Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Gungan


GUNGANS

Los gungans de Naboo, un planeta del Borde Medio, son unos anfibios bípedos que vi ven principalmente en ciudades bajo las grandes masas de agua del planeta. Son altos y delgados con unos grandes y expresivos ojos, una boca con forma de pico y dedos de pies y manos palmeados. Su esqueleto es de cartílago lo que los hace más flexibles par adesplazarse bajo el agua.

Cuando nadan sus narinas se sellan, las membranas nictitantes cubren sus ojos y sus pedúnculos oculares se retraen parcialmente en el interior de su cráneo haciendo que los viajes submarinos sean muy fáciles para ellos. Tienen una gran capacidad pulmonar que les permite contener la respiración durante largos períodos de tiempo por lo que están tan cómodos en el agua como en la tierra.
La alargada cara gungan tiene un pico fuerte pero flexible para cavar y arrancar raíces que les sirven de alimento. Tienen largas lenguas musculosas con las que capturan moluscos y pequeños anfibios de los pantanos de Naboo. Sus dientes son largos y romos, capaces de abrir crustáceos.
Aunque la mayoría de los viajeros espaciales podría juzgar a los gungans como primitivos, en realidad han desarrollado una tecnología única. Crean de forma orgánica estructuras básicas de edificios, vehículos y tecnología y los adornan con arte floral y líneas orgánicas. Esto da a la tecnología gungan un aspecto muy fluido, nada rectilíneo.
La fuente de energía de la tecnología gungan es una misteriosa energía blanco-azulada "viscosa" que obtienen en los fondos de los océanos de Naboo. Esta materia de plasma también conforma la base del armamento gungan.
Los gungans son expertos en los diferentes usos de la tecnología de escudos de energía. Sus ciudades submarinas utilizan campos hidrostáticos para crear grandes burbujas con una atmósfera interior en las que viven. De forma parecida, las tropas terrestres gungan llevan generadores portátiles de escudos que levantan campos protectores capaces de repeler el fuego blaster. En combates a gran escala, unos generadores de escudo gigantes pueden crear un inmenso paraguas de energía protectora que puede detener rayos láser y objetos físicos con gran energía cinética.  

Pese a dominar esta extraña tecnología, los gungans siguen empleando bestias de carga para el transporte. Su montura más común es el kaadu, un ave reptiliana sin alas que los gungans adornan con plumas y cabalgan cuando entran en combate. Otra de las monturas favoritas de los gungans es el gran y terco falumpaset. Para cargas realmente pesadas, los gungans han domesticado a los fambaa, un lagarto cuadrúpedo de los pantanos de nueve metros de alto.
Los gungans mantienen una gran fuerza armada permanente, llamada el Gran Ejército Gungan.

Este basto ejército de infantería lleva cestas, electrovaras y hondas capaces de lanzar esferas de energía de plasma (o tronadores, como las llaman los gungans). Las catapultas gungan lanzan enormes tronadores a grandes distancias.
Los gungans están gobernados por El Jefe Nass y su consejo de representantes, desde la Sala de la Gran Torre de Otoh Gunga. Los gungans han tenido una incómoda relación con los naboo, los colonos humanos del planeta. Muchos naboo desprecian a los naboo, considerándoles primitivos. Los gungans, por su parte, intentan evitar cualquier contacto con los habitantes de la superficie.
Cuando la Federación de Comercio invadió Naboo, el Jefe Nass decidió permanecer apartado del conflicto. Creía que el aislamiento de los gungans les mantendría a salvo de lo que en el fondo era un problema de los habitantes de la superficie. Pero estaba equivocado. Los ejércitos de la Federación de Comercio asaltaron los pantanos, y obligaron a los gungans a abandonar Otoh Gunga.
Los gungans se retiraron a un lugar sagrado en el interior de los pantanos de Naboo. Allí, la Reina Amidala, la gobernadora de Naboo, suplicó la ayuda del Jefe Nass. Conmovido por sus palabras, Nass aceptó unir sus fuerzas con los naboo para liberar al planeta de la Federación de Comercio. El Gran Ejército libró una inmensa batalla campal con el ejército droide de la Federación de Comercio, y muchos gungans murieron en el combate. Mientras tanto, las fuerzas de la Reina y sus aliados fueron capaces de capturar al virrey de la Federación de Comercio, y destruir la Nave de Control Droide orbitante, liberando así Naboo.
En las celebraciones que siguieron, El Jefe Nass compartió una podio con la Reina Amidala, y declaró la paz en Naboo. Las dos culturas que habían estado divididas por el miedo y los prejuicios pudieron unirse para siempre por un entendimiento común y el amor a su mundo.

UNIVERSO EXPANDIDO

La desavenencia entre los gungans y el pueblo naboo comenzó con el primer contacto, hace siglos. Aunque siempre fracasaron al intentar entenderse los unos con los otros, esto nunca les llevó a enfrentamientos.

Las dos razas principales de la sociedad gungan son los Otolla, que son los más numerosos, y los Ankura, una raza sin orejas largas, ni picos, ni pedúnculos oculares. Los Ankura son una raza más antigua, con un cuerpo más gordo, orejas y hocicos más cortos, y ojos de párpados caídos. Aunque sus rasgos biológicos externos son diferentes, su psicología es prácticamente la misma. No hay muchas diferencias visibles entre la apariencia física de los machos y las hembras. Las mujeres tienden a ser ligeramente más pequeñas, con rostros más dulces y con frecuencia se anudan sus largas orejas hacia atrás. Los gungans nacen de huevos incubados en cunas en el agua, y nacen como renacuajos. Sus extremidades crecen rápidamente y son capaces de andar en tierra al mes de salir del huevo.      
Tras firmar un tratado histórico con la Reina Amidala, el Jefe Nass decidió terminar con el aislamiento de los gungans, e introducirse en la gran galaxia que les rodeaba. El principal problema al que tuvo que enfrentarse fue el exceso de población que sufrían Otoh Gunga y otras ciudades. Los gungans sienten un gran respecto por la naturaleza y su equilibrio, y no querían sobreexplotar su ecosistema nativo. Con la ayuda de los Naboo, el Jefe Nass encabezó una campaña para que los gungans colonizasen la luna de Naboo, Ohma-D'un.

No hay comentarios:

Publicar un comentario