Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Vaina de Sebulba



VAINA DE Sebulba


El campeón Sebulba obtuvo grandes ganancias en sus repetidas victorias e invirtió la mayoría de ellas en su amado vehículo.
La vaina de Sebulba era un gigante, una nave de color naranja de primera, cuyos poderosos motores parecían lo suficientemente potentes como para derrotar a cualquier adversario.

No contento con confiar sólo en sus habilidades, Sebulba equipó su vaina con una serie de desagradables sorpresas ilegales. Un lanzallamas escondido podía freír a cualquier oponente que se atreviese a adelantar al dug. Durante la Clásica del Boonta Eve, Sebulba incendió los motores de Clegg Holdfast, haciéndole chocar contra las planicies del desierto.

Los grandes motores en forma de X eran lo suficientemente potentes para chocar y hacerse camino entre las vainas más pequeñas. El confiado Mawhonic fue el primero en acabar la carrera durante la primera vuelta de la Boonta Eve al recibir un golpe. Sebulba repitió la operación con el piloto gran dejando sin control la nave del piloto de tres ojos.
En el último tramo de la Boonta, Sebulba probó sus trucos más sucios con Anakin Skywalker. En un intento de echarlo de la pista sus naves se engancharon. Anakin fue capaz de liberar su vehículo, pero el dug perdió el control. Los grandes motores de Sebulba se estrellaron contra un saliente rocoso deshaciéndose en mil pedazos y lanzando la cabina del dug a la arena.


UNIVERSO EXPANDIDO

Sí los oficiales de las carreras hubiesen echado un vistazo a los motores gigantes Collor  Pondrat Plug-F Mammoth con forma de X de Sebulba, los habrían tachado de ilegales por varias causas.
Los grandes motores (7,8 metros de largo) podían alcanzar una velocidad de 829 kilómetros por hora. Los motores estaban alimentados por tradium, un líquido presurizado con runium y activado con inyectrina ionizada.
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario