Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

martes, 28 de agosto de 2012

Geonosianos


GEONOSIANOS

Los geonosianos nativos del rocoso y áspero mundo de Geonosis son una especie insectoide dividida en castas.  Construyen inmensos chapiteles de aspecto orgánico en los que residen sus colonias de colmenas.           
Hay dos tipos principales de geonosianos: los zánganos sin alas que generalmente trabajan como obreros y los aristócratas alados, entre los que se incluyen los guerreros reales que sirven como exploradores y mantienen la seguridad en la colmena.
Todos los geonosianos tienen un duro exoesqueleto de quitina muy resistente, rostros alargados, extremidades con múltiples articulaciones y hablan en un extraño lenguaje de chasquidos.
Aunque se les denomina guerreros, los geonosianos no tienen un ejército regular. Por el contrario, prefieren utilizar sus fundiciones de droides para construir ejércitos para las corporaciones suficientemente ricas como para permitírselo entidades como la Federación de Comercio o la Tecno-Unión. Pese a ser relativamente poco inteligentes, los geonosianos son expertos en la construcción mecánica, y son los contratados para realizar los mayores trabajos de manufacturación de la galaxia. Son los responsables de la construcción de algunas de las mayores proezas de ingeniería que se hayan visto nunca.
La miseria del entorno nativo, junto con la rígida estructura codificada de su sociedad de castas ha fomentado el aspecto bárbaro de los geonosianos. Sus mentes simples ven la violencia brutal como un entretenimiento, y se congregan en enormes coliseos de ejecución para contemplar cómo las victimas son condenadas a morir en las garras criaturas salvajes.

UNIVERSO EXPANDIDO

La sociedad geonosiana existe para beneficiar a los pocos que integran la clase más alta. Los miembros gobernantes no dudan en forzar a miles de obreros a trabajar para sus intereses. Supervisan la creación del espectacular reino arquitectónico en el que todos viven, adaptando las formas que en principio se  construían por instinto a estructuras más refinadas como chapiteles.         
Su sistema de castas ha evolucionado durante milenios. Los geonosianos nacen en castas específicas divididas según las líneas de sus atributos físicos. Aunque la mayoría de los geonosianos se contentan con vivir en su casta asignada, unos cuantos desarrollan ambición y aspiran a ascender socialmente. Los aristócratas son brutales dirigiendo a los obreros, obligándoles a trabajar bajo duras condiciones, sin importarles los peligros.

Una de las pocas esperanzas que se le presentan a un geonosiano es escapar gracias al combate de gladiadores. Los geonosianos de la casta más baja en ocasiones se enfrentan a otros geonosianos, criaturas racionales o criaturas salvajes en inmensos coliseos de gladiadores. 
Si el geonosiano sobrevive, adquiere un estatus y asciende socialmente, o acumula riqueza suficiente como para abandonar Geonosis.
Pero incluso aquellos que pueden irse, raramente abandonan Geonosis. La importancia de la colmena está fuertemente arraigada en la mente geonosiana, y son en conjunto, despectivos hacia cualquier otra especie. Los pocos que se han aventurado a abandonar de su planeta lo han hecho en grupos de trabajo que finalmente beneficiarán a sus colmenas. Los contratistas geonosianos pueden ser encontrados en plantas de Autómatas de Combate Baktoide por todo el Borde.
Los soldados zánganos alados alcanzan la edad adulta rápidamente, y están listos para el combate a la edad de seis años. Los guerreros adultos presentan unos vestigios de alas que les permiten volar cortas distancias, mientras que los más jóvenes pueden volar grandes distancias y están destinados a misiones de exploración. Aunque tienen suficiente ingenio como para defender la colmena de los depredadores naturales, son fácilmente conquistables por enemigos con una mente más aguda.
El último subgrupo geonosiano es una casta independiente criada para ser pilotos. Estos duros especimenes no precisan dormir. Durante el entrenamiento, cada piloto se empareja con un ordenador de vuelo de un caza, y desarrollan una relación de compenetración y coordinación características.
Los geonosianos son fuertes pese a sus delgados cuerpos. Sus duros exoesqueletos les proporcionan protección frente a impactos físicos y también les protege del bombardeo de radiaciones de una cercana estrella que ilumina su desértico planeta con una tenue luz rojiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario