Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

jueves, 23 de agosto de 2012

Gamorreano


LOS GAMORREANOS

Los porcinos gamorreanos suelen ser pesados y robustos, miden de 1,7 metros de alto y pesan más de 100 kg. La mayoría tiene piel verde. Por debajo de sus hocicos de cerdo, tienen unos protuberantes colmillos sobresaliendo de sus carrillos. Estos complementan los cuernos pequeños y amarillos que les crecen en lo alto de su cabeza.    
Jabba el Hutt era conocido por emplear a poco inteligentes gamorreanos como agentes seguridad y guardaespaldas. 

UNIVERSO EXPANDIDO

Nativos del planeta Gamorr, los gamorreanos son una especie racional de brutos cerdos humanoides que conservan un nivel tecnológico feudal, y toleran una alta tasa de violencia en sus actividades cotidianas. Las agencias de viajes estelares sólo incluyen una línea sobre Gamorr en sus folletos: NO VISITE GAMORR.
La historia gamorreana está repleta de mortandad y constantes guerras. Las hembras gamorreanas (cerdas) son los miembros productivos de su sociedad. Son las propietarias de los terrenos, tejen, cazan, cocinan, pescan, hacen armas, llevan los negocios y fabrican mercancías. Los machos (verracos) pasan la mayor parte de su tiempo entrenándose para la guerra. Desde su más tierna infancia se les enseña el arte de la guerra y armamento y cuando llegan a la adolescencia entran inmediatamente en combate.   
Los gamorreanos se organizan en clanes, y estos clanes son la base de sus guerras. Cada clan está gobernado por un jefe o caudillo, y un “consejo de matronas” formado por hembras. Todas las hembras del clan están emparentadas y pueden seguir su ascendencia hasta una matriarca común. Las hembras del consejo toman las decisiones de cuando y contra quien luchar. Las gamorreanas consideran a los machos gamorreanos, y a los machos en general,  de inteligencia inferior y que no se les puede confiar ningún tipo de decisión. Un clan gamorreano suele estar formado por 20 puercas y 50 verracos, pero este número puede variar ostensiblemente.
Los machos se dividen en cuatro clases. El primero, el señor de la guerra: es el verraco más poderoso del clan, está casado con una matrona del consejo. Ejerce como general en todos los asuntos relativos a la guerra. Los verracos del clan: son los verracos casados, respetados según el origen de su esposa. Los verracos de la corte o colmilludos: son los verracos solteros que son contratados por el clan. Finalmente los veteranos: normalmente inactivos debido a algún tipo de herida importante. Normalmente actúan como consejeros de los señores de la guerra.

Aunque conocen los blasters y las armas tecnológicas modernas, los gamorreanos prefirieren cortar y acuchillar con hachas, espadas y mazas. Sólo utilizan blasters y armas parecidas cuando se encuentran fuera de su planeta. El arma tradicional gamorreana es el arg’garok, un hacha de guerra que es especialmente valiosa. Está diseñada para seres poderosos, de una fuerza extraordinaria y un centro de gravedad bajo. Los no gamorreanos la manejan con gran dificultad.

Pese a que muchos gamorreanos entienden lenguajes alienígenas, sus cuerdas vocales sólo les permiten hablar en su lengua materna de gruñidos, oinks y chillidos, un lenguaje complejo que se adapta a su gusto por la guerra.
El año gamorreano se rige por los ciclos estacionales. La primavera es la estación de la siembra para las cerdas, y tiempo de entrenamiento para los verracos. Las ferias locales sirven como punto de encuentro a las cerdas para comerciar y a los verracos para competir en combates semi-oficiales. El verano es para la guerra. Mientras los verracos entran en combate, las cerdas permanecen a salvo en sus fortalezas. En otoño, los clanes han perdido la mayor parte de su fuerza. Las cerdas recogen las cosechas y atienden a los heridos. El duro invierno puede provocar que un clan que sufre, llegue al borde de la hambruna, empujándoles a saquear otros clanes. Los clanes victoriosos disfrutan de un periodo de paz, y los belicosos verracos se vuelven más dóciles, algunos se atreverían a decir románticos, durante el invierno.
La dieta gamorreana consiste principalmente en setas, de las cuales hay una enorme variedad de especies en su planeta natal. Los snoruuk, una especie de champiñones móviles, componen la dieta común de los gamorreanos.
Gamorr es también el hogar de una especie de chupa-sangre llamados morrts. Los gamorreanos tienen un gran cariño a estas criaturas, a las que encuentran cucas y mimosas. El número de morrts que alimenta un gamorreano es un símbolo de su estatus entre los machos. Los señores de la guerra y los líderes del clan pueden alimentar hasta más de 20 morrts a la vez. Gamorr es también el hogar de una especie de traviesos mamíferos llamados quizzers, a los que los gamorreanos odian a muerte. Todos los intentos por exterminar esta traviesa plaga han sido en vano.
Muchos de los gamorreanos que están fuera de su planeta son empleados como mercenarios y guardias de seguridad. Los gamorreanos trabajarán para cualquiera que les pague bien, pero según una tradición, no trabajarán para nadie que no les pueda vencer en un combate y el contrato deberá ser firmado con sangre. Una vez que se han cumplido las condiciones, los gamorreanos servirán a sus jefes con una lealtad inquebrantable, aunque se retirarán ante los enemigos que demuestran ser más poderosos que ellos.

Mostrar miedo o huir es un acto de autoconservación que no es considerado como una cobardía ante un indómito enemigo, consideran tales reacciones como naturales. La verdadera cobardía para ellos es esquivar una lucha contra un igual o un subordinado. Los gamorreanos matarán a cualquier guerrero que muestre tal debilidad.
Una gran población de gamorreanos emigrantes se puede encontrar en el sector Elrood, especialmente en el planeta Lanthrym. En esta zona del espacio, el peyorativo término de "gruñón" se aplica con frecuencia a los gamorreanos, aunque rara vez en su presencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario