Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

martes, 26 de junio de 2012

Babosa espacial


BABOSA ESPACIAL O EXOGORTH
Las babosas espaciales son enormes criaturas que viven en los surcos y cráteres de asteroides y planetas sin atmósfera. La extraña biología de la babosa le permite sobrevivir en el vacío del espacio. Se han visto babosas de más de 800 metros de longitud. El caótico campo de asteroides de Hoth alberga uno de los mayores especimenes que se conocen.

Cuando Han Solo y Leia Organa huían a bordo del Halcón Milenario del bloqueo de Hoth, se escondieron en lo que ellos pensaban que era una cueva. Más tarde se dieron cuenta de que no se trataba de una gruta en un asteroide, era el estómago de una enorme babosa espacial.

UNIVERSO EXPANDIDO
 
El exogorth conocido coloquialmente como babosa espacial es una especie gigantesca de gasterópodo dentado. Son formas de vida basadas en la silicona que sobreviven en el vacío del espacio construyendo sus madrigueras en cavernas y cráteres de los asteroides. Se alimentan de minerales de los asteroides, diversos campos de energía estelares y mynocks (otra forma de vida basada en la silicona). La babosa espacial media suele medir 10 metros de longitud, pero se sabe de algunos ejemplares que continúan creciendo hasta tamaños que pueden rivalizar con naves capitales y un peso de más de un millón de kilos.
Las babosas espaciales se reproducen asexualmente por fisión. Una vez alcanzado el estado adulto, al llegar a un cierto tamaño segregan cierta sustancia química que hace que se dividan en dos babosas exactamente iguales. Gracias a una característica genética o por retener la memoria de sus padres, las dos nuevas babosas se defienden por sí mismas inmediatamente.

Las babosas pueden viajar por los campos de asteroides en que viven lanzándose desde la superficie del asteroide y quedar flotando en el espacio hasta que aterrizan en otro. Gracias a su gran sentido espacial son capaces de calcular la velocidad, trayectoria y distancia a los cuerpos peligrosos que se mueven a su alrededor. Esta agudeza espacial también les ayuda a buscar comida. Son capaces de anclarse en una cueva de un asteroide con unos zarcillos que le permiten nutrirse directamente del asteroide.
Como una babosa no pasa toda su vida en un asteroide, se supone que pueden liberarse de su punto de anclaje sin provocarse mucho daño.
A veces, la escisión química puede provocar que la babosa mate a aquello que esté a su alrededor. Estas rarezas de dan cuando las babosas alcanzan longitudes de un kilómetro. Se sabe que estas colosales babosas pueden dar mordiscos de gran tamaño a las naves capitales que les pasan cerca e incluso tragarse naves más pequeñas. También se sabe de casos en los que el mordisco atravesó el casco de un destructor espacial. Cuando tienen este tamaño, los mynocks que comen, a menudo se convierten en parásitos internos más que en nutrientes, viviendo en los cavernosos estómagos de las babosas que los comen. Algunas de ellas tienen un completo ecosistema viviendo en su tracto digestivo.
Un predador natural de la babosa es la avispa colossus.
Existen numerosas variantes de la babosa como la babosa gigante, las babosas asesinas y las babosas Cularin. Las babosas gigantes son las mayores de todas. No está claro si es de la misma especio o si son individuos más grandes de lo normal.
Las babosas asesinas son nativas de los asteroides del Sector Tapan. Tiene una banda roja a ambos lados del cuerpo.
Las babosas Cularin son una variedad que se encuentra en el Sistema Cularin que resultan bastante fáciles de amaestrar. Algunos teorizan que descienden de nativos del planeta que formó el cinturón de asteroides del Sistema Cularin antes de su destrucción y que estas criaturas sobrevivieron adaptándose al medio espacial. También se habla de los gusanos espaciales que huyeron de la luna Eskaron.

La casa de Adasca encontró la manera de controlas las babosas. Tras la Gran Guerra Sith, gracias a las investigaciones de Gorma Vadrayk, Adascorp pudo controlar el apetito, tasa de crecimiento y el proceso de fisión de las criaturas. Arkoh Adasca implantó mecanismos de control y motores de hiperpropulsión en un grupo de babosas y trató de vendérselas a la República, los Mandalorianos o la facción Revanchista como súper armas. 
Con las modificaciones de Adascorp, los exogorths podrían ser enviados por el hiperespacio a un sistema concreto. Una vez allí, aumentarían su tasa de crecimiento y división, lo que conduciría a la destrucción de estaciones espaciales, asteroides, lunas e incluso planetas enteros en muy poco tiempo. Ninguno de los partidos que fue invitado a utilizar estas nuevas armas estaba lo suficientemente convencido para utilizarlas, sin embargo los tres querían asegurarse de que el arma no cayese en manos de una de las otras facciones.  Camper pudo huir y utilizar los exogorths para matar a Adasca en lo alto del puente del Legado Arkaniano y después los envió al espacio desconocido.
Miles de años más tarde, el famoso pirata mugaari, Clabburn el Viejo, sembró el cinturón de asteroides de Hoth de babosas espaciales para proteger sus bases secretas. Se sabe que una de las babosas que vivía en este campo llegó a alcanzar unos 900 metros de longitud. Fue encontrada y registrada oficialmente por Gamalon el Krish que dedicó su vida a capturar estos grandes especimenes.
Es muy probable que esta fuese la misma babosa en la que Han Solo escondió el Halcón Milenario cuando huía del Imperio tras la Batalla de Hoth. Como las babosas se aíslan en lo más profundo de los asteroides y gracias a su calor residual Leia, Han y Chewbacca pudieron sobrevivir en su interior sólo con máscaras de respiración que les proporcionaban oxígeno. Solo había oído desde hacía años historias de las enormes babosas y sabía de sus peligros, pero para él se trataba de simples “historias de fantasmas”. Sin embargo su “entrada” en esta babosa concreta, hizo cambiar mucho su opinión. Si hubiesen tardado un par de segundos más, los dientes de la babosa los habrían aplastado.
Ciertas instalaciones ubicadas en el espacio a menudo tienen una babosa espacial viviendo en las cercanías para mantener controlada a la población de mynocks. Para evitar que crezcan y se reproduzcan de forma incontrolada se introduce katrium en el sistema de la criatura de forma regular.
La carne de la babosa tiene un gran número de usos comerciales. Sus órganos cristalinos son usados en dispositivos electrónicos y su enorme piel áspera es usada como un fino abrasivo. Ciertas partes de la anatomía de la babosa son refinadas y utilizadas en la industria cosmética. Por ello las babosas son presas muy codiciadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada