Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

lunes, 2 de julio de 2012

Felucia


FELUCIA

Una vez la mayor posesión del Gremio de Comercio, Felucia era un planeta recubierto con hongos y unas grandes plantas primitivas. La mayor parte del planeta posee un paisaje fétido y húmedo cubierto por exuberantes bosques de unas extrañas plantas. La mayor parte de las formas de vida de Felucia son parcial o totalmente traslúcidas. Se colorean cuando los rayos de luz atraviesan su piel. Entre la brumosa cima de las grandes plantas jarro y la frondosidad hay un paisaje de colores surrealistas.
Casi al final de las Guerras Clon, fue uno planetas clave conquistados durante el asedio del  Borde Exterior. La caballero Jedi Aayla Secura y el comandante clon Bly lideraron los cuerpos estelares de la Infantería a través de las selvas del planeta, buscando a las fuerzas Separatistas. Sin embargo no fueron los Separatistas los que marcaron el destino de Secura. Cuando se promulgó la Orden 66 Bly y sus soldados mataron a su líder Jedi al considerarla un enemigo de la República.

UNIVERSO EXPANDIDO

Aunque la presidenta del Gremio de Comercio, Shu Mai, era nativa de Castell, su hogar era Felucia donde tenía un refugio a las afueras de la ciudad de Kway Teow que le servía de oficina y retiro. Los gossams habían colonizado Felucia en los inicios de la historia interplanetaria, antes de trasladarse a explotaciones mayores y más lucrativas. Siendo demasiado salvaje para soportar las colonias gossam, Felucia se convirtió finalmente en un exótico retiro para los poderosos y mal pagados ciudadanos que mantenían sus extravagantes caprichos.
Los intentos de asentamiento provocaron el nacimiento de algunas ciudades en Felucia como Kway Teow, Har Gau y Niango. Antes de las Guerras Clon el Gremio de Comercio mantenía firmemente estas ciudades. Tras liberarse de la corporación se crearon unos cuantos poblados formados por trabajadores que habían huido y organizadores de la unión de fugitivos.
Colonizar Felucia era todo un reto. La mayor parte de las plantas nativas se defendían agresivamente. Afiladas púas, disparos de esporas y defensas venenosas dieron al traste con los primeros intentos de agricultura. Aun así, los colonos gossam consiguieron establecerse en el planeta, explotando su corteza y su red de aguas subterráneas. Esto permitió que se utilizasen modernos métodos de procesamiento del agua.
Cuando estallaron las Guerras Clon Felucia fue uno de los primeros objetivos de la República. Una instalación médica en Niango era la fuente de biomoléculas usadas para fabricar toxinas nerviosas para el ejército. Un equipo de élite de los soldados ARC destruyó las instalaciones, pero las necesidades de la guerra no permitieron que quedase una fuerza de ocupación en Felucia.
Así el gremio tomó posesión del planeta tras estos ataques iniciales, aunque la mayor parte de las ciudades mostraban signos de combate, estructuras destruidas y dañadas, ciudadanos asustados y abastecimiento limitado, Shu Mai vio que su retiro ya no volvería a ser pacífico. Aunque su testarudez le impidió dejar Felucia, no sin que la República pagase un alto precio por ello. Ella elaboró un malévolo plan de contingencia para que nunca cayese. Las toxinas naturales recolectadas de las selvas de Felucia fueron refinadas y almacenadas en diversos depósitos por puntos clave de la red de distribución de aguas. Si se liberasen, rápidamente se dispersaría el veneno en el agua llegando a todas las ciudades de Felucia y alrededores, haciendo del planeta un premio costoso y mortal para la República.
Durante los sitios del Borde Exterior, cuando Castell cayó a manos de la República, Shu Mai huyó a Felucia. Como líder de los Separatistas era blanco de la República que estaba concentrada en acabar con el liderazgo de la Confederación. En Felucia los guerreros Jedi Barriss Offee y Zonder fueron en secreto haciéndose pasar por trabajadores de apoyo. No pudieron capturar a Shu Mai y fueron descubiertos y apresados por los guardias del Gremio de Comercio. Ambos Jedi fueron enviados a la prisión estatal de Nigkoe.
La general Jedi Aayla Secura y el batallón 327 de las Fuerzas Estelares de soldados clon, fueron destinados para rescatar a Offee. Las fuerzas de Secura a bordo del destructor estelar de la clase venator, el Intrépido, cayó sobre el planeta rompiendo las defensas de los Separatistas. Liberaron a Offee, pero seguían tras Shu Mai. Mal sabían los Jedi que Shu Mai no estaba en el planeta. No abandonaron su misión cuando llegaron los informes de que la capital Coruscant estaba siendo atacada.
Antes de irse Shu Mai ejecutó su plan de contingencia liberando las toxinas en un depósito de agua difícil de alcanzar. La Jedi Ekria, un prodigio de la informática calculó que había una posibilidad para detener la dispersión si se destruían las bombas clave en Har Gau, Jiaozi y Niango, por ello los equipos Jedi se separaron para marchar a pie a través de la espesura y alcanzar estas posiciones fuertemente vigiladas.
Durante la misión llegó la llamada de Coruscant que promulgaba la Orden 66. El comandante Bly  cumplió la orden matando despiadadamente a Secura. El teniente Galle dio la orden de abrir fuego sobre Barriss Offee matándola.
Ekria y otros padawan estaban horrorizados por el asesinato de Aayla, pero consiguieron oír el  mensaje y escucharon la Orden 66. Pero no fue lo único que escucharon. Había otro mensaje de Palpatine en el que se mandaba regresar a todos los Jedi al Templo.
Los padawan vieron que las tropas estaban a punto de entrar en el interior
de las instalaciones para matarlos y consiguieron escapar por muy poco. 
Tras las Guerras Clon, los daños provocados al ecosistema combinados con el dolor y sufrimiento que se sintió en el planeta, hizo que muchos de los felucianos sensibles a la Fuerza se pasasen al lado oscuro convirtiendo a Felucia en un lugar mucho más peligroso.
Durante la Gran Purga Jedi, Darth Vader envió a su aprendiz secreto Starkiller a Felucia siguiendo a la Jedi Shaak Ti que se había exiliado a este planeta para entrenar a la padawan, Maris Brood y a los felucianos sensibles a la Fuerza y así combatir el lado oscuro. Starkiller luchó contra un pequeño ejército de guerreros felucianos y se enfrentó con Shaak Ti en un duelo de sables láser. Pese a que la maestra Ti convocó a más felucianos y pidió ayuda la sarlacc, Starkiller la venció y ella se hizo unos con la Fuerza. Esto sumió a Felucia en el lado oscuro. Un año más tarde, el Imperio inició en el planeta operaciones para eliminar a los nativos sensibles a la Fuerza y estableces unas instalaciones penitenciarias de las cuales los agentes de Bail Organa liberaron al Almirante Varth.
El Imperio ocupó Felucia poco antes de la Guerra Civil Galáctica. Su mayor interés en el planeta era reunir esclavos gossam para exportar e investigar agentes biológicos.
Durante la Guerra Civil Galáctica Jabba el hutt envió un holocrón Sith, en el que había gastado la mitad de su fortuna, a Felucia para que lo protegiese el Imperio, pero allí fue robado por el Consorcio Zann.
Años más tarde la Nueva República liberó a Felucia del yugo imperial y el planeta fue colonizado por los ithorianos tras la devastación de Ithor y bajo la protección de la Alianza Galáctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario