Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 21 de noviembre de 2012

L8-L9



L8-L9

Creado por una filial secreta de Industrias Tagge el L8-L9 fue un prototipo de droide de batalla creado para servir como infantería en climas demasiado hostiles para los soldados clon del Ejército de la República. Un proyecto no solicitado, que nació de la mente del joven Barón Orman Tagge, un prodigioso tecnócrata que buscaba congraciarse con el gobierno del Canciller Supremo Palpatine. Él dirigía el proyecto del soldado autómata experimental y planeaba probarlo en secreto bajos condiciones extremas. Él lo mantenía en secreto por varias razones siendo la principal que en la práctica, el desarrollo de los droides de batalla había sido restringido tras la Batalla de Naboo.
El L8-L9 tenía una cabeza inspirada en los cascos de los clones de la República, un guiño intencionado de Tagge hacia sus deseados clientes. El droide podía disparar tanto descargas de plasma como chorros ininterrumpidos de llamas desde ambos brazos. Sus dedos con bordes afilados eran malos para manipular objetos, pero el L8-L9 podía girar los ensamblajes de sus muñecas a alta velocidad y utilizar las garras giratorias para abrir agujeros en el duracero. El droide tenía sistemas internos blindados que le protegían de descargas electromagnéticas y del calor o frío extremos. L8-L9 era un droide humanoide con unos avanzados servomotores y centros de equilibrio que le proporcionaban una gran agilidad en comparación con otros droides del momento. En sus brazos había cañones de plasma y lanzallamas que le conferían un gran poder de fuego.
La unidad prototipo L8-L9 tenía que pasar una prueba de campo inmediatamente. Los contactos de la Casa Tagge sugirieron para tal prueba el planeta Rattatak en el que los juegos de gladiadores se habían convertido en la pasión de un pueblo cruel y brutal. El prototipo se alistó en un abierto de Rattatak en el que se enfrentaría a todos los participantes, incluyendo un espadachín nikto y un enorme insectoide shikitari.
L8-L9 evaluó la carnicería que se iba a desencadenar y determinó que la aspirante Sith Asajj Ventress representaba la mayor amenaza. L8-L9 atacó a Ventress con un a pulverización indiscriminada de sus lanzallamas y lanzadores de plasma, acabando con muchos de los combatientes participantes. L8-L9 podría haber salido victorioso, pero Ventress superó al droide con un estrangulamiento de la Fuerza y rompió la crisma del droide contra el techo de piedra. Tagge no abandonó  la idea, aunque tras el nacimiento del Imperio se le asignó el proyecto Z-X3 como posible suplemento de las tropas imperiales

No hay comentarios:

Publicar un comentario