Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 6 de julio de 2011

2-1B
2-1B o Dos-UnoBé es un droide médico y cirujano que estaba destinado al grupo principal de soldados de la Alianza Rebelde en la Base Eco de Hoth.
Este humanoide mecánico ayudó a Luke Skywalker dos veces durante los sucesos que siguieron a la Batalla de Hoth. Reanimó a Luke que se encontraba en estado de shock comatoso después de que el joven comandante estuviese expuesto a las inclemencias del clima de Hoth y de nuevo tras la confrontación de Luke con Vader en la Ciudad de las Nubes en Bespin, 2-1B implantó a Luke una mano cibernética y estuvo asistido por un droide FX-7.
2-1B es un droide humanoide con una cabeza en forma de calavera, un tronco transparente y numerosos apéndices quirúrgicos.
UNIVERSO EXPANDIDO
El 2-1B es uno de los droides más inteligentes jamás construido y por una buena razón. Su trabajo es literalmente cuestión de vida o muerte.

Al contrario que otros droides médicos como el FX de MedTech o el MD de Automatón Industrial, el 2-1B fue diseñado desde el principio como un cirujano especializado. En el entorno de un centro médico, otros droides pueden cumplir funciones de enfermeros o médicos de familia, pero el 2-1B es el jefe de la cirugía.

Una innovación bienvenida del 2-1B es la flexibilidad de la matriz de circuito de comportamiento. Esto fue una especie de ruptura frente a la mayoría de los droides que son literalmente desesperantes con sus pensamientos. Sin esa flexibilidad, el 2-1B sería incapaz de tratar con complicaciones durante la cirugía.

La puntera inteligencia artificial mostrada en el 2-1B nació de la asociación del megaconglomerado Automatón Industrial y el pequeño constructor de sensores médicos llamado Geentech. El acceso a los recursos casi sin límites de Automatón, convirtió las investigaciones de Geentech en realidad. Desafortunadamente, la compañía fue echada del negocio por Genetech, por un litigio por infracción de derechos, al tener ambas compañías nombres similares.

Así, el 2-1B es un producto propio de Automatón Industrial y se ha convertido en una unidad quirúrgica destacada en los hospitales de campaña y los elitistas centros de reconstrucción de Coruscant. Un equipo de expertos quirúrgicos de Rhinnal programa las bases de datos de diagnóstico del droide, así éste puede igualar las habilidades de cualquier cirujano orgánico. Aunque muchos ciudadanos rechazan ser operados por droides, la eficiencia del 2-1B está cambiando poco a poco la opinión pública.

La verdad sea dicha, el 2-1B es una unidad bastante fea. Afortunadamente, la mayor parte de la gente se encuentra con él cuando está fuertemente sedada. Su cuerpo es de un gris bronce de cañón mate y muchas de sus partes internas pueden verse a través de la cubierta traslúcida de su torso. El codificador de voz está sujeto a un altavoz y sus brazos manipuladores rematan en unas garras engañosamente torpes, ya que éstas son mucho más precisas de lo que parecen y pueden ser reemplazadas por toda una colección de herramientas quirúrgicas.

El anillo que hay en el pecho del 2-1B es un puerto de acceso diseñado para conectarse a un ordenador médico principal. Esta característica es una mejora de la primera remesa de los 2-1B, en la que Automatón Industrial advertía a sus compradores que tuviesen las unidades atornilladas permanentemente a los suelos de las salas de operaciones. Todas las unidades modernas 2-1B tienen patas, al igual que una extensa biblioteca de datos que hace innecesario el acceso al ordenador central.

Un efecto secundario de la inteligencia del 2-1B es su habilidad para convertirse en un arrogante auto-suficiente. Muchos 2-1B razonan que si ellos son los mejores en lo que hacen, esto implica que tienen que ser felicitados por tal logro. Aunque esta opinión es compartida por muchos de los droides de más alto rendimiento, la 2-1B es una de las pocas unidades que en realidad puede decirlo de viva voz.

Yhori.

No hay comentarios:

Publicar un comentario