Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 19 de octubre de 2012

Biggs Darklighter



BIGGS DARKLIGHTER

Como ocurre muy a menudo durante la guerra, muchas jóvenes promesas nunca consiguen la oportunidad de convertirse en expertos veteranos. Biggs Darklighter es un ejemplo de este triste hecho. 

Biggs era el amigo de infancia de Luke Skywalker en Tatooine. Ambos crecieron juntos y pasaron la mayor parte de su infancia corriendo temerariamente en sus T-16 por el Cañón del Mendigo. Ellos se llamaban a si mismos “un par de estrellas fugaces” Darkligther fue capaz de alcanzar el sueño tan largamente deseado de Luke Skywalker de entrar en la Academia. Sin embargo, Luke permaneció en la granja de humedad de su tío Owen. Cuando Biggs volvió a Tatooine había cambiado. Él le abrió a Luke los ojos sobre la auténtica naturaleza del Imperio y le confió su intención de desertar del Imperio para unirse a la Alianza Rebelde. 
Luke y Biggs volvieron a reunirse poco después en la cuarta luna de Yavin. Ambos volaron juntos en el Escuadrón Rojo cuando atacaron la Estrella de la Muerte que se aproximaba a la base rebelde.
Aunque Luke consiguió destruir la estación de batalla imperial, Biggs murió cuando su caza Ala-X  fue alcanzado por los disparos de Darth Vader.

UNIVERSO EXPANDIDO

Biggs nació en Tatooine y era hijo del magnate agrícola Huff Darklighter. Tuvo una infancia privilegiada ya que su padre poseía varias granjas de humedad y compraba agua a otros granjeros a bajos precios. El agua que no utilizaba para regar sus cultivos la vendía a elevados precios obteniendo así pingües beneficios. Durante su adolescencia Biggs pasaba la mayor parte del tiempo en Anchorhead donde conoció a Luke Skywalker. Entre ambos surgió rápidamente una fuerte amistad y ambos se reunían con Tank Sunber, Fixer y Camie Loneozner y Deak y Windy Marstrap en un centro de distribución de energía a las afueras de Anchorhead.
El fuerte lazo entre Darklighter y Skywalker se vio reforzado por el fuerte espíritu competitivo de ambos. Juntos pilotaban lanspeeders por las calles de Anchorhead y saltadores celestes T-16 a través del Cañón del Mendigo, disparando a las ratas womp. Constantemente se empujaban mutuamente hasta el límite, lo que los convirtió en expertos pilotos. Skywalker era mejor tirador en su T-16, pero Darklighter era mejor piloto en su nuevo modelo. Durante una carrera por el cañón, Biggs se “abrió paso” por una pequeña abertura en una aguja de piedra de 6 metros de altura llamada la Aguja de Piedra, lo que le dio un estatus casi legendario entre los residentes de Anchorhead. Skywalker pronto fue forzado a batir la marca.
Biggs y Luke también estaban involucrados en otro deporte semipeligroso “inventado” por Fixer, el surf de arena, en el cual un surfista calzando discos repulsores era arrastrado por un esquife. Fixer, celoso de las superiores habilidades de pilotaje de sus dos amigos, creó una carrera de obstáculos en el Mar de las Dunas para demostrarse a sí mismo que era mejor que ellos.

Durante una carrera sobre el Gran Foso del Carkoon, Fixer se golpeó, quedó inconsciente y cayó en las fauces del sarlacc. Afortunadamente Biggs y Luke pudieron salvar a su amigo. Para que no se repitiese el incidente ambos nombraron a Fixer “el rey de los surfistas de arena”.
En su juventud Darklighter se enamoró de Kandji. Ella fue capturada por los guerreros tusken; cuando la partida de rescate llegó, ella ya estaba muerta y la partida sólo pudo tomarse venganza. Él llevó un holograma de ella durante el resto de su vida.
Cuando Biggs y Luke se hicieron mayores, ambos amigos planearon ir juntos a la Academia Imperial. También planearon comprar una nave espacial tras su graduación y montar juntos un negocio, aunque no tenían una idea concreta de cual iba a ser. El padre de Darklighter arregló la entrada de su hijo en la Academia Naval de Prefsbelt y Tank también fue aceptado en la Academia. Sin embargo, el tío de Luke dejó a su sobrino en Tatooine durante “otra estación”. Poco antes de que Biggs se marchase, la pandilla de Anchorhead tuvo una celebración y una carrera en el Cañón del Mendigo. La aventura terminó en batalla cuando un clan de guerreros Tusken atacó. Cuando Biggs fue herido por la vara gaderffii de un morador Luke se vio forzado a llevarlo a un lugar seguro a través de la Garganta del Diablo.
Darkligther era un habilidoso mecánico. Le dijo a Luke que todo piloto debería conocer hasta el último detalle de su nave y como funciona. Así, justo antes de marcharse para la Academia decidió construir un T-16 a partir de cero con la ayuda de Luke. El producto acabado, tal y como admitió Biggs, era un poco tosco en los bordes, pero seguía orgulloso de su trabajo e insistía en que podía enfrentarse con su nave a cualquier piloto. Luke se reía de su pedazo de chatarra y esto enfadó a Biggs hasta un extremo que Luke nunca había visto antes y retó a Luke a una carrera por el cañón. Lo que Skywalker pensó que sería una simple prueba se transformó en una acalorada carrera cuando Biggs salió disparado del hangar. Su nuevo T-16 empezó a sacudirse y balancearse casi inmediatamente. Un piloto menos habilidoso se habría visto forzado a reducir para mantener el control, pero Darkligther aumentó la velocidad. La carrera sólo duró 5 minutos. Las piezas de la nave empezaron a soltarse, incluido el motor, y la nave se estrelló dando varias vueltas de campana hasta detenerse. Luke corrió hacia los restos de la nave para ver como estaba su amigo, pero Biggs no estaba en el asiento del piloto. Temiendo que su amigo hubiese sido lanzado fuera de la nave se sorprendió cuando desde atrás le llegó una risotada de Biggs. Luke nunca supo exactamente como se las había apañado Biggs para sobrevivir al choque.


En la Academia Naval de Prefsbelt IV, Darkligther, Derek Klivian y Tycho Celchu fueron alumnos de Soontir Fel. Klivian y Biggs empezaron a darse cuenta que la galaxia era algo más que el Imperio Galáctico. Cuando ambos y varios compañeros de clase hicieron contacto con la Alianza Rebelde durante un viaje al planeta Bestine IV, sus ideales rebeldes empezaron a tomar forma.

Se reunieron secretamente con los hombres que compartían sus ideales y en su inocencia juvenil hablaban de cómo derrocar ellos solos al Imperio. Las reuniones sólo eran charlas fogosas, pero el comandante se enteró gracias a un informador y rápidamente capturó a los participantes. Afortunadamente Biggs y Klivian no asistieron a esa reunión, así que no figuraban en la lista del informador. Además, los otros miembros del grupo no los delataron. Pero sus amigos fueron detenidos y no los volvieron a ver nunca más. Al principio ambos pensaron que se trataba de un período de castigo o aislamiento largo. Después pensaron que los habían transferido a otra unidad, pero gradualmente la cruda realidad de la situación se hizo patente para ellos. Nunca supieron en realidad que había hecho el Imperio con sus amigos, pero el efecto que el hecho causó en los dos cadetes fue profundo. No volvieron a hablar de forma infantil de cómo derrocar al Imperio. Ahora hablaban en serio de desertar y unirse a la Rebelión.
Cuando era cadete, Biggs cumplió varias funciones sociales, y entre las personas a las que conoció estaba Rivoche Tarkin, una estudiante de la escuela preparatoria de Claer y sobrina del Gran Moff Tarkin. Su secreto disgusto por el Imperio fue conocido por ella e influenció en sus ideas con respecto al Nuevo Orden.
Biggs y Klivian aguantaron hasta el momento de su graduación, en el cual ambos fueron asignados de forma fortuita a la misma nave, el carguero espacial Rand Ecliptic. Era una nave relativamente pequeña, así que ambos oficiales tuvieron cargos importantes a bordo. Biggs era el primer oficial y Klivian el oficial ejecutivo. En su nuevo puesto, Biggs vio que la conveniencia era preferible a la honestidad y que las muertes de inocentes eran un precio aceptable para cubrir los errores propios.
Unas pocas semanas más tarde, durante una misión en los recién creados Astilleros Imperiales del sistema Bestine, Darklighter y Klivian pusieron en marcha su plan para unirse a la Rebelión. El plan era abandonar la nave, localizar a Lindy, un amigo de Klivian que tenía amigos en la Rebelión y unirse a ellos. Su misión oficial era contactar con el personal de los astilleros para entregar un cargamento de mineral rubindum. De forma extraña el capitán de la nave, Heliesk, los envió a ambos lo cual era contrario a la política de asignaciones en la que al menos uno de los oficiales debía permanecer en la nave. Esto hizo pensar a ambos hombres que sospechaba algo, pero en lugar de buscar al personal del astillero, Klivian y Biggs buscaron a Lindy que pronto los encontró. Lindy los condujo a un hangar en el que los estaban esperando un grupo de amigos que habían robado piezas de naves y otras materias primas para otros contactos de la Alianza que estaban esperando fuera del sistema.
Allí Lindy les contó que estaba esperando la llegada de un nuevo contacto rebelde conocido como “Starfire”. El grupo quedó petrificado cuando la puerta del hangar se  abrió y un escuadrón de tropas de asalto imperiales liderado por el capitán Heliesk apareció. Los imperiales rodearon al grupo y Heliesk ordenó que Biggs y Klivian fuesen llevados de nuevo a la nave donde serían retenidos, no sin dejar antes un cilindro de rango en la mano de Klivian. De vuelta a la nave ambos descubrieron que el cilindro era la llave de los camarotes del capitán. Cuando por fin estuvieron solos, Heliesk se reunió con ellos. El capitán era el espía rebelde Starfire.
Con unas conexiones tan valiosas en el Imperio no podía arriesgarse a ser considerado un simpatizante de la Alianza. La solución era que Biggs y Klivian se amotinasen.
Ambos consiguieron echar a la tripulación de la nave poniendo a la Ecliptic en modo de autodestrucción. Con la ayuda de Lindy y sus amigos tripularon la nave y se prepararon para abandonar el planeta con su valiosa carga de mineral. Sin embargo, cuando abandonaron el planeta fueron interceptados por un número considerable de cazas TIE estacionados en Bestine IV. El débil armamento no estaba preparado para repeler el ataque de los cazas TIE, pero ellos sólo necesitaban el tiempo necesario para hacer los cálculos para saltar al hiperespacio. En ese momento Biggs tuvo una idea. Viró el lado de estribor hacia el enjambre de cazas y soltó la mitad del cargamento de mineral justo en su camino, creando un pequeño campo de asteroides. Pocos cazas pudieron evitar el desordenado y mortal mineral. Los pocos que sobrevivieron fueron incapaces de evitar que Darklighter, Klivian y el Rand Ecliptic entrasen en el hiperespacio de camino a una nueva vida con la Alianza Rebelde.
Tras la deserción, Darklighter y Klivian se unieron oficialmente a la Alianza Rebelde. Se convertirían en dos de los pilotos más dotados y valiosos de la rebelión. Su primer destino fue servir juntos en el Ecliptic Evaders, un escuadrón de pilotos de caza rebeldes estacionado en el Sistema Sullust. Aunque Biggs y Klivian eran camaradas inseparables, las circunstancias finalmente los separaron. En aquellos tiempos los graduados de la Academia Imperial y valiosos líderes como estos, eran extremadamente extraños entre los pilotos rebeldes y el general Jan Dodonna tenía poco en lo que escoger para asignar destacamentos en los que serían más efectivos.
En su primera misión Darklighter voló con Wedge Antilles para atacar un convoy imperial protegido por una fragata de escolta EF76 Nebulón B poco después de que la nueva nave capital fuese asignada para defender convoyes imperiales contra los ataques de los cazas rebeldes. La fragata lanzó su complemento de dos docenas de cazas TIE contra el escuadrón. Biggs destruyó cinco cazas enemigos, lo que le hizo ganar el título de as de caza. Sin embargo otro piloto, Amil Kirsk, reclamó el título pro haber derribado tres. Esa era la misión número 15 de de Karsk y Biggs le permitió que reclamase el título como suyo. Desde entonces, cuando Biggs conseguía cinco de algo siempre le daba el tercero a Karsk como un constante recordatorio. La tercera misión fue simple, escoltar una corbeta CR90 en una misión de correo a Alderaan. Con esta misión se ofrecían dos días de permiso, pero Darklighter se la pasó a Karsk. Karsk estaba en el planeta cuando la Estrella de la Muerte destruyó el planeta.
Biggs siguió creándose una gran reputación como piloto de la rebelión pilotando un ala-X en varias batallas espaciales. Participó en una misión para robar un gran número de alas –X de unas instalaciones de la Corporación Incom. Fue por esta época cuando asistió al baile de puesta de largo de Rivoche Tarkin y ella le proporcionó información que le sirvió a sus contactos rebeldes para evitar un asalto del Campforce al ejército aliado de los Duros.

Emocionada por el éxito, Tarkin deseó continuar su trabajo como agente encubierto y Darklighter la puso en contacto con la Alianza Rebelde para que continuara con su trabajo.
Poco después de la derrota de la operación Golpe de Miedo, la avanzada rebelde AX-235 en Cron Drift interceptó los planos de la primera Estrella de la Muerte utilizando satélites de comunicaciones imperiales robados. Debido a la importancia de la información decidieron enviarlo por correo. Darklighter fue enviado un ala-X para recoger los datos. Sin embargo, tras abandonar AX-235 el generador de energía del ala-X de Biggs se estropeó y fue atacado por fuerzas imperiales. El crucero estelar mon calamari Independence, envió tres cazas punta de lanza R22 para proveerlo hasta que un equipo de rescate de corvetas CR90 y lanzaderas clase lambda llegaron y repararon su nave. Tras escapar del ataque envió los planos al Independence y se hizo amigo de los dos pilotos que lo ayudaron en su rescate, Keyan Farlander y Samuel Raider.
Poco antes de la Batalla de Yavin Biggs hizo un viaje final a su nativo Tatooine. Visitó a su padre y trató de convencerlo de la maldad del Imperio. El viejo Darklighter no tenía mucho que decir y nada de lo que su hijo dijese le hizo cambiar de opinión. En el taller de la Estación Tosche tuvo un agradable encuentro inesperado con Luke. Luke les habló a él y a sus amigos de la batalla espacial de la que había sido testigo en el cielo del planeta. Utilizando los electrobinoculares de Luke para verlo por sí mismo, Darklighter sólo vio dos naves en órbita y le aseguró a su amigo que las naves estaban repostando. Más tarde, en privado, Biggs le confió a Luke que él y sus amigos de servicio habían contactado con la Alianza Rebelde y que iban a abandonar su nave y unirse a ellos. Le ocultó a propósito a Luke que había desertado y que se había unido a la Alianza, para evitar contarle todas sus experiencias con la rebelión. Ambos amigos se despidieron de una forma agridulce. Luke le dijo entonces que él siempre sería el mejor amigo que se pudiera tener. A la mañana siguiente Biggs se fue.
El éxito de Biggs le proporcionó un destino para proteger la Estación Massassi en Yavin IV. Con la amenaza de la aproximación de la Estrella de la Muerte, Darklighter fue asignado al Escuadrón Rojo de los alas-X bajo la designación de Rojo Tres. Justo antes del enfrentamiento se reunió de nuevo con Luke que iba a volar con él como Rojo Cinco. Los dos amigos tuvieron una breve conversación en la cual se prometieron compartir sus historias cuando volviesen. Biggs le aseguró al Líder Rojo, Garven Dreis, que Skywalker era “el mejor piloto de los territorios del Borde Exterior”. Del mismo modo que lo habían hecho en su juventud, ambos amigos volaron juntos desafiando a la muerte en cada vuelta. Esta vez volarían contar la mayor súper-arma del Imperio.

Durante el asalto a la estación de batalla, Biggs escapó por los pelos de la muerte cuando un TIE se colocó en su cola. Incapaz de eludir a su atacante, se salvó cuando el TIE fue destruido por Luke. Él también destruyó varios TIE. La tarea original de Darklighter, Skywalker y Antilles era dar cobertura aérea al Escuadrón Oro,
en la aproximación y ataque al orificio de ventilación de la Estrella de la Muerte. Cuando ambos ataques fallaron y todos los pilotos fueron derribados, la misión recayó en el trío.
Los tres pilotos comenzaron su propio ataque a través de la trinchera de la Estrella de la Muerte con Skywalker de líder y Biggs y Wedge flanqueándolo. Desafortunadamente eran seguidos de cerca por Darth Vader y otros dos cazas TIE. La misión de Biggs y Wedge era hacer de parachoques entre los cazas enemigos y Luke. Si eso significaba que tenían que interceptar los disparos láser, así sería. Cuando se acercaban al orificio de ventilación, Antilles fue el primero en recibir un impacto y tuvo que abandonar la misión. Darklighter fue el siguiente en ser alcanzado. Su ala-X fue destruido por un disparo que provenía de la nave de Vader. Skywalker ahogó sus sentimientos porqué sabía que todavía tenía que hacer un trabajo. Sus torpedos de protones destruyeron la Estrella de la Muerte. Biggs le proporcionó un poco más de tiempo para completar su tarea, aunque fue sólo la inesperada ayuda de Han Solo la que le proporcionó el éxito a Luke.
Biggs Darklighter se convirtió en  uno de los héroes de Yavin. Su nombre siempre estaría asociado a la valentía y valor entre las futuras tropas de pilotos rebeldes. Tras la batalla, la Princesa Leia le prometió a Luke que una vez que hubiese acabado la lucha con el Imperio, se erigiría un monumento en honor a los caídos en el que figuraría le nombre de Biggs en un lugar destacado, lo que le pareció a Luke algo con lo que Biggs habría disfrutado. Él siempre había querido ser alguien, marcar la diferencia.
Aunque Darklighter murió antes de la creación del Escuadrón Pícaro, siempre fue considerado como uno de sus miembros originales. Tras la reforma en los primeros años de la Nueva República, el comandante Antilles a menudo mencionaba el nombre de Darklighter en su discurso de bienvenida a los jóvenes reclutas diciendo que había muerto sirviendo al Escuadrón Pícaro y que era una leyenda que nunca podrían superar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario