Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 17 de diciembre de 2012

MagnaGuard


MAGNAGUARD (DROIDE GUARDAESPALDAS)


El general Grievous el comandante supremo de los ejércitos de droides separatistas tenía unos silenciosos protectores conocidos como droides guardaespaldas.
Los ágiles guerreros llevaban impenetrables electrovaras hechas del raro metal phrik y dotadas de puntas generadoras de impulsos electromagnéticos capaces de bloquear incluso el ataque de un sable de luz. Estos casi descerebrados droides humanoides defendían fielmente al general Grievous cuando era atacado, sin preocuparse por sufrir daño personal. Un MagnaGuard podía seguir luchando aun cuando se les había cortado la cabeza.
Cuando el caballero Jedi Anakin Skywalker y el maestro Jedi Obi-Wan Kenobi lideraron la misión para rescatar al Canciller Supremo Palpatine de las garras del general Grievous, se enfrentaron a sus guardaespaldas personales cuando huían del crucero de la Federación de Comercio.



UNIVERSO EXPANDIDO



Aunque el general Grievous se resignaba con las limitaciones de programación y tecnológicas de los droides de batalla para sus ilimitados ejércitos, exigía mucho más de aquellos que le protegían. El Conde Dooku autorizó a Mecánicos Hollowan, una compañía ligada al Clan Bancario Intergaláctico, a desarrollar un droide guerrero de élite que cumpliese las exigencias de Grievous.
El resultado fue el prototipo de droide de combate automotriz de programación heurística o MagnaGuard de la serie IG-100. Cuando se desarrollaron los droides, Holowan programó en todos ellos todo tipo de estilos de combate, pero antes de ser entregados, Grievous pidió que sus recuerdos y librerías de combate fuesen borradas. Grievous  quería entrenar a los droides, no programarlos. Quería que aprendiesen las técnicas de combate y que aprendiesen de sus propios errores.
Mecánicos Holowan entregó varios modelos de MagnaGuard que se distinguían por los colores de su armadura.
No todos habían sido instruidos en las mismas técnicas de combate, unos en técnicas cuerpo a cuerpo mientras que otros se habían entrenado para manejar explosivos y armas. Algunos venían armados con un par de misiles teledirigidos que se lanzaban desde un par de recámaras situadas en su parte trasera. Continuando con la tradición que pervivía desde sus días como guerrero kaleesh, Grievous dio a los droides un pañuelo para la cabeza y unas capas en las que lucían las marcas mumuu de Kalee.
Grievous empleó docenas de MagnaGuards IG-100 durante el secuestro del Canciller Supremo Palpatine en los últimos tiempos de las Guerras Clon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario