos mecanismos usados por los paganos Jedi.
La lucha contra los vong ha escindido en dos a las fuerzas Jedi. Algunos como el exaltado Kip Durron creen que es el poder de los Jedi el que tiene que derrotar a los posibles conquistadores. Luke Skywalker y otros piensan que tácticas tan agresivas van en contra de los principios Jedi. Sin embargo, varios Jedi clave como Corran Horn y Jancen Solo ha obtenido importantes victorias contra los vong. En represalia, los alienígenas han pedido a la agotada República que capture y les envié tantos Jedi como sea posible, y que así cesarán las hostilidades.
A pesar de las grandes pérdidas, los yuuzhan vong han conseguido conquistar Coruscant asestando un golpe mortal a la Nueva República. Ahora el Señor Supremo Shimrra  gobierna Coruscant a la que ahora llama Yuuzhan´tar, como su planeta torno y planea seguir conquistando la galaxia.
El resultado de este terrible conflicto se desconoce y muchos valientes héroes de la República han caído ante la violencia yuuzhan. La clave para la victoria aún no ha aparecido, pero los Jedi y los rescoldos de la Nueva República, ahora Alianza Galáctica, están trabajando infatigablemente para vencer a sus enemigos de algún modo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario