Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 20 de septiembre de 2013

Noghri

NOGHRI


Si alguna especie puede ser juzgada erróneamente por su aspecto esa es la de los noghri. Con poco más de 1 metro de altura estos bípedos de piel gris, tienen fuertes músculos, increíbles reflejos y una fuerza sorprendente. Son guerreros mortales que han crecido en la dureza de un planeta destruido por la guerra.
Los noghri proceden del planeta Honoghr. Hace décadas una terrible batalla espacial tuvo lugar sobre su planeta y una nave capital averiada se estrelló contra su suelo. La terrible catástrofe medioambiental envenenó sus aguas y sus suelos.
Un inesperado salvador descendió de los cielos. Darth Vader, el oscuro señor del Sith, vio el gran potencial de los noghri. Puso a varios científicos imperiales a trabajar en un proyecto para reclamar las tierras perdidas de Honoghr y hacer de nuevo la vida viable en el. Utilizando unos droides construidos especialmente para ello, el Imperio plantó en las asoladas tierras de Honoghr la nutritiva hierba Kholm.
Mal sabían los noghri que la caridad de Vader era una treta. La hierba Kholm hizo desaparecer otras plantas nativas y los droides perpetuaron la pesadilla ecológica de Honoghr. Los noghri vieron su supervivencia supeditada a Vader y al Imperio. Estaban en deuda con ellos. La lealtad y orgullo de esta especie les hicieron convertirse en los “asesinos del Imperio”. Ellos proclamaron a Vader como su señor.
Después del colapso del Imperio en Endor y de la muerte de Vader, los noghri continuaron sirviendo clandestinamente al Imperio. Su papel de asesinos y guardaespaldas fue guardado en secreto. Cuando la Nueva República descubrió a los noghri cinco años después de la Batalla de Endor, no tenían ni la menor idea de sus orígenes. El líder del fragmentado Imperio, el Gran Almirante Thrawn empleó a los noghri en una misión para atrapar a Leia Organa.
Con lo que no contaba Thrawn era con la ascendencia de los gemelos Skywalker y el aguzado sentido del olfato de los noghri. Tan agudo es el olfato de los noghri que les permite oler las líneas de sangre. Reconocieron a su blanco, Leia, como la Mal´ary´ush o la hija de su salvador y en vez de asesinarla, la escondieron en su planeta donde supo del plan.
Leia fue capaz de hacer ver a los noghri el engaño de los imperiales que los había mantenido esclavos durante décadas. Les demostró que el Imperio se había burlado del orgullo de la especie y sembró la semilla de la revolución entre los jefes noghri. Los que antes habían sido fieles esclavos ahora eran asesinos en busca de venganza.
Los noghri apoyaron a la Nueva República  cambio de ayudas para el desarrollo y un nuevo futuro. Fue el una vez leal Rukh, noghri guardaespaldas del Almirante Thrawn, el que acabo con la amenaza en un atrevido acto de venganza.  Rukh asesinó a Thrawn a bordo de la nave comandante del Gran Almirante.
Después de la muerte de Thrawn, los noghri siguieron renovando su planeta aunque lamentablemente Honoghr era una causa perdida. Muchos se reinstalaron en Nuevo Nystao, en Wayland. Aunque su fidelidad a Vader se había roto, aún eran muy leales a Leia y continuaron siendo sus guardaespaldas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario