Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 16 de enero de 2013

Nexu



NEXU




Un fiero y ágil depredador, el nexu era una de las tres mortíferas bestias liberadas por los geonosianos contra Anakin Skywalker, Padmé Amidala y Obi-Wan Kenobi en el estadio de las ejecuciones. En la ancha cara del nexu hay una terrorífica boca llena de dientes y cuatro ojos que brillan desde lo alto de su cabeza en forma de pala.

Sus delgados, fuertes y flexibles músculos son visibles bajo su fino pelaje y unas afiladas y curvadas plumas marcan su espina dorsal. Una pelada y ganchuda cola prensil lo remata, proporcionándole equilibrio, y sus patas traseras y delanteras se rematan con una grandes garras afiladas.

El nexu se concentró en Padmé, la cual se había liberado en parte de sus ataduras y había trepado por la columna a la que la habían atado. Fuera del alcance del nexu, Padmé utilizó sus cadenas y grilletes para golpear a la bestia. Aunque sufrió un zarpazo de las garras del nexu, Padmé fue capaz de patear al animal dejándolo momentáneamente fuera de combate.

El nexu herido fue entonces muerto por el ataque de otra de las fieras, el reek, que estaba bajo el control de Anakin Skywalker.



UNIVERSO EXPANDIDO




El nexu procede de los bosques de Indona, uno de los continentes del planeta Cholganna. Existe una variedad de la raza del nexu que se adapta a medios tales como los fríos bosques de las latitudes boreales o las cálidas junglas del sur.

Los nexus del bosque tienen un par de ojos secundarios con visión infrarroja, lo que les permite ver a las presas de sangre caliente, como el octopi arbóreo o las corpulentas ratas ladradoras.
Los nexus tienen camadas de 10 crías a las cuales protegerán con la misma ferocidad por la que son conocidos por toda la galaxia. Los cachorros son totalmente blancos al nacer, aunque su piel cambia de color a los tres meses. Aproximadamente a los seis meses la madre abandona a sus pequeños y al poco tiempo ya ni los reconoce como hijos suyos y tratará de comérselos.

Como consecuencia, los nexus son muy solitarios marcando sus territorios de caza con un olor a almizcle que excretan por unas glándulas situadas en sus colas o restregando las glándulas situadas en su cabeza contra árboles, rocas o arbustos.

Muchos nexus entrenados como animales de guardia o bestias para la lucha y son arrebatados a sus madres cuando son muy jóvenes. Sin embargo, los cachorros nexu no son inofensivos: nacen con afiladas garras, dientes y espinas. Es necesario que los nexus que se utilizan para hacer guardias o patrullas sean apartados de sus madres antes de que estas les enseñen a cazar, en una ventana que abarca desde su nacimiento hasta los tres meses estándar. De otra forma, se volverán incontrolables y será imposible domesticarlos. Durante este período, también es posible entrenar a los nexus para que no cacen determinadas presas, como sus entrenadores humanoides. En estos primeros tres meses, la meta es el juego de la caza en el cual un entrenador adiestrará al nexu para que responda a órdenes de ataque específicas. Sólo cuando el animal está entrenado para responder a órdenes específicas, será entrenado para atacar a blancos vivos. El adiestramiento sólo puede ser realizado por expertos en animales peligrosos.

Los nexus destinados para el combate son criados de distinta forma que los nexus domesticados. A los animales de lucha se les permite estar con sus madres hasta los seis meses, antes de que ellas los abandonen. Esto es para asegurarse de que el animal sabe como cazar y atrapar a sus presas instintivamente (un período más largo no es posible debido a que los jóvenes son presa de sus propias madres, tal y como se dijo antes). Estos animales son difíciles de controlar, desde luego, pero reciben más entrenamiento cuando están en cautividad. Los nexus de lucha deben ser adiestrados para atacar sin miedo, ya que se enfrentarán a bestias mucho mayores que ellos en la arena.
Conocidos por su agilidad y velocidad, los nexus a menudo son utilizados para guardar las fortalezas de las principales personalidades de los bajos fondos y pueden merendarse a los intrusos como tentempié. Como no son fáciles ni de entrenar ni de domesticar, a menudo son utilizados como ejecutores o gladiadores enemigos en planetas del Borde Exterior, como Geonosis. Los nexus han sido presentados en luchas escenificadas de animales en algunos de los planetas más violentos de la galaxia, donde el horripilante y sangriento deporte es objeto de intensas y elevadas apuestas.

En Malastare, los nexus son utilizados como animales de guardia en turnos de patrulla. Sin embargo, los nexus huidos son una amenaza para la población local, matando animales domésticos, destruyendo cosechas y llevándose a los hijos de los colonos. Es raro que estén en zoos o reservas animales debido a que no comparten espacio con otros animales, a menudo matan tanto a otras especies como a miembros de su misma especie.

Conocida como una de las criaturas más peligrosas de la galaxia, los nexus son con frecuencia blanco de los cazadores de caza mayor. Las pieles, sus dientes o huesos de marfil son exorbitantemente caros y apreciados por la clase alta de la galaxia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario