Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 11 de febrero de 2013

Airspeeder Koro 2


AIRSPEEDER KORO-2

Durante su misión para asesinar a la senadora Padmé Amidala en Coruscant, Zam Wesell utilizó su brillante modelo de airspeeder. El temible vehículo dentado de color verde emitía un escalofriante aullido cuando cruzaba los cielos de Coruscant.
Los protectores Jedi Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi persiguieron a Zam Wesell después de que fallará en su misión. Gracias a sus habilidades de piloto casi consigue librarse de sus perseguidores, pero no contaba con la tenacidad de Anakin. En una muestra de valor e intuición de la Fuerza, el joven padawan saltó sobre el airspeedeer de Zam. Colgando de sus formas curvadas Anakin trató de abrir la cabina con su sable láser. Como consecuencia de sus intentos Zam perdió el control y estrelló el vehículo en una concurrida calle  de los barrios bajos de Coruscant.

UNIVERSO EXPANDIDO

Zam normalmente, en las misiones rutinarias, usaba airspeeeders robados de los que después se deshacía. Pero cuando en un trabajo necesitaba velocidad y buen rendimiento llevaba su propio modelo: el speeder aéreo exopropulsor Koro-2.
Zam adquirió el Koro-2 en un planeta rico en minerales del Sector Teraab, robándoselo, probablemente a algún explorador de las minas del Borde Exterior. Señales de su origen son los colores amarillo y verde propios del Gremio de Minería y la insignia del mismo visible en la parte superior del casco del vehículo.
Era un ejemplo de elevador de repulsión multientorno con la cabina presurizada y tenía suministro de aires para dos semanas, característica muy útil en planetas con grandes cantidades de polvo o componentes químicos en suspensión en la atmósfera, común en muchos planetas industrializados de la República en el Borde Exterior. Fue creado y distribuido por la Corporación de Movilidad Extraplanetaria Desler Gizh para misiones de exploración civil en planetas desérticos y deshabitados. No era un vehículo que se viese en planetas como Coruscant, pues incluía muchas de las regulaciones que los speeders aéreos deben cumplir en Coruscant.
Utilizaba un sistema de propulsión doble de motores eléctricos conversores de gas. Los gases inertes se almacenaban comprimidos a altas presiones en un tanque situado bajo la cabina. El tanque de combustible plenamente lleno podía mantener a la nave durante cinco años. El gas se extraía de la parte trasera y se introducía en un par de aceleradores eléctricos lineales donde se transformaba en un combustible inestable. El combustible era canalizado hacia los motores delanteros y entraba en una matriz que generaba un poderoso campo electromagnético. Este campo era el que propulsaba al Koro-2 tanto vertical como horizontalmente por la atmósfera.
El sistema de motores era un serio peligro para la salud, ya que las emisiones radiactivas se concentraban alrededor de la proa de la nave y podían ser expulsados hacia el exterior con el consiguiente peligro para los transeúntes y otros pilotos. Además, los flujos de iones y los derivados químicos de los aceleradores se volvían a mezclar al pasar por encima del blindaje de la cabina, creando un hediondo olor a gases quemados.
La nave se controla con unos pedales para la aceleración y frenado y un par de palancas para la dirección.
Wesell le añadió unidades de carga exterior, como un contenedor tras el asiento del pasajero en el que se alojaba su droide asesino ASN-121 y un pequeño compartimiento en la mandíbula izquierda donde escondía un rifle de largo alcance.
Se accedía a la cabina a través de dos puertas correderas que tenían un mecanismo de cierre que respondía a bioseñales específicas lo cual impedía el robo.
El speeder aéreo de Zam no llevaba armas ofensivas y se apoyaba más en su velocidad (podía alcanzar los 800 kilómetros por hora) y agilidad y en alguna ocasión en la pistola blaster personal de Zam para dispara por la ventanilla a blancos que huían o a las fuerzas de seguridad que la perseguían.
El Koro-2 de Zam Wesell quedó dañado seriamente cuando se estrelló en las calles de Coruscant, pero esto no detuvo a un grupo de ladrones que rápidamente robaron los componentes más valiosos. Cuando las autoridades de la República llegaron al lugar de los hechos, sólo encontraron el casco desnudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario