Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 11 de julio de 2012

Mustafar


MUSTAFAR


Situado en el Borde Exterior, el diminuto planeta Mustafar es una ardiente esfera donde la lava es explotada como un precioso recurso natural. Su paisaje desértico es una combinación de montañas de obsidiana melladas, con altas torres de fuego y lava saliendo a la superficie. La lava también atraviesa el paisaje formando amplios ríos y cascadas candentes. Los cielos de Mustafar están oscurecidos por negras nubes de cenizas, humo y polvo. La intensa actividad geológica crea una interferencia natural en los escáneres la cual ha ocultado a Mustafar durante la mayor parte de su historia.
Sus inhóspitas condiciones convirtieron a Mustafar en un santuario ideal par el siempre móvil Consejo Separatista que lideraba la Confederación de Sistemas Independientes durante las Guerras Clon. Tras varios traslados el General Grievous recibió órdenes de Darth Sidious para llevar al Consejo a Mustafar donde aguardaría por nuevas instrucciones. Unas grandes instalaciones situadas en la pared de un alto acantilado servían de cuartel general para los barones del comercio jefes de la guerra. Soldados neimoidianos y la infantería de droides de batalla proporcionaban la protección mientras que  escudos deflectores protegían la estructura de los agentes naturales que la rodeaban.
Tras su ascenso a Emperador Galáctico, Darth Sidious no necesitaba para nada a los Separatistas, por ello envió a su nuevo aprendiz Darth Vader para que se encargase de sus antiguos colaboradores. A su llegada Vader se introdujo silenciosamente en las salas internas de la instalación minera. La hoja de su sable dio cuenta de los Separatistas, trayendo el auténtico fin de las Guerras Clon.
En medio del apocalíptico paisaje de volcanes en erupción el Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi se enfrentó a Darth Vader, el que había sido antes su aprendiz. Los dos entablaron un espectacular duelo de sables láser que discurrió por todo el complejo de Mustafar. Durante el curso de la batalla los escudos protectores se desactivaron y las instalaciones quedaron totalmente expuestas a la furia geológica del planeta.
 Un geiser de lava entró en erupción derramando roca derretida sobre uno de los puentes donde Obi-Wan y Vader se batían. El puente colapsó y cayó al río de lava. Antes de que los brazos sucumbiesen bajo el peso de la lava, Vader y Kenobi saltaron desde la estructura condenada a un cercano trabajador droide y una plataforma de recolección respectivamente. Su duelo continuó encima de estas frías superficies autopropulsadas antes de que acabase abruptamente sobre las negras arenas de la orilla del río de lava. Kenobi superó a Vader provocándole graves heridas y allí, en la orilla de lava dejó al señor oscuro para que muriese. Darth Sidious sintió la angustia de Vader y llegó a tiempo para rescatar a su aprendiz caído. Mutilado y mortalmente herido por sable y fuego, Vader fue reconstruido como un cyborg y encerrado en un negro traje que sería su protección y soporte vital.
A pesar de la infernal naturaleza de este planeta, Mustafar tiene vida nativa capaz de soportar el clima extremo del planeta. Los racionales mustafarianos, dos de las notables subespecies que existen, prestaban poca atención a los acontecimientos galácticos que culminaron en su planeta. Sólo se preocupaban de sus asuntos, extrayendo minerales preciosos y energía de las corrientes de lava, montando sus grandes pulgas de lava a través de los dantescos paisajes.

UNIVERSO EXPANDIDO


El joven planeta Mustafar está literalmente atrapado entre dos fuerzas opuestas, un tira y afloja que lo mantiene alejado de la luna de un cercano gigante de gas. A pesar de la proximidad del enorme Jestefad, Mustafar mantiene su órbita errática atraído por la influencia de otro gigante, Lefrani.
La marea afecta al corazón fundido de Mustafar provocando una espectacular actividad geológica por todo el planeta.
La Tecno Unión adquirió Mustafar al reclamar el planeta hace 300 años. Exploradores de esa organización descubrieron que el único y valioso mineral allotropes estaba en el manto de la corteza de Mustafar. Aunque la lava de Mustafar está caliente, a unos 800 grados, está lo suficientemente fría como para poder ser explotada con el equipo apropiado. Los oficiales de la Tecno Unión firmaron un tratado con los primitivos mustafarianos que se beneficiaron con los artículos más básicos y baratos del exterior. A cambio guiaron a los constructores de la Tecno Unión para levantar las grandes instalaciones de recolección y explotar las riquezas minerales que había en las corrientes de lava.
El complejo de instalaciones utilizaba un rayo tractor y técnicas de recolección electromagnéticas para extraer los valiosos minerales de los ríos de lava. Una vez recolectados los depósitos son extraídos por droides o fuertes mustafarianos que levantaban grandes marmitas. Calderos de roca fundida y metal se enviaban a las instalaciones donde eran procesados y refinados para su distribución.
Tras la destrucción del Consejo Separatista y la imperialización de la Tecno Unión Mustafar fue olvidado durante mucho tiempo. Un leal Separatista, el fugitivo geonosiano Gizor Dellso, permaneció en Mustafar durante los primeros tiempos del Imperio Galáctico y reestableció una fábrica de droides independiente que precisó la atención de la leal legión 501 que tomó por asalto el infernal planeta y destruyó las instalaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario