Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

jueves, 1 de noviembre de 2012

JN-66



JN-66

Los investigadores Jedi confían en su intuición y conexión con la Fuerza para resolver la mayoría de los misterios, pero en los últimos tiempos de la República esto se hacía alarmantemente difícil ya que el lado oscuro había empezado a nublar sus percepciones. Al aumentar recurrieron a los recursos tecnológicos disponibles en el Templo Jedi.

El JN-66 es un tipo de droide que se utilizaba en el Templo Jedi de Coruscant. El droide plateado tiene un conjunto de cuatro fotorreceptores y flota gracias a un dispositivo repulsor.
Mientras investigaba el dardo tóxico que mató a la caza recompensas Zam Wesell, Obi-Wan Kenobi acudió a los droides de análisis del Templo Jedi. SP-4 y JN-66 no pudieron obtener ningún resultado y la intuición de Obi-Wan también fallaba. Finalmente acudió al restaurador besalisko Dexter Jettster, que identificó el arma como un sable dardo de Kamino.


UNIVERSO EXPANDIDO

Cybot Galáctica diseñó a JN-66 como el más alto de su gama de droides ayudantes. Estos mecánicos poseen muchas de las utilidades de las menos sofisticadas PK y están equipados de serie con puertos lógicos vacíos y alojamientos para sensores que permiten que sean modificados y personalizados fácilmente.

Mucha de su mecánica ha servido para la serie de droides médicos IM-6 de Cybot Galáctica.
Las unidades que había en el Templo Jedi tenían cerebros avanzados y sensores que multiplicaban considerablemente su precio base. La colección de cuatro fotorreceptores les permitía obtener una resolución de imagen muy elevada. Su brillante superficie está llena de ranuras que permiten la mayor penetración de los frecuentes baños de radiación esterilizadora. El par de retropropulsores garantiza que no toque las superficies contaminadas.
El modelo JN-66 también era muy popular entre los científicos y las unidades forenses de la policía. Trabajaban mejor en equipo con los SP-4 siendo los JN-66 los que llevaban a cabo la investigación y los SP-4 los que extraían conclusiones a partir de los resultados.
La JN-66 es una unidad popular diseñada sólo para devorar datos. Lo utilizan sólo los orgánicos que tienen poca paciencia para el trabajo rutinario. Los cuatro fotorreceptores le permiten aumentar los detalles a nivel microscópico a lo largo de todo el espectro de longitud de onda, tanto visible como invisible.
La mayor parte de las piezas del JN-66 están diseñadas para usar en las condiciones estériles del laboratorio. Su brazo izquierdo remata en un micro generador de campo que le permite coger los objetos sin tocarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario