Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 9 de julio de 2012

Korriban

KORRIBAN


Los antiguos y temidos Oscuros Señores de los Sith proyectan una larga sombra sobre los pacíficos planetas de la galaxia. Korriban, conocido como Pesegam durante el reinado de Xim, era el único planeta del sistema Horuset. Planeta nativo de la especie sith y un planeta sagrado para la orden Sith, era la necrópolis de los Señores Oscuros.
Cuando uno de sus partidarios moría, su cuerpo momificado era enterrado con gran ceremonia en el Valle de los Señores Oscuros. Korriban hierve con energía del lado oscuro y los ecos de los susurros de un millar de fantasmas. Algunos navegantes dicen que la alquimia Sith puede dar vida a los cuerpos y que los zombis a veces despachan a las tripulaciones de desafortunados cargueros.
Es un planeta frío y seco de vientos ululantes y fisuras rocosas. Durante generaciones, en el auge de su corrupto imperio, los Señores de los Sith construyeron templos con intrincados detalles, erigieron elevadas efigies suyas y tallaron estatuas de temibles fieras en las paredes de roca coloreada de los cañones y valles.
Debido a la dureza del terreno (o al poder del lado oscuro) la fauna nativa era tan cruel como taimada. Los fieros terentateks y los murciélagos shyracks vivían en grandes números en las cuevas del planeta. Los tuk´ata, a veces llamados sabuesos sith, también eran bastante comunes, en particular en el Valle de los Señores Oscuros. Los dragones del lado oscuro o hssiss se podían encontrar en Korriban, pero al ser criaturas acuáticas eran bastante escasos. Hay evidencias de que en algún momento el planeta fue hogar de una especie de primates, aunque en la época de Naga Sadow la especie se había extinguido ya hacía algún tiempo. Aunque es posible que la especie de primates estuviera conectada de algún modo con la especie sith, no hay un vínculo decisivo conocido entre ambas especies. La chinche pelko, altamente venenosa, era un insecto nativo del planeta cuyo veneno tenía un poderoso efecto paralizante.
Korriban tiene historia registrada desde aproximadamente el 27.000 ABY. En esa época los rakata invadieron el planeta en un intento de integrar el planeta al Imperio Infinito y conseguir esclavos para ser utilizados en los proyectos de los rakata. El único artefacto que sobrevivió a esta era fue el antiguo Mapa Estelar, alrededor del cual se construyó más tarde la tumba de Naga Sadow. El gobernante sith Adas luchó para expulsar a los rakata y logró hacerse con la tecnología hiperespacial rakatana para viajar hasta los planetas vecinos. Tras la muerte de Adas Korriban se convirtió en un planeta cementerio habitado por fanáticos religiosos.
Una guerra civil iniciada por Dathka Graus en el 7000 ABY devastó la mayor parte de las ciudades de Korriban y en el 6.900 ABY fue fundado el Imperio Sith por Jedi Oscuros. Utilizando su entrenamiento en la Fuerza, los Jedi Oscuros sorprendieron a los sith y se elevaron al rango de dioses en Korriban, convirtiéndose en los gobernantes del pueblo sith. Con el paso de los años, hubo un mestizaje entre los Jedi Oscuros y el pueblo Sith y el término “Sith” pasó a referirse no sólo a los antiguos habitantes de Korriban, también aludía a los Jedi Oscuros.

Hasta el alzamiento de Naga Sadow, la existencia del Imperio Sith fue desconocida para la República Galáctica.
Bajo el palio de la magia Sith, este desolado planeta se volvió más infernal y peligroso. Los Señores del Sith levantaron enormes palacios y complejos de enterramientos para honrar a sus caídos.
Cerca del 5.000 ABY el planeta se convirtió en el punto final de la recién descubierta ruta hiperespacial Daragon, suceso que desencadenó la Gran Guerra del Hiperespacio. Tras la caída del Imperio Sith el planeta perdió mucha de su importancia en la galaxia y finalmente desapareció de las cartas estelares durante miles de años. A pesar de la creencia de que la especie sith se había extinguido después de la guerra, existieron enclaves aislados en el planeta durante más de un milenio después de la caída del imperio.
En el 4.000 ABY un joven caballero Jedi llamado Exar Kun llegó a Korriban deseoso de aprender más acerca de los extintos Señores de los Sith. Para ello estuvo de acuerdo en aceptar la guía del espectro incorpóreo del Jedi Oscuro Fredon Nadd. Exar Kun entró en una tumba para inspeccionar una columna salomónica de cristal que contenía los espíritus quejumbrosos de los maestros Jedi caídos recluidos en un confinamiento eterno. Cuando avanzó, Nadd hizo añicos el cristal, liberando una oleada de energía que enterró a Kun bajo una avalancha de rocas.
Inmovilizado por una montaña de piedras, con su cuerpo roto y sangrando, Exar Kun sabía que se estaba muriendo. Pero el espíritu de Fredon Nadd le ofreció una vía de escape; si abrazaba el lado oscuro de la Fuerza su cuerpo podría curarse.
Las ganas de vivir de Kun eran demasiado grandes por lo que aceptó. Aunque juró solemnemente que ya no volvería a caer en la tentación, era demasiado tarde. Se había convertido en un agente del mal. La devastadora Guerra Sith fue instigada por la corrompida mano de Kun. Los discípulos de Kun serían los primeros en establecer una academia Sith en Korriban.
Durante la Guerra Sith, Korriban volvió a cobrar importancia como centro del Renacido Imperio Sith de Darth Revan e incluso la Corporación Czerka construyó allí su cuartel general. Pero la guerra dejó Korriban como un cementerio otra vez. Las antiguas tumbas del Valle de los Señores Oscuros fueron saqueadas por ladrones de tumbas y muchos cuerpos yacían en las llanuras de Korriban. Virtualmente esto era todo lo que quedaba de los Sith que una vez habían habitado el planeta. Sin embargo, sus malignos espíritus permanecieron preparados para enfrentarse a cualquiera que molestase su descanso por medio de sus guardianes familiares, los hssiss.
En los milenios siguientes Korriban ha sido ocasionalmente instalación de entrenamiento del lado oscuro y se establecieron por dos ocasiones academias Sith. La última de ellas fue establecida por la Hermandad de la Sombra. Un joven Darth Bane estudió en ella antes de convertirse en un Lord Sith.

El planeta permaneció desolado hasta que fue tomado por el Gremio de Comercio justo antes de las Guerras Clon en el 24 ABY. A parte de los empleados del Gremio, el planeta estaba habitado en su mayoría por aquellos que fueron lo suficientemente desafortunados como para acabar en Korriban y no tener forma de salir. Eeth Koth lideró una fuerza de la República en Korriban en los inicios de la guerra y la batalla costó la vida de muchos soldados clon. En algún momento de las Guerras Clon, el Jedi caído Quinlan Vos y Tel Skorr compitieron por conseguir el holocrón de Darth Andeddu para el Conde Dooku.
Quinlan ganó al permitir que Tuk´ate espantase a Skorr. Como recompensa Dooku le dio a Vos el cristal del sable láser de Darth Andeddu.
Tras las Guerras Clon y la gran purga Jedi, A´Sharad Hett antiguo Jedi convertido en cazarrecompensas siguió a su presa, Resk, hasta Korriban. Tras decapitarlo, Hett  fue llamado por el espíritu del antiguo señor del Sith XoXaan para enseñarle los secretos de los antiguos Sith.
Poco después de la Batalla de Yavin, Palpatine, ahora Emperador del Imperio Galáctico y oscuro señor del Sith gobernante, visitó las tumbas de los antiguos señores del Sith en Korriban que todavía estaban encantadas por los fantasmas de los Sith que habían fallecido ya hacía mucho. Él quería obtener un mayor conocimiento del lado oscuro, pero sus demandas sólo enfurecieron a los Sith momificados. Herido y acobardado, fue rescatado por Jeng Drago y tuvo que recuperarse del asalto en un tanque de bacta en el Centro Imperial.
En esta época, el Consorcio Zann tuvo la opción de establecerse en el planeta para conseguir conocimiento. Durante una peregrinación a Korriban poco antes de la batalla de Endor, el Emperador Palpatine fue emboscado por el Escuadrón Renegado de la Alianza Rebelde. Tras atraparlo temporalmente en una de las tumbas y sufrir bajas al hacerlo, el Escuadrón pudo infiltrarse en la nave de aterrizaje del Emperador y obtener informes sobre la segunda Estrella de la Muerte, información que traería la caída del tirano.
En el 11 DBY Palpatine visitó el planeta por última vez  para restaurar su decrépito cuerpo clon. Él conferenció con los espíritus de los Sith, que no estaban de acuerdo con su decisión de salvar su vida y le ofrecieron un lugar entre sus restos momificados, la tumba trono reservada para Darth Vader.
Darth Sidious insistió en que él debería vivir y los difuntos señores oscuros le informaron que aunque su último cuerpo no se podría salvar, él podría sobrevivir utilizando sangre Jedi nueva, poseyendo al recién nacido Anakin Solo. No tuvo éxito en su intento y perdió su último cuerpo clon en Onderon poco después.
Más tarde, en el 14 DBY un culto conocido como los Discípulos de Ragnos llegó a Korriban bajo el liderazgo del Jedi oscuro Tavion Axmis del Imperio Renacido esperando resucitar al antiguo señor de los Sith Marka Ragnos. Sin embargo sus planes fueron descubiertos  por varios Jedi, entre ellos Luke Skywalker, Kyle Katarn y su dos aprendices Jaden Korr y Rosh Penin.
Finalmente las pistas llevaron a los Jedi a Korriban. Una de las grandes batallas Jedi de esa época, la Batalla de Korriban, acabó cuando Jaden Korr venció al espíritu de Marka Ragnos que había poseído el cuerpo de Tavion. Tras la derrota de Axmis el apoyo imperial fue retirado y los Discípulos desaparecieron.
Poco más tarde Hett reapareció tras un largo período de tutelaje bajo XoXaan para intentar derrotar a Vader y Sidious, pero pronto supo que ambos ya habían sido vencidos. Comprendiendo que había pasado por todo eso para nada, huyó a las Regiones Desconocidas, resuelto a perderse y allí conoció a los yuuzhan vong.
La Nueva Orden Jedi también visitó el planeta en varias ocasiones. Una vez Luke envió a varios investigadores de la Academia Jedi a Korriban que descubrieron los cuadernos de bitácora del Virtud de Jynni. Los códigos de tiempo del cuaderno indicaban que habían sido grabados justo antes de la Batalla de Yavin, sin embargo fueron hallados en una tumba que había sido sellada 7.000 años antes.
Korriban aparentemente no fue tocado por la Guerra Yuuzhan Vong, así Darth Krayt y su Uno Sith lo utilizaron como cuartel general alrededor del 30 DBY. Hasta el 127 DBY permanecieron relativamente ocultos, actuando en las sombras, del mismo modo que había hecho Palpatine.
En el 40 DBY Alema Rar fue a Korriban para entrenarse con los Sith para ayudar a Darth Caedus a centrarse en sí mismo tras la muerte de Lumiya. Alema Rar se reunió con los Sith y tras persuadirlos se le permitió quedarse entre ellos durante una temporada. Alema se entrenó allí y recibió el holocrón de Darth Vectivus repleto de datos útiles para entregárselo a Jacen. Ellos no creían que Jacen fuese esencial para su plan y finalmente creyeron que él fallaría al no ser lo suficientemente fuerte. Alema no estuvo de acuerdo y pensó que aquellos Sith se estaban ocultando mientras Caedus, un auténtico Sith, tomaba el control de la galaxia. Al año siguiente Kell Douro, un espía anzati que trabajaba para el Uno Sith fue a Korriban y se reunió con Darth Wyyrlok.

En el 137 DBY Krayt pidió a los antiguos Señores de los Sith Darth Nihilus, Darth Andeddu y Darth Bane que le proporcionasen las enseñanzas necesarias para curarse o al menos frenar el desarrollo de los tumores vong en su cuerpo, pero los fantasmas rehusaron darle una segunda oportunidad.
La magia provocó que la armadura vong que vestía lo convirtiese en una criatura mucho más parecida a su tocayo el dragón krayt. El señor oscuro rechazó la aceptación de su destino y disipó la magia.
Meses más tarde cuando Krayt fue derrotado en Had Abbadon y asesinado por Darth Wyyrlok, su cuerpo fue sepultado en el antiguo Templo de XoXaan, manteniéndose en una cámara de estasis para que así los otros Sith no pudiesen sospechar que su maestro había muerto. Al mismo tiempo Marasiah Fel fue secuestrada y hecha prisionera en el planeta y Darth Maladi envió a Darth Nihl al planeta para comprobar si Darth Krayt estaba vivo o muerto. Los dos señores del Sith se sintieron desilusionados al ver que Darth Wyyrlok dirigía la orden y el Imperio.

2 comentarios: