Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

sábado, 4 de agosto de 2012

Ewok



EWOKS

Los ewoks son unos bípedos peludos y racionales nativos de la Luna de Endor. Son unos individuos curiosos que miden alrededor de un metro de altura. Aunque son extremadamente habilidosos para sobrevivir en el bosque y construir tecnología primitiva, como alas delta y catapultas, tienen un nivel tecnológico de la edad de piedra. No obstante aprenden con rapidez cuando se encuentran con tecnología avanzada.
Muchos ewoks viven en las alturas, entre los pequeños espacios que hay entre los árboles.
Sólo se aventuran en el suelo del bosque para poner trampas y capturar diversas presas.
Para los habitantes del bosque, los enormes árboles gigantes juegan un importante papel cultural. Estos cazadores y recolectores son un pueblo profundamente espiritual. Se creen descendientes del Gran Árbol, un árbol sagrado de los bosques.
La estructura tribal está formada por un Consejo de Ancianos que los gobierna. A la cabeza del Consejo está el jefe de la aldea. También hay un hechicero, guardián de la tradición mística y sanador de los heridos.
Cuando el Imperio empezó a operar en la Luna de Endor hizo caso omiso de la especie primitiva al considerarla inofensiva. Las operaciones imperiales se llevaban a cabo en una zona próxima a la aldea ewok liderada por el Jefe Chirpa. La princesa Leia Organa, parte de un equipo de ataque, se hizo amiga del ewok Wicket W. Warrick un explorador de la mencionada aldea.
Estos ewoks también veneraron erróneamente al droide de protocolo C-3PO pensando que era su dios. Trespeó le contó al Consejo de Ancianos las aventuras de los héroes rebeldes Luke Skywalker, la princesa Leia y Han Solo. Los ewoks aceptaron a los rebeldes en su tribu y se aliaron con ellos. Los ayudaron en la batalla terrestre para destruir el generador de escudo en el bosque y con sus primitivas armas abatieron a los soldados de asalto y AT-ST’s del Imperio. Esta ayuda preparó el camino para la victoria en la Batalla de Endor. Más tarde, esa noche, los ewoks hicieron una gran celebración que se podía oír por todo el bosque.

UNIVERSO EXPANDIDO

Los ewoks son unas pequeñas criaturas de aspecto ursino que viven en la luna boscosa de Endor, un planeta del Borde Exterior que orbita un gigante gaseoso cerca de la zona de la galaxia conocida como las Regiones Desconocidas. Aunque la propaganda imperial los presentaba como eliminados tras la Batalla de Endor, los primitivos e inteligentes ewoks todavía viven en comunidades de cierto tamaño en su planeta forestal, un exuberante medio ambiente poblado de una densa
vegetación y una miríada de formas de vida salvaje. La baja inclinación del eje y su órbita regular alrededor del gigante de gas crea un clima templado en la mayor parte de la luna y árboles de trescientos metros de alto cubren muchas regiones y constituyen el centro del paisaje. Por ello son muy importantes para la cultura y religión ewok.
Aunque los ewoks tienen una visión limitada, estas pequeñas criaturas tienen un excelente sentido del olfato que se lo compensa. Son consumados cazadores y como son omnívoros también recolectan comida de las plantas que les rodean. Se sabe de algunos casos en los que equivocadamente han comido a seres racionales suponiendo que simplemente estaban alargando el juego de la captura. Sin embargo, normalmente pueden ser convencidos de que suelten sus útiles de cocina tras un poco de conversación y un poco de suerte.
Mientras recolectan alimentos y cazan, están extremadamente alerta y se asustan con facilidad. Muchas criaturas carnívoras viven en la luna boscosa y por ello siempre están preparados para el ataque. Algunos investigadores han notado que parecen tener un “sexto sentido”, la habilidad para percibir las amenazas a su comunidad con antelación. Se ha comparado a algunos talentos de la Fuerza Jedi, aunque sólo unos pocos ewoks han mostrado la habilidad para manipular realmente este misterioso poder.
Son criaturas curiosas y de naturaleza bondadosa que valoran la comunidad, familia y amistad. En su cultura los machos son cazadores, guerreros, jefes y chamanes y las hembras se dedican a recolectar, las labores domésticas y la educación de los niños. La música y la danza son parte de su vida diaria, de hecho usan la música para comunicarse con otras tribus por medio de redobles de tambor. Los nuevos ecos entre los antiguos árboles imbuyen el ambiente con un aura de vida extra.
Aunque su cultura es rica en tradición oral, historia, arte y música, son primitivos y visten sólo capuchas adornadas con huesos y plumas que indican su estatus en la comunidad. Sin embargo aprenden con rapidez cuando conocen la tecnología, la comprenden rápidamente, a veces tras un primer encuentro con nervios y errores. Pocos se han aventurado en el espacio y cuando lo hacen es por unirse a pilotos estelares o tripulaciones que visitan su planeta. Entre esos pocos hay un grupo seleccionado que ha aprendido la suficiente tecnología moderna como para ser útiles a las tripulaciones espaciales.
No han desarrollado tecnología propia más allá de sus herramientas de madera y rudimentarias armas. Pero poseen un don para la invención con sus primitivos recursos, creando trampas que pueden ser muy efectivas incluso contra grandes amenazas tecnológicas. Su ingenuidad fue clave para que la Alianza Rebelde venciese al Imperio en la Batalla de Endor y si se les deja explorar y aprender los caminos de la tecnología se convertirán en unos expertos.
El  lenguaje de su especie es expresivo aunque simple y puede ser aprendido y entendido por los humanos. Debido a que sus matices verbales son similares, los ewoks también pueden aprender a hablar varios idiomas humanos, y aquellos que se fueron de su planeta y han vuelto a casa han empezado a hablar a los visitantes en una lengua comercial mezcla de ewokes y básico.
Viven en clanes tribales, en aldeas construidas con barro, paja y madera que normalmente están suspendidas a varios nieles por encima del suelo del bosque. Localizadas en el centro de la aldea se encuentran las mayores estructuras, incluyendo la casa del jefe de la tribu y las viviendas del resto de los miembros de la tribu se colocan en racimo en los alrededores. Intrincados pasadizos sirven para unir las residencias y plazas de la aldea y escaleras, escalas de cuerda y lianas ayudan a los ewoks a huir rápidamente desde el suelo del bosque hasta sus casas en los árboles. Algunos ewoks también viven en los lagos de Endor en aldeas flotantes construidas sobre pilares. Debido a su pequeño tamaño son atacados frecuentemente por enfadados pholgs, el gigante gorax y los temibles dulocks, así que dudan mucho a la hora de aventurarse en nuevos territorios o dejar sus aldeas sin vigilancia.
El pueblo ewok es muy suspicaz y cauto, aunque también son fieros guerreros, valientes y leales a su tribu. Esto también se hace evidente en su religión, la cual enfatiza la importancia del hogar, familia y los árboles que les rodean. Dicen que los árboles vivos del bosque contienen los espíritus de sus antepasados. Por cada ewok que nace se planta un “árbol alma” o árbol del nacimiento. El árbol y el ewok se quedan unidos espiritualmente para siempre. Un ewok escoge un “nombre secreto” para el árbol que sólo conocen él y su árbol de nacimiento. Los ewoks creen que son capaces de comunicarse con la naturaleza que los rodea, tanto si es hablando con los animales como si es escuchando la llamada de los árboles.
La espiritualidad ewok tiene un amplio panteón de dioses y espíritus. El más importante es el Gran Árbol, un árbol sagrado del que nace toda la vida. Después del Gran Árbol viene el Gran Espíritu, un dios omnisciente que vigila todo el bosque. Otras deidades son el Hermano del Cielo, el Padre del Bosque y la Madre Tierra, entidades que controlan los elementos naturales de los entornos de los ewoks. Se dice que si un mago ewok diestro o chamán puede invocar a estos espíritus para que hagan favores y milagros. En la otra parte del espectro se encuentra el Espíritu de la Noche, una malvada entidad que atemoriza a los ewoks.
Lo sobrenatural juega un importante papel en la vida diaria de los ewoks, desde las leyendas que dicen que el Árbol de la Luz controla la energía de la vida de los bosques de Endor, hasta los seres como dioses que controlan las estaciones gracias al místico Cetro de la Estación.
La vida de familia es importante para la sociedad ewok. Las familias a menudo viven juntas de por vida y los hijos raramente se van lejos de sus padres.
Los rituales de cortejo de los ewoks son tan primitivos como su tecnología. Los machos solteros pasan un tiempo de vida contemplativa pasando solos algún tiempo en el bosque, construyendo su propia casa cerca de los principales árboles de la aldea.
Las hembras solteras dejan entonces regalos de comida, vestidos, manualidades o armas. Si el macho ewok escoge sentar cabeza, agranda su casa haciendo una nueva habitación para su familia. Una vez que la casa está acabada, el macho ewok anuncia su elección de pareja y la hembra escogida tiene la opción de rechazar al macho y la casa que ha construido.
Los ewoks jóvenes se llaman woklings y tienen muy pocos derechos. En esta época es cuando los ewoks aprenden muchos de los rituales y leyendas que servirán de guías morales durante su vida. Por fin, cuando un ewok alcanza la adolescencia acude al Festival de las Capuchas. Esto marca el paso de wokling a ewok.
La guerra no es común entre los ewoks. Aunque viven en tribus y son extremadamente leales a ellas, recibirán a otras tribus con calidez y buena voluntad, mientras actúen con honor y respeto. Incluso aceptarán a forasteros en su tribu si los visitantes demuestran lealtad familiar hacia ellos (eso si los extraños no han sido confundidos ya con la cena). Aunque son tan habilidosos construyendo armas como construyendo sus elaboradas aldeas, sus manos se mantiene ocupadas sobretodo defendiéndose de las amenazas ajenas más que de unos contra otros.
Al ser la religión tan importante en la sociedad ewok, el chamán de la aldea gobierna la tribu hombro con hombro con el jefe. El chamán interpreta los signos para guiar al jefe en sus decisiones y su sistema de creencias incluye referencias a una energía viviente, semejante a la Fuerza, que alimenta a los árboles, les da fuerza y guía a los ewoks.

No hay comentarios:

Publicar un comentario