Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

viernes, 29 de junio de 2012

Blue Max


BLUE MAX (MAX AZUL)

En sus inicios Max Azul, el droide hacker, era uno de los pocos procesadores positrónicos B2-X fabricado por Meren-Data como parte de un experimento para la inteligencia imperial.
Eran unas pequeñas cajas que tenían una memoria superior  a la de otras unidades mucho más grandes, y su programa también era más eficaz. Pero no solían obedecer a su programación, por ello los ingenieros de Meren-Data abandonaron el proyecto. Los pocos BX-2 que se produjeron, fueron aprovechados por los delincuentes ya que su energía y tamaño los hacían útiles para sus actividades delictivas.

Max Azul cayó en manos de una cazarrecompensas que desconocía el valor de aquella “caja azul” y se lo entregó al técnico forajido “Doc” Vandangante como pago, todo un sueño para un hacker.
Como modelo imperial que era, el modelo B2-X tenía una personalidad adusta, pero los técnicos de Doc corrigieron ese defecto y crearon a Max Azul. El resultado final fue una personalidad alegre, espabilada y chispeante que junto con su nuevo y mejor vocalizador le proporcionó a Max Azul la conducta de un niño travieso.
Como Max Azul no tenía forma de moverse por si mismo, le hicieron una especie de nido en una cavidad del droide Bollux. Juntos Max Azul y Bollux se convirtieron en compañeros y amigos. El más viejo y experimentado de los droides se convirtió en el mentor del impaciente joven.
De azul oscuro y construido con forma de cubo, el droide procesaba datos que escaneaba con un brillante fotorreceptor rojo y traducía con un sintetizador de pronunciación. Estaba equipado con un conjunto de sondas para ponerse en contacto con una gran variedad de redes de comunicación. Sus procesadores y su software podían despistar al mejor de los sistemas de la CSA.
Cuando Doc desapareció, Jessa, la compañera de Doc, contrató a Han Solo y Chewbacca para rescatarlo. Bollux y Max Azul acompañaron a Han en su misión que acabó en la penitenciaría conocida como “Fin de las Estrellas”. En otra ocasión ambos droides ayudaron a Solo cuando fue chantajeado y obligado a realizar un transporte de esclavos. En otra ocasión acompañaron a Han cuando salió en busca de la Reina de Ranroon, una nave muy valiosa que había desaparecido hace tiempo.
Gracias a su heroísmo Max Azul y Bollux ganaron su libertad. Ambos droides estuvieron de acuerdo en trabajar para Han Solo durante algún tiempo a cambio de transporte. Su paradero actual es desconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario