Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

domingo, 1 de julio de 2012

C-3PO


C-3PO
C-3PO el droide de protocolo, nervioso y propenso a la preocupación, fue montado con material de deshecho y chatarra por un prodigioso niño de 9 años en el desértico planeta de Tatooine. El joven Anakin Skywalker había construido al droide para ayudar a su madre Shmi. Pese a los limitados recursos, el androide que Anakin construyó era realmente notable. Carecía de revestimiento exterior, lo cual obligaba a 3PO a vivir con la indignidad de estar “desnudo” y “enseñar sus partes”.
Cuando Anakin se hizo amigo de Padmé Naberrie de Naboo, 3PO conoció a su droide astromecánico, el blanco y azul R2-D2. Ambos entablaron rápidamente una gran amistad y trabajaron juntos para perfeccionar la rápida vaina con la que Anakin iba a participar en una competición. El experimentado R2 le contó a 3PO los peligros de los viajes espaciales, a lo cual 3PO respondió que nunca podría un pie en una de esas pavorosas naves.
La carrera de vainas fue fundamental para la vida de Anakin, pues gracias a una apuesta ganó su libertad. Anakin abandonó Tatooine con Padmé y R2 dejando a 3PO  con Shmi.
Pasaron varios años hasta que por fin Shmi fue liberada por Cliegg Lars un granjero de humedad que se había enamorado de ella. Ella se trasladó a la granja de humedad Lars que no estaba muy lejos de Anchorhead y se llevó a 3PO con ella. 3PO entonces pasó a formar parte de los muchos droides de la granja, pero Shmi le tenía un especial cariño a la creación de Anakin. Para proteger mejor sus frágiles componentes internos de las abrasivas arenas de Tatooine, Shmi lo cubrió con unas descoloridas y deterioradas chapas, pero eso hizo que el droide se sintiese completo.
La tragedia golpeó a la familia Lars cuando Shmi fue secuestrada por los salvajes moradores de las arenas. Un mes depues de este triste suceso Anakin regresó a Tatooine buscando a su madre. No había tiempo para reuniones sentimentales. Anakin fue en su busca y volvió con el cuerpo de Shmi. Después de un silencioso funeral Anakin y Padmé partieron con la importante misión de rescatar a Obi-Wan Kenobi. Como 3PO era propiedad de Anakin, los Lars le permitieron llevarse el droide de protocolo. Esta iba a ser la primera vez que el nervioso 3PO iba a viajar a bordo de una nave espacial.
Al llegar a Geonosis Anakin y Padmé se adentraron en las oscuras catacumbas de las colmenas geonosianas dejando a los droides en la nave. R2 reunido de nuevo con 3PO insistía en seguirlos. 3PO no podía comprender el claro fallo lógico del astromecánico. Les habían ordenado no abandonar la nave, pero el resuelto pequeño se lanzó a lo desconocido con 3PO a cuestas.
Y los droides se encontraron con una inmensa fábrica de droides que ensamblaba autómatas para el creciente movimiento separatista. El concepto de que máquinas fabricasen máquinas conmocionó los circuitos lógicos de 3PO y en la confusión del momento el droide quedó atrapado en la peligrosa maquinaria.
Una pieza de equipo pesado separó limpiamente la cabeza de 3PO de su cuerpo, aunque ambas partes seguían operativas. El cuerpo sin cabeza fue a dar a una línea de montaje de droides de batalla mientras que la cabeza cayó en una cadena de montaje llena de cabezas de droides de batalla. Una cabeza de droide de batalla fue fijada de inmediato al cuerpo de 3PO y la cabeza fue ensamblada en el cuerpo de un droide de batalla.
Los dos droides mal ensamblados vagaban confusamente entre los droides de batalla y cuando los droides separatistas atacaron a la fuerza de ataque Jedi enviada a Geonosis, el pobre 3PO se encontró en medio del combate. Su penosa experiencia acabó cuando ambos droides quedaron incapacitados.
R2-D2 vino al rescate de 3PO y arrastró la cabeza del droide hasta su cuerpo inactivo y reensambló las dos partes. Cuando el cerebro electrónico de 3PO trató de procesar la locura de la batalla, comparaba el perturbador intercambio de cuerpos con un sueño un tanto peculiar.
Casi al final de las Guerras Clon, 3PO se preocupó por el comportamiento de Padmé y Anakin. Sabía que Padmé estaba embarazada y que se reunía con el Comité Leal. Cuando Anakin y R2 regresaron tras la masacre Jedi, 3PO y R2 mantuvieron una discreta discusión sobre Anakin, pero él le aseguró al pequeño droide que Anakin debía de estar estresado. Sin embargo 3PO se convirtió en testigo del paso de su hacedor al lado oscuro de la Fuerza cuando acompañó a Padmé a Mustafar.
Mientras Obi-Wan y Anakin luchaban en el interior de las instalaciones, R2 y 3PO trasladaron a la Senadora herida a su crucero. Cuando Obi-Wan regresó a la nave, 3PO la condujo hasta las instalaciones en los asteroides de Polis Massa y fue testigo de cómo Padmé daba a luz a los gemelos Skywalker y moría poco después. 3PO y R2 quedaron bajo la custodia de Bail Organa, quien ordenó que le  fuese borrada la memora para proteger a los gemelos del Emperador y del su padre Anakin Skywalker que se había convertido en Darth Vader. Después de que su memoria fuese borrada, 3PO pensó que su primer trabajo había sido con elevadores binarios.
Años más tarde, ambos robots eran propiedad de la Casa Real de Alderaan, una influyente familia de nobles vinculados a la naciente Alianza Rebelde. Los dos droides estaban a bordo de la nave consular de la Princesa Leia Organa cuando esta fue atacada por un Destructor Estelar Imperial. La Princesa Leia escondió en los sistemas de memoria de R2 información vital para los rebeldes, sin que 3PO lo supiera. R2 se encargaría ahora de la misión fallida de Leia, cosa de la cual 3PO no tenía ni la menor idea.
R2 y 3PO se metieron en una cápsula de escape y huyeron  de la nave capturada aterrizando en el árido planeta Tatooine. Allí los droides fueron capturados por los comerciantes jawa y vendidos al grajero de humedad Owen Lars y su sobrino Luke Skywalker. Determinado a completar su misión de encontrar al famoso héroe de guerra, el General Obi-Wan Kenobi, R2 huyó en el medio de la noche, obligando a Luke y 3PO a salir en su busca a la mañana siguiente.
3PO y Luke encontraron a R2 y a Obi-Wan Kenobi. Esto inició una cadena de increíbles acontecimientos que catapultaron a 3PO a una aventura más allá de su imaginación. 3PO y R2 fueron de vital importancia en el rescate de la Princesa Leia de la enorme estación de batalla imperial la Estrella de la Muerte.
Ambos droides navegaron por el complejo sistema de ordenadores imperial para prestar ayuda e informaciones a los rescatadores. 
 Durante su estancia en Hoth, 3PO trabajaba en la Base Eco. Su conocimiento de más de seis millones de formas de comunicación le permitieron darse cuenta de que una señal que se había interceptado era un código imperial. Lo cual alertó a los Rebeldes de la peligrosa cercanía a la base de un droide sonda imperial.
 Durante la evacuación de Hoth C-3PO y R2 fueron separados. 3PO acompañó a la Princesa Leia dejando Hoth a bordo del carguero del Capitán Han Solo, el Halcón Milenario. Aunque 3PO no era un mecánico tan diestro como R2 era útil para ayudar a traducir el extraño lenguaje que utilizaba el ordenador principal del Halcón.
En un respiro en el Sistema Bespin, en los pasillos de la Ciudad de las Nubes, 3PO quedo hecho añicos por los disparos de un soldado de asalto. Sus piezas fueron las primeras pistas para que los fugitivos rebeldes se diesen cuenta de que aquello era una trampa imperial. Chewbacca trató de recomponer a 3PO, pero la falta de tiempo y recursos impidieron que fuese capaz de ello. Durante una atrevida misión para rescatar a Han Solo de las garras de repugnante gangster Jabba el Hutt, 3PO y R2 fueron enviados al Palacio de Jabba en Tatooine. Allí pasaron a ser propiedad del cartilaginoso señor del crimen. 3PO se convirtió en el traductor del hutt hasta que Luke Skywalker vino a rescatar a sus amigos.     
Poco después 3PO acompañó a una fuerza de ataque rebelde que fue enviada para destruir el generador imperial de escudo en Endor. Aunque algunos se cuestionaban la participación del droide de protocolo en esta misión militar, fue una suerte que los acompañase. En Endor se encontraron con unos nativos primitivos que adoraban al droide dorado como a un dios. Los Ewoks, una tribu que vivía en los árboles, demostraron ser  unos valiosos aliados. Si no fuese por su lealtad, ganada gracias al relato de 3PO de los acontecimientos de la Guerra Civil Galáctica, la Rebelión no habría obtenido la victoria en la decisiva Batalla de Endor.


UNIVERSO EXPANDIDO
 
Aunque 3PO obtuvo la conciencia en la casa de un esclavo en Mos Espa, su chasis es bastante antiguo y algunos de sus componentes, con más de un siglo de antigüedad, fueron fabricados en el planeta Affa. El joven Anakin Skywalker consiguió el número necesario de piezas para dar a 3PO una nueva vida. Él era algo más que una unidad 3PO recién salida de fábrica. Su naturaleza chatarril le daba unas cualidades especiales que le hacían destacar entre sus primos droides.
Aunque fue diseñado para ayudar a Shmi Skywalker, 3PO fue fundamental para el joven Anakin que utilizaba sus destrezas de interprete para tratar con los comerciantes jawa. El conocimiento de millones de lenguas de 3PO, gracias a un sofisticado módulo de comunicación TraLang III acoplado a un AA-1 VerboBrain, le ayudó también cuando Anakin le prestó ayuda a un morador de las arenas herido, durante un viaje fuera de Mos Espa.
Años más tarde Anakin le regaló C-3PO a su esposa y fue su droide de protocolo personal durante las Guerras Clon. Esto le hizo ganar la tan deseada cubierta dorada. Cuando estaba en Naboo, la senadora Amidala solía enviar a C-3PO a las sesiones del consejo Real de Naboo. Tras la defensa de Naboo y la bio-plaga de Ohma-D´un, la reina Jamillia designó al droide como enlace con los Jedi durante la campaña. Era reacio a participar en muchas de las aventuras de la antigua reina, incluyendo la peligrosa misión durante la batalla de Ilum en la cual su lealtad fue esencial para ayudar la maestro Jedi Yoda a rescatar a sus compañeras Jedi Luminara Unduli y Barris Offe.
Cuando el Canciller Supremo Palpatine le proporcionó a Padmé el mensaje de que el Clan Bancario Intergaláctico quería hacer un tratado, partió inmediatamente para reunirse con el supuesto emisario llevando consigo a Trespeó. Sin embargo, todo era una trampa y cuando salió del hiperespacio se encontró en medio de una batalla entre la República y la nave Malevolencia del CIS. Inmediatamente el general Grievous subió su nave a bordo con un rayo tractor, con la esperanza de tomar a la Senadora como rehén y detener los intentos de los Jedi de perseguirlo.
Anakin y Obi-Wan acudieron en su rescate y el grupo consiguió escapar de la nave justo antes de que ésta se estrellase contra la luna cercana.
Tras el ataque a una base clon en Orto Plutonia, Anakin y Obi-Wan investigaron y llevaron a Trespeó y R2 con su pelotón. Trespeó fue el traductor entre los Jedi y los talz y pantoranos para negociar la paz.
En una misión a Rodia para asegurar la lealtad a la República, Trespeó y Jar Jar Binks acompañaron a Padmé. Pero Padmé descubrió que el que había sido su amigo,
el senador Onaconda Farr se había aliado con la Confederación y el Virrey Gunray. Padmé fue hecha prisionera mientras Jar Jar y 3PO se enfrentaban a unos droides de batalla en el hangar. Milagrosamente se libraron de ellos, pero Jar Jar, accidentalmente, destruyó su yate y fue confundido con un Jedi cuando se puso una capa Jedi que había encontrado en el armario del yate (seguramente una capa de Anakin). Trespeó fue hecho prisionero por los droides de batalla, pero Padmé, que había huido de sus captores, logró liberarlo y le mandó enviar un mensaje a las fuerzas de la República. Finalmente Onaconda reconoció su error y se volvió a aliar con la República.
Tras la aparición de droides de combate en Naboo la reina Neeyutnee, temiendo otra invasión, le pidió a Padmé que regresase a Naboo. Trespeó ayudó al capitán Typho para intentar engañar a un droide táctico a que revelase su misión, pero desafortunadamente Jar Jar lo destruyó accidentamente haciendo que se le cayesen encima unos estantes llenos de piezas de droides.
3PO y R2 cambiaron de propietarios infinidad de veces. Una vez unos propietarios irresponsables los abandonaron en los desiertos de Ingo. Después de este abandono nada ceremonial, encontraron unos dueños más responsables, los corredores de speeders Jord Dusat y Thall Joben. Los droides ayudaron a los corredores a ganar las carreras de Boonta de speeders.
Durante un corto espacio de tiempo trabajaron para la Agencia Intergaláctica de Droides en la cual les asignaron trabajos muy raros, como de camareros en el café de Doodnik en Tyne´s Hokky. Los droides se encontraron en una subasta donde pasaron a ser propiedad del minero Jann Tosh. Fue por esta época cuando 3PO y R2 se vieron metidos en una intriga que rodeó el dominio del regidor real de Tammuz-an.
Después 3PO y R2 pasaron a ser propiedad de Mungo Baobab, un comerciante del Sistema Manda.
Después de algunas aventuras en el Sistema Roon 3PO y R2 se encontraron sin dueño hasta que llegaron a Kalarba. La familia Pitareeze adoptó a los droides y les dio un buen hogar. La familia había conseguido una considerable fortuna gracias al desarrollo de un modelo de hiperpropulsor. A pesar de vivir en un entorno confortable durante varios meses, 3PO y R2 se las apañaron para encontrar problemas. Tuvieron varias correrías con un hombre de negocios no muy legal llamado Olag Greck en las Estación de Hosk. En uno de esos encuentros 3PO por poco es destruido cuando fue enviado a competir en un combate de gladiadores, después de ser confundido con el droide asesino C-3PX.
Después de frustrar otro de los proyectos de Greck, 3PO y R2 fueron sustituidos por Unit Zed, jefe de seguridad de la Estación Hosk. Ambos persiguieron a Greck y se vieron envueltos en la intensa rivalidad entre los hombres de negocios Movo Brattakin y Boonda el Hutt. 3PO equipado con un programa modificado se convirtió en una herramienta de Brattakin liderando una rebelión de droides contra Boonda. Como cabriola final, el recién encontrado programa revoltoso lo devolvió a su original forma pacifica.
El siguiente dueño de 3PO fue un botánico Ithoriano llamado Zorneth, que tenía un bien intencionado, pero mal pensado, plan para terminar las agresiones y conflictos en la galaxia con una potente hierba alteradora de la mente llamada savorium. Las facciones militares de Targon querían usar la hierba como un arma contra sus enemigos y los droides escaparon ilesos por poco.
Después de una serie de dueños, 3PO y R2 acabaron empleados en la Casa Real de Alderaan. Aquí, en un mundo de refinada cultura y arte, 3PO por fin encontró sosiego y satisfacción. Las formalidades políticas eran más del ambiente de 3PO que las carreras de speeders o revoluciones. No todo eran elegantes bailes y fiestas de gala. Un falso paso lo hizo aterrizar en un jardín de infancia y al final acabó sirviendo en el Tantive IV, pero al menos estaba estable.
La cadena de acontecimientos que condujo a la Batalla de Yavin lo metió de nuevo de lleno en el corazón de una revolución. Después de la victoria de la rebelión en Yavin, 3PO y R2 permanecieron con el alto mando de la Alianza siendo unos aliados indispensables, papeles que siguen desempeñando en la Nueva República.

No hay comentarios:

Publicar un comentario