Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

sábado, 30 de junio de 2012

Bollux


BOLLUX

Cuando era un joven contrabandista, Han Solo trataba de deshacerse del exceso de equipaje en sus frecuentes viajes.
A menudo pensaba que los droides eran molestias innecesarias y prefería hacer las cosas el mismo. Quienes contribuyeron a cambiar su forma de pensar fueron un par de extraños mecánicos que probaron ser de gran valor.
Bollux empezó siendo un BLX-5, un simple droide obrero en los astilleros de Fondor con el intelecto y personalidad justa para cumplir su trabajo. Como otros droides obreros, tenía unos pesados servomotores y un sistema de suspensión de alta gravedad para transportar carga y otras tareas duras. Un día le ordenaron que fuese a inspeccionar los mynocks de un módulo de combustible.

Sin embargo las órdenes no especificaban la hora de regreso, por ello BLX permaneció observando a los mynocks hasta el momento en que considero que tenía suficiente información. En las tres semanas intermedias los droides supervisores asumieron que había caído presa de los mynocks y asignaron su trabajo  a un nuevo droide obrero. Debido a las dimensiones de las instalaciones de Fondor, tardaron casi un año en darse cuenta de que a dos droides se les había encomendado la misma tarea. Como a Bollux no se le había borrado la memoria en todo ese tiempo desarrolló una personalidad. El personal le cogió cariño al droide ascendiéndolo a supervisor y haciéndole modificaciones estructurales y otras mejoras. A pesar de su popularidad finalmente fue reemplazado por un droide muevo y más barato, y vendido como excedente.
Viajó por toda la galaxia trabajando en diferentes tareas. Construyó cúpulas de supervivencia y campos para una inspección planetaria Equipo Alfa, trabajó en una cuadrilla de construcción para sistemas de control meteorológico, fue el peón del zoológico ambulante de Gan Jan Rue. Incluso se unió a una unidad del ejército de la República Galáctica para construir fortificaciones, seguido por una tarea de técnico supervisor para una colonia minera de las Fundiciones Trigdale. Con cada trabajo buscaba mejorarse ofreciéndose voluntario para nuevas modificaciones. Todos los trabajos terminaban de la misma forma: era reemplazado por un modelo más moderno y vendido. En algún momento de esta existencia nómada, utilizó el alias de Zollux por razones inexplicables.

Bollux finalmente cayó en manos de un grupo de malhechores que lo ganaron en un juego de dados. Estos delincuentes se lo vendieron al técnico forajido Klaus “Doc” Vandangante para una mejora de un motivador de hiperpropulsión. Doc y su hija Jessa trataron a Bollux como una parte de la familia. Jessa utilizó a Bollux como conejillo de indias de sus habilidades mecánicas haciéndole más y más mejoras. Le movió algunos componentes internos creando una cavidad en su pecho para albergar al droide hacker Max Azul. Ambos droides se harían buenos amigos y Bollux desarrolló unos sentimientos casi paternales hacia el pequeño droide. Para liberar a Doc y otros prisioneros de la Autoridad del Sector Corporativo (CSA), Jessa le prestó a Han Solo a Bollux y Max Azul.

Bollux coló a Max Azul en Orron III junto con Han Solo y sus aliados para encontrar la localización de los prisioneros. Bollux los ayudó en su huída de Orron III y más tarde se las apañó para vencer al droide gladiador del Viceprex Mirkovig Hirken de la CSA, el verdugo Mark X en El confín de las estrellas metiéndose debajo de sus bandas de rodamiento y rajándole los cables. Mientras Solo y los otros intentaban escapar de los guardaespaldas de Hirken, Uul-Rha-Shan disparó a Solo que trataba de salvar a Bollux. Bollux se lanzó sobre Solo para protegerlo. Sin embargo perdió su cabeza y sólo se salvó la personalidad de Bollux que Max Azul guardaba en su memoria. Tras liberar a los prisioneros y huir de El confín de las estrellas los técnicos forajidos proporcionaron a Bollux un nuevo cuerpo mejorado y liberaron a ambos droides.
Escogieron seguir con Han Solo y Chewbacca en el Halcón Milenario durante algún tiempo para ver la galaxia, pagando su billete con su trabajo. Ayudaron a los dos contrabandistas en varias aventuras incluyendo la destrucción de una red de traficantes de esclavos en el Sector Corporativo y la búsqueda del tesoro perdido de Xim el Déspota en la Hegemonía Tion, haciendo que los robots de guerra  de Xim se destruyesen todos al mismo tiempo al ordenarles que se situasen todos encima de un puente, lo que provocó el derrumbe del mismo. Tras una búsqueda en la que se vieron envueltos en Dellalt, Bollux y Max Azul dejaron a Han Solo. El historiador Skynx contrató a Bollux y a Max Azul para que le ayudasen a catalogar en Dellalt el tesoro de Xim (en su mayoría artesanía) para que Skynx profundizase en las conquistas y aventuras de Xim
Bollux es un extraño ejemplo de droide libre, que no tiene amo. Lo que el destino deparó estos droides por ahora no ha sido documentado, aunque durante algún tiempo siguieron enviando holotarjetas a Han Solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario