Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

martes, 26 de junio de 2012

Darth Vader


LORD DARTH VADER

Darth Vader, Oscuro Señor del Sith, maestro del lado oscuro de la Fuerza y uno de los servidores de mayor confianza del Emperador, fue el azote de los Jedi. Sin embargo, no fue siempre un emisario del terror.
Él empezó su vida como Anakin Skywalker, un joven esclavo de Tatooine habilidoso piloto y poderoso en la Fuerza. Los auténticos orígenes de Anakin son un misterio.
Su madre, Shmi, confesó que no había padre biológico. Inexplicablemente había quedado embarazada por un milagro de la Fuerza y había dado a luz. Algunos entre los Jedi creían que era parte de la antigua profecía del Elegido, nacido por la voluntad de los midiclorianos, el cual traería el equilibrio a la Fuerza. Sin embargo, había otra posibilidad. El niño podía ser la creación de siniestras manipulaciones Sith hechas por los señores oscuros Darth Plagueis y Darth Sidious, que querían crear el aprendiz perfecto, creando vida de la nada. Una vez descubierto por el inconformista maestro Jedi, Qui-Gon Jinn, Anakin fue llevado ante el Consejo Jedi para ser entrenado. Aunque Qui-Gon tenía la firme confianza de que Anakin era el elegido del que se hablaba en una antigua profecía Jedi, el Consejo tenía dudas de sí permitir su entrenamiento a los 9 años, lo cual causó alguna controversia. Finalmente, el consejo estuvo de acuerdo en que Anakin se entrenase y fue asignado al caballero Jedi Obi-Wan Kenobi.
Skywalker fue seducido por el lado oscuro de la Fuerza. Sus grandes habilidades alimentaron su orgullo, el cual aceleró su caída. Se sentía limitado por las rígidas reglas del Código Jedi y discretamente transgredía las enseñanzas Jedi para adaptarlas a sus deseos. A pesar de que estaba prohibido Skywalker se había casado en secreto con su amada Padmé Amidala. La preocupación por su seguridad se convirtió en su mayor debilidad, algo que el señor oscuro Darth Sidious podía explotar.
Skywalker estaba atormentado por visiones premonitorias de su mujer muriendo mientras daba a luz. Su amigo y confidente, el Canciller Palpatine le habló al joven y atormentado Jedi de un camino hacia la inmortalidad oculto entre las enseñanzas de los Sith. Palpatine se descubrió como el sombrío Sith Darth Sidious y envenenó los pensamientos de Anakin con astutas alabanzas e insinuaciones de conspiración. Anakin que tenía razones para dudar de las capacidades e intenciones de los Jedi, empezó a saber más y más del lado oscuro.

Cuando llegó el momento de la funesta decisión, estuvo de acuerdo en seguir las enseñanzas de Sidious y se arrodilló ante el oscuro maestro.
Anakin fue rebautizado como Darth Vader. La conspiración Sith que se había ocultado en las sombras de la República durante 1000 años se puso en acción. Palpatine se proclamó emperador y envió a Vader a su primera misión. Con sus  inigualables habilidades en la fuerza, Vader atacó el Templo Jedi. Lideró sus fuerzas de élite de soldados clon a través de los pulidos pasillos, dejando un rastro de muerte y destrucción entre los Jedi que aún permanecían en Coruscant.
Vader trajo el fin de las Guerras Clon asesinando a los dirigentes de la Confederación de Sistemas Independientes en Mustafar. En su retorcida percepción de la realidad  él había traído la paz y el orden al nuevo Imperio eliminando la corrupción y el caos de la República.
Su esposa Padmé Amidala lo siguió hasta Mustafar para rogarle que abandonase el lado oscuro. Cuando Obi-Wan Kenobi salió de la nave de Amidala, Vader fue consumido por el odio. Veía traición en todas partes. Preso de la ira, alzó su mano y empezó a estrangular telequinéticamente a Padmé. A ella le faltaba el aire y cayó inconsciente en la plataforma de aterrizaje de Mustafar. Sorprendido de cómo su aprendiza había caído, Kenobi se prometió acabar con Vader, y ambos se enzarzaron en un fiero duelo con sus sables láser que se desarrolló en el ardiente paisaje de Mustafar.
A pesar de sus nuevos poderes otorgados por el lado oscuro de la Fuerza, añadidos a sus ya formidables habilidades, Anakin resultó gravemente herido en la lucha. La hoja de Kenobi segó sus piernas y su brazo izquierdo. Su cuerpo mutilado cayó en las negras arenas de Mustafar.
Empezó a arder y Vader sufrió graves quemaduras por todo su cuerpo. Su odio abrasador le mantuvo con vida, pero quedó marcado para siempre por sus heridas y por la traición. 
Sidious trasladó a Vader desde Mustafar hasta un centro Imperial de rehabilitación donde fue reconstruido. Cuando el metal se acopló  a su carne en la forma de implantes cibernéticos y refuerzos vitales para mantenerlo con vida, la transformación  de  Skywalker fue completa, abandonando su antigua identidad. Él ya no era Anakin Skywalker. Era Darth Vader.
Vader nunca supo que Padmé había tenido gemelos. Obi-Wan Kenobi ocultó a los niños del Oscuro Señor y de su maestro, el Emperador Palpatine. Vader de algún modo descubrió que tenía un hijo, Luke Skywalker, pero nunca sospechó que tenía una hija, Leia Organa, la cual fue criada en secreto a Bail Organa, virrey y primer ministro de Alderaan.
En el caos que envolvió el alzamiento al poder de Palpatine,  Vader se convirtió en uno de los más leales servidores del Emperador el cual le confió la eliminación de los Caballeros Jedi. Vader fue una figura clave en la exterminación de la orden Jedi. Su arma era el terror, pues en muchas ocasiones utilizando la Fuerza estrangulaba a aquellos oficiales imperiales que le contrariaban o que fallaban en alguna misión.
A medida que la rebelión se convirtió en una amenaza significativa, el Emperador puso a Vader al frente de un destacamento imperial cuya misión era acorralar y destruir a los rebeldes.
Esta misión se hizo más urgente cuando unos espías rebeldes robaron los planos de la estación de batalla Estrella de la Muerte. Al perseguir su objetivo, Vader interceptó y apresó a la senadora de Alderaan, la princesa Leia Organa.
Ya en la Estrella de la Muerte, sometió a la princesa a interrogatorio para que le revelase la posición de la base rebelde pero ella no dijo nada. Sólo cuando vio en peligro su planeta natal, Alderaan, confesó que la base rebelde se hallaba en Dantooine, pero no valió de nada, pues Tarkin ordenó igualmente la destrucción de Alderaan. 
Leia había mentido y cuando Tarkin descubrió que la base de Dantooine había sido abandonada hacía ya mucho tiempo, ordenó que ejecutasen a la princesa.
Antes de cumplirse la sentencia, el rayo tractor de la Estrella de la Muerte capturó un carguero coreliano que había logrado escapar del bloqueo de Tatooine. Vader sospechaba que la nave se dirigía a Alderaan y convencido de que los planos robados se hallaban en la nave, ordenó que fuese registrada a fondo. Pero él tuvo una extraña sensación que hacía años no sentía.
Obi-Wan Kenobi desactivó el rayo tractor que los había capturado y cuando regresaba al Halcón Milenario se encontró con Lord Darth Vader cara a cara. La lucha entre ambos fue breve, pues cuando Obi-Wan vio que sus compañeros alcanzaban el Halcón, dejó que Vader lo atravesase con su sable, no sin antes advertirle que iba a ser más poderoso después de muerto.
Un dispositivo de rastreo oculto en el Halcón Milenario condujo a la Estrella de la Muerte hasta Yavin 4. Los rebeldes, que usando los planos robados habían descubierto el punto débil de la Estrella de la Muerte, lanzaron un ataque contra la estación. Vader entró en la batalla  pilotando su propio caza TIE x1, un caza experimental. Él destruyó la mayor parte de los cazas rebeldes, pero mientras perseguía a uno de los últimos Ala-X por una de las estrechas trincheras de la Estrella de la muerte, un compañero de ala de Vader fue destruido por el fuego del Halcón Milenario. El otro TIE sacudido por la onda expansiva, chocó con la nave de Vader y el caza salió disparado hacia el espacio dando vueltas sin control.
Tres años después de la destrucción de la Estrella de la Muerte, Vader dirigía un escuadrón de élite de destructores estelares encabezados por su nave insignia, el súper destructor estelar Ejecutor. Estaba buscando a los rebeldes responsables de la destrucción de la estación de batalla. Utilizando androides de sondeo imperiales, Vader encontró la nueva base de la Alianza en Hoth, pero la ineptitud del Almirante Ozzel, sacó al destacamento de fuerzas fuera del hiperespacio demasiado pronto, alertando
de este modo a los rebeldes, lo cual hizo posible que la mayor parte de los rebeldes escaparan, incluida su presa, el Halcón Milenario.
Después de la campaña de Hoth, el Emperador mandó a Vader que encontrase al “hijo de Skywalker” y que lo atrajese hacia el lado oscuro de la Fuerza. Vader planeó utilizar a los amigos de Luke como un cebo para atraerlo a una trampa. Para ello contrató una pintoresca banda de  caza recompensas a fin de encontrar el Halcón Milenario. Uno de ellos, Boba Fett, localizó  el Halcón en la Ciudad de las Nubes de Bespin y allí Vader le tendió una trampa a Luke. Ambos se enfrentaron en un duelo de sables de luz que Vader ganó con facilidad cortando despiadadamente la mano en la que Luke portaba el sable. Entonces, Vader le reveló al joven herido que él era su padre y que si se unía a él podrían gobernar juntos la galaxia como padre e hijo. Luke rechazó sucumbir al lado oscuro y huyó de su padre dejándose caer por el túnel de ventilación del reactor principal de la ciudad. Pronto fue rescatado por Leia Organa y Lando Calrissian.
Después de estos acontecimientos, Palpatine apartó a Vader de la flota imperial y lo puso a cargo de la supervisión de la construcción de la nueva Estrella de la Muerte. El Emperador empezaba a desconfiar del que había sido una vez su leal servidor, pues el encuentro de Vader con su hijo había encendido algo en él que al Emperador no le gustaba.
Palpatine se trasladó a la segunda Estrella de la Muerte. Él había previsto que Skywalker se presentaría ante ambos y que entonces ellos podrían atraer al joven hacia el lado oscuro del mismo modo que Anakin se había rendido a su poder décadas antes.
Cuando Luke se rindió en Endor a las Fuerzas Imperiales, intentó llegar a la pequeña parte luminosa que su padre aún llevaba dentro. Pero Vader lo rechazó diciéndole que para él ya era demasiado tarde. Después de esto, fue conducido ante el Emperador. Entonces se enteró de que todo había sido una trampa preparada por el Emperador para aniquilar a la Alianza Rebelde, utilizando la segunda Estrella de la Muerte como cebo.

Palpatine aguijoneó a Luke hablándole del destino de sus amigos, consiguiendo que Luke intentase atacarlo. Vader defendió a Emperador y él y Luke se enzarzaron en un duelo de sables de luz. En un momento de la lucha en el que Luke asumió el control de su ira, Vader sondeó su mente y supo de la existencia de su hija Leia Organa. Él amenazó con atraerla hacia el lado oscuro. Como repuesta a esta amenaza, Luke desató su odio y atacó a su padre. En el feroz asalto que siguió, el joven Skywalker por poco mata a Vader. Horrorizado por lo que había hecho, Luke abandonó su recién encontrada furia del lado oscuro y rechazo las ofertas de poder de Palpatine.
Palpatine entonces desató una mortal cortina de energía del lado oscuro sobre el joven Jedi. Rayos de luz producidos por pura maldad, atravesaron el cuerpo de Luke con un dolor abrasador. Vader observaba, sin prestar ayuda, como su hijo se retorcía en una agonía provocada por las torturas de su señor.
Incapaz de soportarlo más, Vader se volvió contra su maestro al que cogió por sorpresa por la espalda, y  levantándolo por encima de su cabeza lo arrojó al fondo del pozo de ventilación del reactor. Vader fue bombardeado por los rayos de fuerza del Emperador que lo hirieron mortalmente.
Mientras se moría, Vader dejó de existir y Anakin volvió. Le pidió a su hijo que  le quitase la incomoda y temible máscara que cubría su cara desde hacía décadas. Sin la máscara y el soporte de vida, Anakin pudo  ver con sus propios ojos por primera y última vez a su hijo. Entonces murió en el lado luminoso de la Fuerza.
Luke quemó el cuerpo de su padre en una pira funeraria en el bosque de la Luna de Endor. Esa misma noche, durante la celebración Ewok, apareció ante los ojos de Luke una visión: Obi-Wan Kenobi, Yoda y Anakin Skywalker como seres radiantes en el lado luminoso de la Fuerza.

UNIVERSO EXPANDIDO

Como agente Sith, Vader era un asesino sin piedad. Él ocasionó la extinción de los Jedi personalmente, asesinando y mutilando notables caballeros como Halagad Ventor y Empatojayos Brand. La matanza de los Jedi fue general pero algunos individuos sensibles a la Fuerza fueron perdonados.
A los agentes selectos del Emperadores se les permitió mantener su conocimiento de la Fuerza mientras la usasen como el Emperador deseaba.
Otros se escondieron, como Vima-da-Boda que se escondió en los suburbios de Nar Shaddaa u Obi-Wan Kenobi que lo hizo en los desiertos de Tatooine.
Al crecer el poder político de Palpatine, la estrella de Vader también subió. En Coruscant un enorme palacio fue la recompensa para el oscuro señor. Otra recompensa fue le castillo de Bast en el lejano planeta de Vjun.
El Emperador permitió que Vader entrenara a unos pocos en la Fuerza, para que actuasen como agentes del Imperio, tales como Lord Hethrir y Vost Tine.
Vader nunca tuvo mucho de hombre de estado y renunció a la política a cambio de un mayor papel en el mando militar de la estructura imperial. Muchos en la jerarquía imperial estaban resentidos con la posición privilegiada que ostentaba Vader.
Los caprichos de Vader eran legendarios. A menudo mataba a oficiales veteranos por fallos tontos. Debido a su frío estilo de mando, Vader tuvo que enfrentarse a una traicionera revuelta llevada a cabo por un puñado de oficiales imperiales que trataban de deshacerse del oscuro señor. El intento de asesinato falló y Vader no quedó muy contento que digamos.
Como aún poseía unas increíbles habilidades de pilotaje y construcción, Vader supervisó los diseños iniciales para los Sistemas de Flota Sienar, del caza TIE avanzado. Su posición en el rango imperial le permitió tener el modelo prototipo, el x1, como su caza exclusivo. La hiperpropulsión de la nave le vino que ni pintada cuando se encontró en las profundidades del espacio, después de la destrucción de la Estrella de la Muerte.
De vuelta con la flota, Vader fue reprendido severamente por su fallo al detener a los rebeldes. Pese a ello continuó con su tarea de encontrar la base rebelde. Su búsqueda lo llevó a mundos como Ultaar y Centares. La tortura de un piloto rebelde, le desveló la identidad del destructor de la Estrella de la Muerte, Luke Skywalker.
Teniendo esta información, Vader organizó varios planes para capturar al joven rebelde. Él involucró a la familia de nobles de la Casa de Tagge, en un complot para capturar a Skywalker en el planeta Monasterio. Utilizó  un actor que haciéndose pasar por Obi-Wan, engañó a Luke llevándolo al planeta Aridus.
Cuando el gobernador  Bin Essada supo que Luke Skywalker y la princesa Leia Organa estaban el Circarpo V (Mimban), contactó con el oscuro señor. Vader fue al planeta selvático y se enfrentó a los rebeldes en el templo abandonado de Pomojema. Guiado por es espíritu de Obi-Wan, Luke cortó el brazo mecánico derecho de Vader en combate. Sorprendentemente Vader sobrevivió a la herida y pronto estuvo listo para continuar la lucha. El oscuro señor cayó en un pozo de sacrificio del templo con lo cual la lucha terminó y permitió a los rebeldes huir.
Después de la batalla de Hoth, Vader se vio enredado en un complicado juego de estrategia contra el maquiavélico dirigente de la organización criminal El Sol Negro, el príncipe Xizor.
El príncipe odiaba a muerte a Vader desde hacía mucho tiempo, debido a un bombardeo planetario ordenado por el oscuro señor sobre su planeta nativo, Falleen. Xizor, que se había convertido en un confidente del Emperador, trataba de desacreditar a Vader ante los enfermizos ojos de Palpatine. Trató de estropear el plan de Vader para capturar a Skywalker asesinándolo primero. Vader descubrió el complot de Xizor y lo mató en un combate sobre Coruscant.

No hay comentarios:

Publicar un comentario