Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

sábado, 28 de julio de 2012

AT-TE


AT-TE


El amenazador vehículo blindado de asalto, el vehículo táctico todo terreno (AT-TE), hizo su explosivo debut, en los campos de batalla de Geonosis, al inicio de las Guerras Clon. Naves de la República especializadas en el despliegue de naves, transportaban los pesados caminantes hasta el mismo centro de la batalla dejándolos allí para que avanzasen inexorablemente hacia las fortificaciones enemigas.
El caminante tenía seis patas articuladas para su propulsión. Las patas eran cortas lo que reduce la velocidad máxima del caminante, pero aumenta su estabilidad.
El cuerpo del caminante está formado por dos mitades blindadas conectadas por un manguito flexible, lo cual aumenta su movilidad en el campo de batalla. 
La parte frontal del AT-TE está guarnecida por cuatro esferas-torreta de cañones láser, mientras que un único cañón de proyectiles pesados está montado en una torreta de la zona dorsal del vehículo. Su línea de fuego trasera está formada por dos cañones láser montados en torretas. Aunque el blindaje del caminante puede rechazar con facilidad el fuego de pequeñas armas, los cohetes anti-tanque pueden atravesar el blindaje el AT-TE y destruir sus complejos mecanismos de propulsión.
El AT-TE sirvió de apoyo al ejército clon de la República: arrasaba todo lo que se cruzaba en su camino y reforzaba el controlo táctico. El paso firme del caminante por entre el estruendo de la batalla le permitía salvar grietas y superar pendientes accidentadas que de otra manera hubiesen sido infranqueables. Su enorme lanza-misiles rotatorio bombardeaba tanto puntos fijos como naves de movimiento lento mientras que las seis torretas de cañones láser giraban rápidamente para acabar con los objetivos más veloces. En el caso de sufrir un ataque de cerca por la infantería enemiga, un AT-TE podía desembarcar dos pelotones de soldados para que entrasen en la refriega y dominasen el entorno de inmediato.

UNIVERSO EXPANDIDO


El diseño base del AT-TE fue originalmente concebido para ayudar a las compañías mineras a mantener el orden en los planetas grandes, pero el diseño rápidamente se adaptó para aplicaciones de combate.

Las seis patas del AT-TE hacen que el vehículo se desplace a una velocidad de algo más de 60 kilómetros por hora. En su interior puede llevar 20 soldados listos para desembarcar y entrar en combate cuando les sea ordenado. El caminante con su paso lento puede atravesar los escudos de energía, los cuales son efectivos para desviar los sistemas aerodeslizadores de alta velocidad que vuelan o permanecen inmóviles. El blindaje del AT-TE tiene como complemento un escudo electromagnético que protege a la nave de los cañones de iones.
El AT-TE es un vehículo de asalto táctico multiusos. Sus perfiles de misión abarcan desde un transporte normal hasta ataques completos a instalaciones enemigas. El AT-TE también es ideal para papeles en situaciones de apoyo, proporcionando fuego de cobertura a las tropas de tierra mientras protegen a vehículos más grandes y más lentos.
Pocos vehículos terrestres han alcanzado alguna vez el poder de fuego del AT-TE. El arma de asalto primaria de la nave es un gran cañón de proyectiles pesados diseñado para adaptarse a una amplia gama de artillería incluyendo explosivos para destruir bunker, proyectiles buscadores de calor y cargas sónicas. El tremendo alcance del cañón le permite destruir edificios, artillería o formaciones de tropas antes de que el enemigo pueda reaccionar.
El cañón central está flanqueado por su cañones láser antipersona, todos montados en torres giratorias. Los cuatro cañones láser montados en la parte delantera, limpian zonas de despliegue antes de que los soldados salgan, mientras dos cañones traseros protegen al AT-TE de emboscadas. Cuando el AT-TE cae bajo el ataque de unidades más pequeñas, los soldados clon son los responsables de defender los flancos del vehículo.
Los compartimentos de las tropas, localizados en la parte delantera y trasera del vehículo, pueden albergar cada uno de ellos diez soldados clon armados que pueden ser llevados a cualquier tipo de terreno próximo. Las seis patas del AT-TE le permiten subir pendientes y pasar por encima de los obstáculos mientras que el bajo centro de gravedad del vehículo le proporcionan una gran estabilidad. Su vulnerabilidad a las minas y sus cortas patas, limitan el campo de visión del artillero; Astilleros de Impulsores de Kuat eliminaría estos fallos de diseño en el mucho más alto AT-AT.


Debido a su tamaño y complejidad, el AT-TE precisa de una gran tripulación formada por un piloto, un observador y cuatro miembros de apoyo para manejar los cañones láser y servir como técnicos. Un séptimo miembro de la tripulación controla el cañón de proyectiles desde una silla exterior. Muchos AT-TE también llevan un droide médico de guerra IM-6 a bordo.
El AT-TE puede transportarse a través del espacio a bordo de varios transportes  grandes,  pero  necesitan  barcazas
especializadas o naves de ataque para llegar hasta la superficie de un planeta. Durante las Guerras Clon, los caminantes AT-TE eran transportados hasta la atmósfera y a través de los capos de batalla en cañoneras de carga LAAT/c, versiones modificadas de la cañonera estándar de la República.
Después de las Guerras Clon, Palpatine decomisó muchos AT-TE a favor de vehículos terrestres más modernos y destructivos. Estos AT-TE no fueron destruidos finalmente se vieron en acción en planetas remotos del Borde Exterior durante la Guerra Civil Galáctica. Debido a que cada AT-TE precisaba de una cañonera de carga para el transporte planetario, muchos de los vehículos finalmente fueron abandonados.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario