Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 15 de julio de 2013

Pulga de lava de Mustafar


PULGA DE LAVA DE MUSTAFAR




Para dar muestra de la dureza y tenacidad de la vida en la galaxia, un planeta inhóspito como Mustafar ha producido una variedad de formas de vida bien adaptadas sobre ya bajo su ardiente superficie. Los nativos mustafarianos han domesticado una especie de enormes artrópodos con un fuerte caparazón.

Estos mustafarianos son capaces de caminar por las agrestes superficies de lava y sobre las rocas quemadas del planeta volcánico.



UNIVERSO EXPANDIDO




Tan simple y despectivo es el nombre de pulga de lava (nombre dado por los forasteros ya que el nombre en lengua nativa es prácticamente impronunciable para la mayoría de los humanoides) que pocos pueden suponer que esta criatura ayudó a conquistar el planeta de los mustafarianos.

Como los sensibles mustafarianos, la pulga de lava evolucionó bajo la superficie en los huecos más frescos de las montañas dormidas. El ciclo de vida de la pulga mustafariana de lava comienza como una larva, como gusanos excavadores con exoesqueletos cristalinos. Estos repulsivos gusanos, que miden alrededor de medio metro, digieren el polvo de roca rico en mineral de las cavernas, utilizando unas enzimas ácidas que transforman la roca en los nutrientes necesarios. En un año estos gusanos crecen hasta alcanzar casi un metro y se encapsulan en un duro capullo cristalino. En un mes se transforman en una pulga de seis patas.

Las pulgas de lava jóvenes miden sólo un metro al principio, pero al alimentarse de rocas blandas pueden metabolizar los nutrientes directamente de la lava fría a través de un tubo digestivo blindado. Para proteger sus ojos del duro medio ambiente en que viven, las pulgas de lava tienen una membrana nictitante que se cierra involuntariamente. A medida que crecen van mudando de caparazón. Los mustafarianos del norte usaron estos caparazones para construirse sus armaduras cuando empezaron a salir más allá de sus cavernas acorazadas. El aislamiento y las armaduras proporcionadas por los caparazones permitieron a los mustafarianos explorar la superficie. Al domesticar a unas criaturas de gran movilidad, los mustafarianos pudieron extender su territorio.

A pesar de su voluminosa apariencia, las pulgas de lava son ágiles. Son lo suficientemente ligeras como para andar sobre la frágil costra fría de los lentos ríos de lava y sus poderosas patas le permiten dar saltos de hasta 30 metros evitando los afloramientos más activos de lava.
Aunque la tecnología moderna ha llegado hasta Mustafar como cortesía de la Tecno Unión y el Imperio Galáctico, los mustafarianos, en su mayor parte, evitan los vehículos repulsores mecánicos que tanto gustan a los forasteros.

Confían en que las pulgas de lava los lleven a su destino y han sido testigos de muchos fallos mecánicos en Mustafar, y sus terribles consecuencias que  confirman esta confianza en las pulgas. 
Se han hecho algunos intentos para utilizar a las pulgas fuera de su mundo, pero han tenido poco éxito. Los minerales específicos de los que la pulga se alimenta son demasiado caros para producirse o exportarse fuera del planeta y el proceso biológico de metabolización los hace menos ricos, limitando los intentos de reciclar el material. Hay informes de señores del crimen y otros sectores poco escrupulosos se han interesado en el comercio de las larvas utilizando los ácidos de las larvas de la pulga como horribles formas de tortura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario