Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

domingo, 8 de julio de 2012

Vaina de Anakin


VAINA DE ANAKIN SKYWALKER

Construida en secreto por el joven esclavo Anakin Skywalker, esta brillante vaina de color azul y plata, tuvo el honor de ser la vaina más rápida que completó la carrera del Boonta Eve.
Aunque era más pequeña que el resto de las demás vainas, el vehículo de Anakin seguía el diseño clásico de todas las vainas: una pequeña cabina tirada por dos motores de alta potencia. Los motores estaban unidos uno al otro por medio de un rayo de energía, y unos resistentes cables conectaban los motores a la cabina.
El señor de crimen, Jabba el Hutt, celebraba anualmente una importante carrera de vainas, la Clásica del Boonta Eve. Tenía lugar el día festivo del mismo nombre y arrastraba a multitud de seguidores y también era famosa por el alto porcentaje de bajas en la carrera.
Pese a que Anakin tenía fe en su vaina, daba la impresión de que tendría pocas oportunidades contra el campeón de la Boonta Eve, el dug Sebulba. Pero en la tercera vuelta, Anakin se puso en cabeza y superando las malas artes de Sebulba ganó la carrera. Gracias a esta victoria, el caballero Jedi Qui-Gon Jinn ganó una apuesta a Watto, por lo que se vio obligado a liberar al chico. Después de liberar a Anakin, Qui-Gon vendió la vaina de Anakin, pero tristemente, el dinero no fue suficiente para comprar la libertad de la madre de Anakin, Shmi, la cual se vio forzada a quedar en Tatooine mientras su hijo partía para comenzar su vida como un Jedi.

UNIVERSO EXPANDIDO

Gracias a la pericia de Anakin, la vaina tenía gran cantidad de asombrosas innovaciones en su pequeña estructura. Anakin recogió un par de motores de carrera Radon-Ulzer 620-C que Watto consideró demasiado quemados para cualquier uso.
Los pilotos menos astutos a menudo invierten en motores más grandes con la esperanza de obtener un mayor rendimiento. El problema es que los motores más grandes hacen más pesado el vehículo. Anakin resolvió el problema desarrollando un nuevo sistema de atomización y distribución del combustible, que enviaba más combustible a los quemadores del Radon-Ulzer, incrementando considerablemente su potencia y velocidad tope hasta unos casi 950 kilómetros por hora.
Anakin cubrió cada Radon-Ulzer con tres brillantes paletas amarillas que le daban un control adicional en los virajes y frenado.
Después de la Clásica de Boonta Eve, Qui-Gon vendió la vaina a un ambicioso cliente, Sebulba, cuyo poderoso vehículo, fuera de control, se había estrellado durante la carrera. Sebulba deseaba volver a la cima en el único vehículo que lo había vencido. Pintó en la vaina de Anakin su insignia naranja y participó y ganó la Clásica de Vinta Harvest en su planeta natal Malastare.

No hay comentarios:

Publicar un comentario